jueves, 23 de abril de 2009

Justicia

Estamos hechos mierda. No es ninguna novedad, pero al mismo tiempo es lamentable que no tomemos conciencia. O tal vez si la hayamos tomado y nos importe poco y nada, como todo en la vida. Y es que nos han quitado hasta las ganas de soñar. Son pocos los que pueden planear comprarse una casa, un cero kilómetro, conocer otro país que no sea Paraguay para contrabandear notebooks, ayudar a sus hijos a que crezcan, pagar alguna carrera que no se brinde en las Universidades públicas del interior o, lo más grave, poder tener un sistema de salud como la gente.

Sólo durante su gestión, Cristina inauguró un cable de alta tensión, la línea de producción de Hush Puppies, de Peugeot, de Ford, -todas empresas privadas- la nivelación de los terrenos para la construcción de un hospital que ya fue licitado 5 veces en 7 años, la construcción de una planta depuradora que nunca arrancó. Anunció el plan canje de automóviles que nunca nadie vió, otro plan de canje de heladeras, calefones, cocinas y bicicletas. Quiso hacer la misma jugada de su marido con el FMI y dijo que le iba a pagar al Club de París la totalidad de la deuda, y nunca se movió ni medio centavo del Banco Central.


Eran tantos, quedan tan pocos.


Nos han dejado sin nada, y lo peor de todo, es que hace tiempo estoy percibiendo en la calle que nos han quitado la esperanza. Ya nada nos asusta, nada nos sorprende. Todo pasa y lo que hoy nos parece escandaloso, mañana será una anécdota frente al chanchuyo del día. Se han morfado hasta la plata de las futuras jubilaciones, para comprar voluntades a fuerza de obras públicas que nunca empezaron ni empezarán.

La sobrefacturación de la empresa Skanska, las dádivas del gobierno Venezolano para la campaña electoral de Cristina a través de Antonini Wilson, el aporte del narcotráfico a la misma campaña, el vaciamiento del Hospital Frances, la bolsa de dólares en el baño de la Ministro de Economía, una consultora económica a nombre del matrimonio presidencial, los millones de dólares girados a la Asociación Madres de Plaza de Mayo sin rendición de cuentas, los 300 pesos pagados por cabeza a cada "militante" en los actos caprichosos en medio del quilombo con el campo el año pasado, la muerte de gente en los actos por culpa de la organización, la quema de una Comisaría por parte de un Subsecretario de la Nación, la invasión de propiedad por parte del mismo funcionario en reiteradas oportunidades, el mismo personaje entrando a las piñas a tomar una Plaza, mientras el Secretario de Comercio hace lo mismo pero acompañado de matones.



Felisa Micelli, esto fue Ministro de Economía.


Los 400 millones de dólares girados por Cavallo -el mismo al que Kirchner defenestró en su discursete del día martes- a la Provincia de Santa Cruz que todavía no han vuelto al país, una Senadora que Preside la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado de la Nación sin haber presentado nunca el título de abogada, la venta como chatarra de fusiles del Ejército Nacional a un país extranjero, la destitución del Juez que investigaba el caso el mismo día que cita a declarar a la Ministro involucrada, la renovación de los contratos petroleros menemistas hasta el año 2040, la imposibilidad de poder justificar ni un centavo del millonario incremento patrimonial de ninguno de los funcionarios de este gobierno, la sobrefacturación de 350 millones de pesos en la construcción de un tendido eléctrico entre Pico Truncado y Puerto Madryn.



Si amplían la foto, confirmarán que efectivamente no tiene cejas, y que la fuerza de gravedad hace estragos.


Cualquier punto que enumeré arriba es causal de prisión. Y no hablo de otros países, hablo de éste, la Argentina. Evidentemente, la sensación de inseguridad es un hecho y el 90% de los delitos tipificados por el Código Penal son violentados por el mismísimo Gobierno, en sus tres poderes. Porque el Poder Judicial pajero con el que contamos, es un nido de ratones incapaces de ganarse el plato de comida en la calle.

Pero tenemos la Justicia que nos merecemos, con Jueces que tendrían que haber sido destituídos por sus fallos -siempre vale recordar a Zaffaroni y la libertad concedida a un encargado de edificio acusado de obligar a una nena de 9 años a practicarle sexo oral, argumentando que no la niña no sabía lo que estaba haciendo ya que la luz estaba apagada- y en cambio son premiados con la máxima magistratura de la Corte Suprema.


