viernes, 22 de enero de 2010

Oradora de Lujo

En el Poker uno tiene que contar con una gran parte de suerte, pero también con mucha astucia para poder salir airoso. Años de experiencia hacen de un buen jugador, un tipo que conoce tanto la mentira que puede reconocer cuando lo están engrupiendo o no. La forma de encarar el Gobierno se asemeja más a una ruleta, donde la destreza propia es prácticamente nula. Es a todo o nada, pero dónde la planificación estratégica puede servir tan solo para cuidar algo de lo que se puso en juego. Par e impar; primera, segunda y tercera columna, negro y colorado, etcétera.

El kirchnerismo se ha metido a jugar en las grandes ligas de la rosca política sin contar con la experiencia necesaria para querer jugar sucio. Eso permite que pase lo que pasó. Como a todo novato, les fue bien hasta dónde la suerte los acompañó. Son tan malos minitiendo que sólo así se explica que hayan confiado en tipos que ahora los hacen sentir traicionados.



Cristina fue a inaugurar una planta procesador de pollos y terminó escapando del matadero. ¡Asesinos, no pasarán!


Cobos fue tratado de traidor. Causa gracia, mucha gracia, toda la movida que hicieron para hacerlo sentir un veleta. Cada vez que remarcan que primero traicionó a su partido y luego a ellos, lo único que hacen es poner en evidencia lo pelotudos que son, al igual que la heroína idiota de alguna telenovela de Migré, que sufre porque el hijo de puta que ella conoció la cagó. Ahora están llenos de traidores. A dónde miran, tienen alguien a quien llamar traidor, lo que no hace otra cosa que resaltar su incapacidad para generar, al menos, una unidad administrativa.

En 2005 Alberto Fernández justificó el traspaso de Borocotó del PRO al FpV en el hecho de que él había prometido 4 legisladores y los consiguió. Cinismo puro. Alberto ahora es un traidor. Cobos es un traidor. Redrado es un traidor. Felipe Solá es un traidor. Los intendentes del conurbano son todos traidores. Graciela Caamaño es una traidora. Scioli amaga a traicionar, pero enseguida le pegan tres sopapos y se reacomoda.



El de casco se ha unido al grupo "Yo también tengo una foto con un bagarto"


Al que le acomodaron unos sopapos es al Pepe Albistur, que aparte de merecerlos por corrupto, también hizo mérito por boludo. Le gritaron "ladrón" mientras desayunaba, salió a hacerse el guapo. Su odontólogo le dijo que aguante a febrero y lo atiende. Mientras le acercaban una bolsa de hielo se puteaba por haber ido a veranear al nido de oligarcas de Cariló. A veces la verdad sí duele.

Pero son las cosas que pasan cuando negás lo que hiciste. Ellos están seguros de lo que hicieron, de que les tocaba hacerlo y que quedarse con la nuestra era un deber de funcionario. Están seguros de que lo hacen por la patria y niegan cualquier caso de corrupción. No es corrupción, es un derecho. Tan convencidos como quienes los siguen, que sostienen que 6,7,8 es el mejor programa de la televisión argentina -les juro que no es joda, hay un grupo en Facebook que lo sostiene- como que Néstor es un gran estratega o que Cristina es una oradora de primera.



Aguantame un cachito que no me acuerdo que tenía que tocar para que se mueva.


Así como han confundido la "necesidad de restaurar la figura presidencialista" con la dictadura de los Decretos, también confunden verborragia incontenible con oratoria de excelencia, como si hablar una catarata de gansadas inconexas ante un público aún más burro que la oradora permitiera poner cualquier discurso de Cristina a la altura de "Tengo un Sueño" de Martin Luther King, cuando se encuentra más cerca del brindado por Rocky Balboa ante los rusos luego de ganarle a Ivan Drago. Y también como si hablar bien fuera una señal de que nos encontramos ante un Estadista. Grandes oradores nos han dicho que la casa estaba en orden y grandes estadistas no han tenido necesidad de decir palabra alguna para levantar la proscripción de sus opositores, a sabiendas de la paliza electoral que les esperaba y aunque en ello se les fuera también la democracia.