Sin comentarios.


Estamos en la nada, a la deriva y en manos de nuestra propia suerte, de la que dependerá que lleguemos a fin de mes, que no nos echen del laburo, que no nos contagiemos de fiebre amarilla, chagas o dengue, que nos nos vuele la tapa de los sesos un fumapaco con bajón, que no nos garche un violador serial o nos acribille un pendejo de 14 años que saldrá en libertad al día siguiente por decisión de un Juez.

Con estos antecedentes, no podemos esperar que la Justicia Electoral funcione como corresponde, permitiendo que un sorete como Scioli sea Gobernador de una Provincia de la que sólo conocía el Sheraton de Mar del Plata, que una mina que vota en Santa Cruz renueve su mandato como Senadora pero por la Provincia de Buenos Aires. No podemos esperar mucho si ese Juzgado es el Federal n°1 a cargo de la misma mina desde hace 26 años, cuyo marido fue militar en actividad durante el último gobierno de facto y que, supongamos que por casualidad, estaba de turno justo el 20 y 21 de diciembre de 2001.

Hacer mierda un país no puede resultar tan sencillo. Hundir los sueños de tanta gente llegando al extremo de que las nuevas generaciones ya ni sueñen con un futuro mejor, o al menos un futuro, no puede resultar tan barato.


Desgraciada la Generación cuyos Jueces merecen ser Juzgados




(1) La misma Jueza en el año 1992 cometió un acto que con aglo de sentido común, sería una aberración a la libertad de expresión que tendría que defender. Una parte del programa de Tato Bores que sería emitido el 17 de mayo de 1992 no fue publicada por censura previa. La jueza había presentado una demanda contra la emisión en la que el arqueólogo Helmut Strasse (otro personaje de Borezstein) se preguntaba en el año 2492 sobre los rastros de Argentina, un país desaparecido 500 años antes. Mientras se mostraba un escudo con la imagen de Servini de Cubría, el locutor Ernesto Fritz decía: “¿Mito, leyenda o realidad?”. Luego Strasse infirió el valor del dinero en Argentina: concluyó que 60 pesos habrían sido una fortuna, pues ésa había sido la sanción que la jueza había recibido de la Corte Suprema por mal desempeño en el caso Yomagate. No sólo la Justicia rechazó el pedido la funcionaria, sino que una multitud de estrellas del espectáculo argentino, se congregaron en el programa de Tato y cantaron “La jueza Barú Budú Budía es lo más grande que hay”, en uno de los episodios más conocidos de la televisión local. El Actor Cómico de la Nación, un personaje del que nadie puede decir que se vendió a uno u otro gobierno, no se quedó callado. La frase de más arriba, es de su autoría.


Solamente una persona como Tato Bores podía lograr reunir a Bernardo Neustadt, Mariano Grondona, Mario Pergolini, Enrique Pinti, Pappo, los Soda Stereo, Ricardo Darín, Hugo Arana, el flaco Spinetta, Magdalena Ruiz Guiñazú, Juana Molina, y todas las figuras de la cultura general de este país.

lunes, 20 de abril de 2009

Retomando

Estamos a casi 2 meses de las elecciones más ridículas desde que Laura Fidalgo perdió frente a Pampita en Bailando por un Sueño. No hay candidatos y pocos tienen la autoridad moral suficiente como para atacar las listas testimoniales del oficialismo, siendo que la mayoría está haciendo lo mismo.

Mauricio Macri, para minimizar la cuestión de Gabriela Michetti, refirió que a ella no la tienen de comodín, sino que no saben bien dónde meter una socialista en el armado del PRO y que, si vamos al caso, él es un Jefe de Gobierno testimonial al que conforman con unos soldaditos de plomo llamados Policías Metropolitanos y jugando al Gran Hermano con los ciudadanos, mientras Rodríguez Larreta y sus amigos se vacían el Gobierno.

Los radicales se pusieron de acuerdo con Elisa Carrió y cerraron para las elecciones. Todavía no tienen idea que harán con el armado de las listas, pero Carrrió ya vaticinó el fin del mundo conocido y el advenimiento de eras cósmicas plenas de deidades que arribarán a la tierra prometida. Gerardo Morales empezó a arrepentirse al instante. Por su parte, Adrián Pérez salió a pedir que tengan un poco de coherencia y que le avisen con anticipación. Con el acercamiento de Carrió a la Propuesta Peronista de hace un mes atrás, él todavía no había terminado de leer los libros de Perón.


Ya se sumó Cobos, ahora Lilita. En cualquier momento lo resucitan a Jarolavsky.



Internaron a la madre de Cristina mientras nuestra Presidenta continuaba la gira con el contingente del Club de Fans Obama en el Corazón, esta vez en Trinidad y Tobago. Néstor se acercó a la clínica dónde se encontraba y, mientras todos pensaban que fue sólamente como buen yerno, algunas fuentes dejaron trascender que concurrió al nosocomio en el marco de su idea "Alfónsín Ejemplo". El Plan es convencerlar de integrar alguna lista de diputados y, si se muere, martirizarla como heroína del movimiento.




Si pierden en Junio, se viene la Justicia Social por la fuerza.




En medio del quilombo de las candidaturas a legisladores, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires le pidió la renuncia a Santiago Montoya por negarse a integrar una lista de concejales en San Isidro. Sólamente un pelotudo podría dejar de estar en las primeras planas de todos los medios por tener a todos los contribuyentes con el culo entre las manos para pasar a decidir si hay que repavimentar la Avenida del Libertador. Scioli estaría pensando en Karina Rabolini para reemplazarlo. Si pudo quedarse con un palito verde del Banco Provincia sin que nadie se lo reclame, es ideal. Montoya había arrancado igual, refirieron fuentes de la Gobernación Provincial.



Luego de un Master en evasión de impuestos de grandes empresarios y de un postgrado en recaudación para el Estado, llegó el momento de robar en serio.



Los tres mosqueteros Macri, De Narváez y Solá ya están haciendo lo imposible para atraer al paladín de la recaudación hacia sus filas. Aún no saben para qué, ya que todavía no saben dónde meter a la hija de Rucci, pero quieren tenerlo ellos antes que se lo lleve el kirchnerismo. Las explicaciones del por qué un tipo que tiene una imágen más negativa que Luis D´Elía en la Recoleta de golpe es el candidato más deseado, quedarán para estudios sociológicos del próximo milenio.





Macri, De Narvaez y Solá. Es lindo conocer otros Clubs de Campo.



Desde aquí nuestro saludo afectuoso al tipo que hizo la mayor reforma en el sistema recaudador de la historia de la Provincia. Los ricos y los pobres zafaban y la clase media tenía que cubrir a todos los demás. Los empleados se disfrazaban de Papá Noel para fin de año, no te podías comprar un televisor que te lo confiscaban por deber el impuesto inmobiliario de mayo de 2006 y si heredabas una casa de 30 mil dólares, tenías que venderla o esperar que te la rematen por el monto impagable del impuesto.


A todo esto, ya se encuentran disponibles los padrones electorales provisorios para las próximas elecciones. De nuevo me empadronaron mal. Hace años que vengo haciendo el reclamo y nunca me dan pelota. Saber que un empleado de la Secretaría Electoral tiene trabajo serio una vez cada dos años y que el salario mínimo es de 3 mil pesos que les pagamos todos con nuestros impuestos, no ayuda a que me tranquilice. Pero es parte del circo electoral. Es una tentación no ir a votar y dejar mi DNI disponible.



En la Secretaría Electoral están demasiado atareados pensando en el almuerzo y el próximo fin de semana como para poder actualizar un domicilio.



Con todo, todavía hay cosas para disfrutar de la vida. Después que Lula tuviera una reunión personal con Obama y hasta Evo Morales recibiera una llamada personal del Presidente Norteamericano, Cristina logró estar en una reunión con el morocho. Tuvo que meterse entre los mandatarios de Paraguay, Trinidad y Tobago, Uruguay, Chile, Ecuador, Venezuela, Colombia y Perú entre otros. Para quedar bien pidió terminar con el bloqueo económico anacrónico a Cuba y, antes que el langa del Colegio se enoje, dijo que no era un palo hacia Obama y que espera que la invite al baile de fin de año.



Cristina finalmente consiguió su foto con Obama. Lástima que se la cagó Zanini. Los Cirujanos Plásticos en Buenos Aires están esperándola con el quirofano listo para poder desarmarle la sonrisa.


Si algo faltaba para confirmar que el cerebro es un músculo y que su no utilización puede llegar a atrofiarlo, la Ministro Graciela Ocaña dijo que la epidemia de Dengue es producto del Calentamiento Global. Pensemos que no le da, porque si aceptamos que es una mujer que está por encima de la línea de la disminución mental, tendríamos que dejarla en paños menores en Charata una noche de calor.