Stallone se confiesa: "Rocky nunca leyó a Hegel"


Pero aquí estamos, somos argentinos y tenemos un osito cariñoso depilado dándonos clases de ética y coherencia con la misma autoridad moral con la que contaba el Diego para la campaña Sol Sin Drogas del ´95. Una colegiala resentida que acusa a Pinedo de haber tenido un abuelo legislador en la década infame, mientras ese mismo día Canal 7 transmitía un reportaje al Tony Cafiero en el que cuenta que su padre y su abuelo eran Facistas militantes y ultra mussolinianos. Una tilinga con suerte que en un acto en la Biblioteca Nacional no tiene problemas en decir veo a hombres que vinieron como Jacinto Pérez Heredia, tal vez ustedes se acuerden de él, productor de esa novela maravillosa que era "El amor tiene cara de mujer", porque las mujeres somos noveleras. Y boludos que la aplauden como si hubiera citado a Bioy Casares.




El Rober, de Berazategui, se ha hecho fan de "V - Invasión Extraterrestre"


Una chica avergonzada de su padre colectivero y radical que no tiene pelos en la lengua para afirmar que donde se emplaza la Biblioteca Nacional vivieron Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón. Este lugar era un lugar histórico porque era la residencia de los presidentes, por eso casi diez años vivieron Perón y Evita aquí y cuando vino el golpe en el '55, la mansión fue destruida. Y es que, para ella, Evita no murió en el ´52.



Niña resentida, promete venganza a sus padres.


Una reina de la comparsa venida a menos que ante una pregunta sencilla, como si la parece una muestra de civismo que tanto la oposición como el oficialismo chileno se hayan comportado amenamente con el resultado de sus elecciones presidenciales, responde "Nunca estuvimos con un gobierno militar, nunca recibimos nada de un gobierno militar, estamos seguros de nuestros hijos." Un gran dilema para resolver, sabiendo que precisamente su marido fue Apoderado Legal en la intervención del último Gobierno Militar a la ahora Provincia de Santa Cruz.

Una reprimida emocional con aires de diva frustrada que sin ningún tapujo se siente Juana de Arco ante los ingleses diciendo que si fuera una genia haría desaparecer a algunos como hacen los genios. Ya cuando uno se imaginaba a Videla pintado de azul y a Aladino como integrante de la Junta Militar, ella se acomodó una extensión y consiguió hacer sinapsis. No, soy mortal y estoy orgullosa de ser mortal, jamás voy a poder hacer ni quiero hacer desaparecer a nadie, ya hubo demasiados desaparecedores en la Argentina. Desaparecedores de identidades, de hombres y mujeres, de niños que todavía buscamos y seguirán buscando incansablemente.

Mientras Jorge Taiana se encontraba preparando una solicitud a la Real Academia Española solicitando se incorpore la palabra "desaparecedor" al Diccionario de la RAE, fuentes oficiales desmentían que el Museo de la Lengua vaya a llevar el Nombre de la Presi. Si bien da como para hacerle un monumento por su carrera en el arte de la lengua, no quieren que se confunda el verdadero sentido de la obra. Evidentemente, el Museo apunta a otro tipo de arte oral.

Ella, sin embargo, ya se encontraba en Bariloche paseando sus conocimientos cientificos más propios de Utilísima Satelital que de Nat Geo. En la inauguración del nuevo edificio del INVAP sostuvo que no tenía la más puta idea de qué decía el libro que le acercaron hacía un par de semanas, pero que le pareció genial de todos modos. Así debe tomar las medidas de Gobierno también. Por eso, no tiene vergüenza alguna al decir gansadas. Cuando hoy recorría este lugar y estrechaba la mano de hombres y mujeres, como yo digo con cara de Petetes, porque vieron que todos los físicos y químicos tienen cara de Petetes: anteojitos, son todos así porque es además el target, porque es la esencia y uno los ve... A mí me encantan, me encantan porque hacen lo que yo no podría hacer en mi vida, que es poder descifrar todas esas cosas que ellos lo hacen tan bien. Yo hago otras cosas bien. Y gente que la aplaude. Para mí que deben pasarla bien. Si yo estuviera presente, también la aplaudiría. No todos los días uno se puede divertir tanto y tan barato.



Científicos de la NASA pidieron su colaboración para meterla en una cámara sin gravedad. Ultimamente cuesta caro conseguir Chimpancés.




Viernes. Hay gente a la que le falta un golpe de horno.

miércoles, 13 de enero de 2010

Ideas

La Patria revoltosa de la militancia extraña me está crispando los nervios. Los veo en los foros, en los comentarios de los blogs, en la oficina, en la TV Pública, en la radio. Algunos se llaman de izquierda. Otros no dicen serlo, pero dicen despreciar a la derecha. Kirchneristas homófobos, kirchneristas de la primera hora (con el 8% de intención de voto en 2003, deben sumar 5 o 6 incluyéndolo a Néstor) Peronistas que dicen ser kirchneristas, porque en los 70 despreciaban a los centros de estudiantes por hinchapelotas y ahora necesitan un pasado de pertenecientes a la Liga de la Justicia Subversiva. Radicales socialista, radicales conservadores, socialistas oficialistas, socialistas que apoyan al campo por oposición al Gobierno Nacional. Gente que habla del PRO Peronismo, otros que hablan del Radicalismo K.