Nuevo Plan de Combate contra el Dengue. Si así y todo el dengue no afloja, Cristina tiene listo el decreto para prohibirlo.


Y mientras piensan en rajar a la Ministro de Salud, el que se caga de risa en todo es Capitanich. El Gobernador de la provincia que tiene casi 10 mil casos de Dengue gastó 200 mil dólares en la fiesta de quince de su hija y la pasó en Baires. Los intelectuales, mientras tanto, encontraron la forma de mostrarnos el lado bueno. Estamos cada vez más cerca del primer mundo. Tenemos Dengue, el 50% de la población bajo la línea de pobreza, el 20% en estado de indigencia, Gobernantes cada vez más majestuosos, y una corrupción que no da ni para sacar cuentas. Nos merecemos ocupar el lugar de Marruecos y estar frente a Europa.


Alineación al centro

Lunes. Todos hablaremos del Superclásico y acá está todo bien.

martes, 7 de abril de 2009

Un Instante Antes

Antes que nada. Entre el desastre de las conexiones a internet, más la ausencia de gente en Semana Santa, yo también me las pico. No se a dónde. Lo más probable es que me vaya a alguna terminal y me saque un pasaje a la nada. Momento de introspección, meditación y decisión. Esperemos que sea para bien.



Ahora sí.


Nuestros compatriotas que se encuentran en las altas esferas, realmente no tienen problemas para conseguir algún curro que permita seguir remándola. Mientras la mayoría de los argentinos se sienten presionados por haber perdido el empleo, por el temor de perderlo o, directamente, por tenerlo y que no alcance ni para los puchos -¡cinco mangos un atado!- los que ocupan cargos públicos se acomodan sin tapujos en ningún lado, pueden hablar sin que nadie les reclame y se mueven por la vida con la mayor de las impunidades: la indiferencia de una sociedad adormecida.

El Defensor del Pueblo de la Nación, luego de andar martirizándose con los desplantes del Gobierno Nacional ante sus presentaciones a destiempo y absolutamente demagógicas, decidió incorporarse al cuadro que mejor le sienta. Se sumó al grupo de Schiaretti, Gobernador de Córdoba, para ir como candidato a Senador Nacional por esa Provincia.

Me encanta que los diarios lo presenten a Schiaretti como un distanciado del Kirchnerismo, cuando aplaude como foca dopada todas las gansadas vociferadas por el mazapan añejo que tenemos por mandataria en la Quinta de Olivos.

Julio César Cleto Cobos -me imagino que tuvo que hacer terapia para superar el desprecio de sus padres ante tamaño nombre- fue perdonado por el radicalismo ante la supuesta última voluntad de Raúl Alfonsín. Según Gerardo Morales, el hombre se estaba muriendo y en vez de despedirse de su familia, pidió por Cobos. Atendiendo al espíritu conciliador del ex Presidente, descartamos la frase Los Muertos No Declaran.



Apelar a la supuesta masonería de Cobos para justificar su obediencia en el voto no positivo, es poner al Frente para la Victoria y sus bajadas de línea en la categoría de Logia Secreta.


Don Eugenio Zaffaroni, Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, sostiene que somos todos unos pelotudos que nos dejamos llevar por el sistema norteamericano de medir la criminalidad callejera como principal factor de muerte. Como muestra de su clara incoherencia, quiso desmentir un informe periodístico en el que se plasmaba que la mayoría de los delitos eran cometidos por menores de edad. Para enfatizar sus dichos, dijo que en la Ciudad de Buenos Aires, sólo una porción mínima de homicidios eran cometidos por menores. La Argentina termina en la General Paz y el único delito es el homicidio. Es lo menos que podemos esperar de un tipo que cuando fue Camarista voto a favor de darle la libertad a un Encargado de Edificio por someter a una niña de 9 años a practicarle sexo oral, con el argumento que al haberse efectuado con la luz apagada, la niña no era conciente de su violación. De todos modos, verlo en tanga vacacionando en Punta del Este, siempre garpa.




Eugenio, Gran Valor de la Justicia Argentina.