Cero identificación con la nada misma.

Parece que los conceptos de Izquierda y Derecha son piantavotos en su definición pura, por lo que inmensa mayoría de las alternativas electorales buscan definirse como opciones de centro, centro izquierda o centro derecha. Más allá del concepto de transculturización de ideologías foráneas, plantarse al centro es un concepto cuanto menos vacío. ¿Al centro de qué? ¿Tomo ideas tanto de la izquierda como de la derecha? ¿Estoy en el medio de ambas?

En la historia, izquierda y derecha viene del primer parlamento de la primera República Francesa, 1792 o por ahí –más o menos, no me voy a poner a buscar datos, lo dejo su libertad- cuando los Girondinos se sentaban a la derecha y los jacobinos a la izquierda. Al no haber fotos no se sabe si era a la izquierda y derecha desde la vista del Presidente o desde la vista de los parlamentarios. Estaría bueno que alguien lo aclarara, a ver si todavía nos enteramos que Eduardo Aliverti en realidad es de derecha. Pero lo cierto es que aquellos primeros zurdos, fueron influenciados y apoyados por algunos que habían instaurado una república democrática un poquito antes. Los liberales y puritanos norteamericanos.



Robespierre. Burgues de clase media. Ícono de los Jacobinos.


El periodista Enrique Vázquez lo simplificó bastante al resaltar que si Lenin sostenía que “el izquierdismo es la enfermedad infantil del socialismo” podríamos aplicar el mismo criterio y catalogar al derechismo como la enfermedad infantil del capitalismo liberal. Bajo este precepto genial, uno se pregunta dónde metemos el centro.


Lo más triste es que seguimos sin aprender de nuestros, como si fuera cada vez más cierto que el hecho de conocer la historia no implica precisamente saber qué hacer con el presente. No tenemos la más pálida idea de cómo le fue a Esteban Echeverría a mediados del siglo XIX, o cómo la pasó el candidato de la Alianza Popular Federal -a las sombras de Lanusse- en el ´73, Ezequiel Martínez, frente a Perón –más allá de las simpatías partidarias, solamente un boludo o un suicida cívico sería capaz de enfrentar a Perón en elecciones libres.

Tal vez sería hora de reconocer de una vez por todas que no es tan importante el lugar desde dónde se dice algo, sino precisamente el contenido de lo que se dice. ¿A alguien le importó en 1995 que el Carlos formara parte del Partido Justicialista? A aquellos que votan al PJ como si el General imprimiera las boletas, puede ser. El resto, seguramente lo votó por la comodidad económica que daba miedo que se fuera.

Formamos parte de una sociedad que aún arrancando la segunda década del siglo XXI no reconoce la diferencia entre Estado y Gobierno, entre República y Nación, entre Democracia Plesbicito. Con estas ideas sin aclarar, no es extraño entonces que sigamos confundiendo el conservadurismo de Néstor con el pragmatismo de Perón. Incluso la mayoría de la argentina vincula a la izquierda con el comunismo, como si este no hubiera sido el único partido de la argentina que, no solamente nunca se opuso a Videla, sino que jamás lo cuestionó (para mayores datos, vean este comunicado). Podrán decir que era por los intereses que tenía el Gobierno Nacional de aquel entonces con la Unión Soviética al ser esta el principal comprador de materia prima agropecuaria argentina. Si vamos a plantarnos desde esa filosofía, entonces de una buena vez reconozcamos que no importa la remera que se lleva, sino las ideas que se representan. Incluso cuando se dio la Revolución Francesa, los izquierdistas contaron con el apoyo de los norteamericanos no en vano, ya que los Jacobinos habían colaborado en la guerra de la independencia de Estados Unidos. Y ellos tampoco lo habían hecho desinteresadamente. La que perdía era Inglaterra.



Filmus, Heller, Kravetz, Cabandié. Militantes del PC, banqueros y un muchacho cuyo único mérito es haber padecido una desgracia. Kirchnerismo puro.


Es lamentable llegar a ese extremo, pero no me queda otra que remarcarlo una y otra vez cada vez que los pseudoizquierdistas de hoy en día consideran que el kirchnerato tiene tintes de izquierda al limitar una política de Derechos Humanos a violentar el sistema jurídico nacional juzgando a los gerontes que integraron el úlitmo Gobierno Militar.