Sin embargo, lo mejor del menú lo encontramos en el encuentro de Cristinita de América con los periodistas acreditados a la reunión del G-20 en Londres, donde se autofestejaba su respeto por la libertad de prensa al permitir que un periodista cambie las pilas del grabador. También les dijo a todos que Obama se moría de ganas por conocerla a ella. Que la conozca rápido, así no le pasa más de largo. Después la embarró hasta las pelotas al meterse en la situación interna del Reino Unido, diciendo que la gente protestando en los Bancos le recordaba a la Argentina de 2001. Algo se acuerda, no mucho. Por ese entonces estaba más prendida en la rosca para llevar al poder primero a Rodríguez Saa y luego a Duhalde.




Cuando llegan los lentos, las quinceañeras quieren que el winner las saque a bailar.



Pero no es la única que se acuerda de la Argentina de 2001. En cualquier momento vamos a estar todos nuevamente en la máquina del tiempo averiada que tenemos por realidad cotidiana y estaremos usando cuasimonedas, ya que las Provincias no tienen con qué hacerle frente a sus obligaciones. Linda paradoja, en un país en el que se evalúa poner el rostro de Jorge Luis Borges a un billete, volveremos en cualquier momento a sentir que jugamos al estanciero y nos pagan con papelitos de colores sin valor legal.





Martes. La realidad que nos afecta la hacemos entre todos.

domingo, 5 de abril de 2009

Panorama de Domingo

El adelantamiento de las Elecciones más el fallecimiento de Raúl Alfonsín, nos ha valido una convocatoria para la Selección Intergaláctica de los Países Bananeros -en Repúblicas Bananeras no entramos hace bastante, por una cuestión de definición.

El velorio de Alfonsín aún no ha finalizado. Cristina fue a saludar a los familiares y para despedirse les dijo que acaban de comprobar que ella no es mufa y en todo caso lo será el Cleto que fue el último en ir a ver al Padre de la Democracia. Los familiares del ex Presidente, en cambio, se sienten más que preocupados por el descanso del mismo, ya que se enteraron que Benedicto XVI pidió por él.

Sin embargo, desde el oficialismo se mostraron lo suficientemente contentos con el creciente resurgimiento del Radicalismo. Era hora que dejen de considerarnos a nosotros como el único partido que habla de cumplir la voluntad de un muerto. Yrigoyen y Alem les quedaba, de Balbín e Illia ya nadie se acordaba. Ahora lo tienen a Alfonsín, estamos en igualdad de condiciones, balbuceó Florencio Randazzo, mientras trataba de recuperarse de la resaca de un feriado en medio de la semana.



En el Gabinete Nacional ya andan con los ánimos caldedados por las Elecciones. Todos quieren remarla un par de años más. La calle está dura. Ezeiza ni les cuento.



Por su parte, consideran que también les vendrá al pelo para el día posterior a las elecciones, cualquiera sea el resultado. Si pierden, será por la desventaja de competir como un Frente nuevo minoritario y progresista contra un Partido conservador, popular y centanario. El logo del PJ por las dudas lo guardan. Si llegan a ganar, prenderán fuego un cajón con los colores del radicalismo y le cortarán las manos al cadaver de Alfonsín para devolver favores.

En cuanto a la Propuesta Peronista que encaran De Narváez junto a Mauricio Macri y Felipe Solá esta a pleno armando las listas. Por lo pronto ya descartaron a Gabriela Michetti para tener el eneorme priviliegio de conseguir la primera banca en el Senado y la mandaran como cabeza de lista de Diputados Nacionales. Miguel Del Sel ya confirmó que el PRO lo tentó para ir como Diputado por la Provincia de Santa Fe, aunque también le interesa la propuesta de Reutemann. Es que los dos representan tanto al menemismo, que me cuesta elegir entre uno y el otro, refirió el cómico santafecino.



Los Midachi ya fueron. Para reirnos de verdad, los tenemos a Pampuro, Pichetto y Rossi.


De todos modos, el PRO ya viene entrenándose en las reglas de ejercer el poder y están dilapidando el latiguillo popular que dice que el que tiene toda la plata, no va a robar. En el marco de un programa de educación, repartieron cajas de Legos en algunas escuelas, a $3.800 cada caja; cambiaron la licitación del proveedor de las planchetas con las que se hacen las licencias de conducir con una sobrefacturación de 150 mil pesos anuales; se quedan con el dinero de viáticos de los empleados; tienen al 50% de los mismos bajo la línea de la pobreza; los contratados que no van, superan incluso a la gestión de Aníbal Ibarra; los Hospitales tienen obras de refacción licitadas y aprobadas, pero nunca ejecutadas; las Guardias Médicas no cuentan con drogas elementales como el halopidol y Rodríguez Larreta se maneja directamente con los Subsecretarios y Directores pasando por encima a los Ministros.



Ya estamos en Semana Santa. Las empanadas de vigilia son para oligarcas. La Patria Católica ayunará de verdad.


Mientras algunos curas de las villas de la Ciudad sugieren que el Estado se encuentra ausente frente al creciente consumo de estupefacientes, nos encontramos con el gestor de la Propuesta Peronista, Cristian Ritondo, que está un poquito más que involucrado en los negocios ilegales en las villas del sur de la Ciudad. Sin ir más lejos, en el 2003 no tenía cómo conseguir que le dieran el pasaporte para poder viajar. Pero todo tiene su costado risueño. Juro que intenté buscar una analogía más graciosa, pero escuchar a Macri hablando de Perón es insuperable.



Para quienes dicen que vivir en la Argentina es triste.




En el Oficialismo se están sacando los ojos por rasquetear aunque sea un cargo de consejal en Olavarría, que permita zafar unos cuatro añitos más. Los hermanos de Daniel Scioli se dieron cuenta que no es lo mismo rascarse las pelotas en el Poder Ejecutivo Provincial a hacerlo en alguna legislatura y contar además con putas disfrazadas de asesoras. Hay que mirarle el lado bueno, la Provincia dejaría de pagarles el sueldo y toda la que roben a partir de junio, vendría de toda la Argentina y no solo de ellos.



Dejad que los pobres vengan a mí.


Sin embargo, nos queda el embole de tener que aguantar otra campaña electoral. Esta vez concentrada en pocas semanas. Pero hay que recomendarle al Gobierno que no rompa tanto las pelotas con el grupo Clarín. Querían tirarles la justicia encima. Ahora los están investigando por Lavado de Dinero. Hay que tener cuidado con lo que se desea. Lo bueno: Al menos no tendran tiempo de bombardearnos con palabras pelotudas e inócuas, ya que todavía no lograron ponerse de acuerdo. Lo malo: La oposición está más confundida que Luciana Salazar entre Franco Macri y Perez Companc.




Domingo de Ramos. Publiqué. Porque sí.

jueves, 2 de abril de 2009

Respetuosamente

Puede que la conmoción haya sido muy fuerte. Puede que los canales de televisión finalmente encontraron de qué hablar ante la carencia de voluntad al brindar noticias que valgan la pena. Pueden ser muchas cosas. La única conclusión sincera a la que llegué es que somos un país necrofílico. Tenemos una pasión absolutamente morbosa y erotómana con quienes se van. Desde el chico muerto en un ajuste de cuentas que deja de ser un chorro fumapaco para ser un pibe de oro al que todos querían, hasta la idolatría post mortem de quienes hace una década atrás puteábamos en 35 idiomas y 63 dialectos.




Falleció Raúl Alfonsín, Presidente de los Argentinos desde el 1983 hasta 1989, cuando lo llamó al Presidente electo Carlos Saúl Menem para pedirle de adelantar el traspaso de mando en un país incendiado, con saqueos, represión estatal y en medio de una debacle económica de puta madre. Hay cosas que no se entienden y a esta altura ya ni intento hacer el esfuerzo de comprenderlas. Todos se quieren prender del cadaver y quedar como los que respetaron al paladín de muchas cosas que en el ejercicio del poder no se le pudo comprobar.

Los medios dieron asco. Telefé y Perfil lo tratarón de Padre de la Democracia, como si el Proceso de Reorganización Nacional hubiera nacido después de la batalla de Caseros, como si la Guerra de Malvinas no hubiera existido, como si hubiera arengado a la gente a plantarse ante la represión militar y como, por sobre todas las cosas, todos los activistas demócratas de esos años lo hubieran tenido de profesor particular.

El Gobierno Nacional, fiel a su estilo de querer quedar bien con Dios y el Diablo y de paso cagarse en el protocolo, ordenó Duelo Nacional pero con todo el mundo trabajando. No está mal que se haga laburar a la gente igual, ya que fue el mejor modo de homenajear a quien comandó los destinos de este país cuando había que dejar cualquier gusto personal para romperse el orto con el sólo objeto de llegar a fin de mes. Pero Duelo Nacional implica precisamente eso, recogimiento. Una bandera a media hasta en Mesa de Entradas del Gobierno de la Ciudad con el gordo morfándose un sanguche de mila, es una falta de respeto.

Pero yendo directamente al terreno de la reacción de algunas personas, nos encontramos con dos factores. La falta de memoria y la increíble capacidad con la que contamos para idolatrar a quien teníamos en la hoguera.

El Plan Austral nos dejó a todos con el culo mirando al norte. En menos de 3 años teníamos billetes de 5 mil australes que alcanzaban sólo para un Suchard de Mousse. Las monedas terminaron siendo de plástico por valores de 1000 australes. Los estatales cobraban por planilla suplementaria todos los viernes una migaja que tenían que ir corriendo a cambiar por dólares y así y todo no alcanzaba para llegar al viernes siguiente. El Juicio a las Juntas se desvirtuó transformándose en un show mediático en el que teníamos que tolerar a pelotudos de la talla de Arslanián o escuchar a Ernesto Sábato hablarnos de derechos humanos, cuando almorzaba con Videla unos años antes. La Ley de Obediencia Debida y Punto Final es a la defensa de los DDHH lo que un bife con fritas a caballo es a la lucha contra el colesterol.




Y todavía tengo que escuchar a gente que se queda sin argumentos diciendo que Alfonsín será lo que será, pero en Buenos Aires siempre vivió en el mismo departamento. Como si no ser corrupto fuera sinónimo de capacidad. Obvio que es un buen comienzo, pero no me rompan las pelotas. Conozco sobrada cantidad de gente tan incapaz de quedarse con un caramelo que no le corresponde, como de hacerse cargo de una Presidencia. Corrupción no es solamente llevarse la guita que no corresponde. Corrupción es utilizar los recursos del Estado para fines partidarios, para operaciones de prensa, para perseguir opositores. Lamento comunicarles que no es propiedad privada del peronismo, mal que le pese a muchos.



Todavía me suenan los estallidos de La Tablada en la cabeza y mi imagen desesperada pidiéndole a gritos a un ser absolutamente querido que no vaya, que no haga caso a la orden. El hijo de puta de Nosiglia se encontraba en su casa, que seguramente estaba en orden.






Su salida del Gobierno medio año antes de terminar, no fue lo que más nos jodió. En todo caso hizo la gran Duhalde, entregar le mando antes que el barco se hunda del todo. Pero el Pacto de Olivos nos devolvió al mejor Alfonsín, negociando con Menem la política argentina como si fuera un álbum de figuritas. Mientras tanto su imagen pública no se movía del subsuelo. Hasta que tuvo aquel accidente de tránsito en el que no perdió la vida por muy poco. Fiel a nuestro estilo, se realizaron cadenas de oraciones, vigilias pidiendo por su pronta mejoría. Y como si estar cerca de la muerte fuera una cualidad y no un hecho, lo devolvimos a la vida política. La Alianza de la UCR con el FREPASO nos la debemos a nosotros mismos.




El desfile de políticos del día de ayer fue digno de una película de Almodóvar. Todas putas viejas tratando de rascar un poco de imagen positiva del fondo del tarro. Verlo a un Rodríguez Larreta intentando articular palabra -parece que la carencia de oratoria es un requisito excluyente en el PRO- para referirse a una persona importantísima para la democracia de todos es un poco fuerte. Más teniendo en cuenta el pedigree de los Rodríguez Larreta. Agustín Rossi, Pampuro, Néstor Kirchner, Alberto Fernández, Leopoldo Moreau, Fernando De La Rúa. No se sabía si era un velorio o un Cementerio Político Animado.



Pero lo que más me sorprende de todo este asunto es la obsesión onanista de una inmensa cantidad de cholulos que desfilaron para darle un beso a un cadaver y hasta sacarle fotos. ¿Cómo se puede ser tan pajero? ¿Acaso no iban a brindar sus respetos a un Jefe de Estado? ¿Dónde está el respeto, entonces?



Paradojas de la Argentina. Un tipo que reprimió a las manifestaciones obreras y que le dijo a un tipo que lo increpó por la situación económica "a vos no te va tan mal, gordito" descansará en el Panteón en homenaje a los Caídos en la Revolución de 1890.



Era un ser humano, con todos sus defectos. Su fallecimiento, no lo santifica. Tan solo es una parte más de la vida. A su familia, mis respetos. A su alma, espero que encuentre la Paz.





Jueves. Me volvió el interné, vieja!