Payasadas en el Recuerdo. Néstor, que lo único que no puede planificar ni la reforma de su baño personal, pensando con Chávez por dónde tendría que pasar un gasoducto.


Existe un vaiven de ser interventor en la economía para la clase media, liberal con los de la cúspide de la distribución de la riqueza, justiciero de los derechos humanos sólo con los de antaño, contar con militantes y o funcionarios que se juntan con Chávez y Hebe de Bonafini al mismo tiempo que reclaman justicia para las víctimas del atentado a la AMIA, de criticar a la UCR mientras sigue contando con adeptos del radicalismo, de fustigar al menemismo y tener en sus filas a Yoma, Scioli, Aníbal Fernández (por no recordar a los que pasaron como Béliz, Alberto Fernández, etcétera). A ese eterno devenir entre lo que soy y no quisera ser, lo que nunca fui y lo que quiero ocultar, el kirchnerismo lo llama transversalidad.



Cristina acongojada y supersticiosa. Manito en la goma izquierda y un acto en la AMIA.


Si ser de derecha es ser conservador y ser de izquierda es romper con las estructuras, uno se pregunta dónde catso está el centro, la transversalidad. Que lo vengan a decir los muchachos del PRO, bueno, me lo puedo llegar a fumar, ya que no tienen una base partidaria. Pero que el kirchnerismo, que actualmente preside el Partido Justicialista, venga a sostener esta vergüenza ideológica, da un poco de urticaria.

Y es que más allá de las ideologías, lo que valen con los ideales. En eso se parecen todos –bueno, casi todos- los partidos políticos. Entonces, si la ideología es pétrea y los ideales son los mismos, tendríamos que empezar a ponderar las ideas. Y en esto no hay bandera partidaria que valga.



La Lubertino, del radicalismo a llorar en la Asunción de Cristina.


Tal vez ese sea el principal problema con el que cuenta la política argentina. El Frente Para la Victoria, el PRO y la Coalición Cívica (con sus variantes) han signado la vida electoral de los últimos 7 años. Todos pecaron de lo mismo. Crearon un espacio y después buscaron ideas para rellenarlo. El Manual para Principiantes de la Política de Primer Grado Inferior, la historia y, fundamentalmente, la lógica, sostienen que es exactamente al revés. Tengo una idea, creo un espacio para defenderla. Así nació la Unión Cívica, así nació F.O.R.J.A, así nació el Partido Justicialista.



Fiesta de Disfraces. Hebe como la negra Sosa y Néstor disfrazado de Estadista.


Pero vivimos en la argentina, y los partidos políticos son las vías que toman algunos para llegar al poder y después ver qué onda.




Miércoles. Me pintó la reflexión.

jueves, 7 de enero de 2010

Institucionalidad

En la novela "El País de las Maravillas", cuando a la Reina de Corazones algo no le gustaba, pedía que le corten la cabeza a su autor. La historia, lisérgica al extremo y crítica como pocas, satirizaba los caprichos de la Reina Victoria. Cristina, con menos realeza que Zulma Lobato, pero con los caprichos y delirios de grandeza de Ricardo Fort, ha demostrado una vez más que tiene un desconocimiento absoluto de la realidad, la legislación y el sentido común.

Le pidió al Banco Central que entregue parte de las reservas del país para pagar deuda. Redrado le dijo que no. La Reina de Tolosa pidió que le corten la cabeza. Le sugirieron que eso no era posible. Pidió su renuncia. "Esssta" le dijo Redrado mientras compraba una remera por internet con la cara de Maradona y un "Sigan Chupando" como leyenda. El Ministro de Economía del Gobierno Nacional dice que si el Presidente del Banco Central no renuncia, está en riesgo la Institucionalidad.

Cuando Redrado asumió la Presidencia del Banco Central, se dijo que era un tipo absolutamente capaz y que imponía orden. Al igual que los vecinos de un barrio que piden seguridad y después juntan firmas para remover al Comisario que les prohibe estacionar dónde se les canta el orto, la cámara bancaria que en un momento festejó la llegada de Redrado al frente del Banco Central, ahora adhirió al pedido del Ministro de Economía con tal de seguir de joda un rato más.

El Jefe de Gabinete exigió a un Juez de la Corte Suprema de Justicia y al Presidente del Congreso Nacional que desmientan los rumores de una posible fórmula presidencial para las elecciones de 2011. Lo hizo en nombre de la Institucionalidad. Parece mentira que en nombre de la Institucionalidad, un funcionario del ejecutivo exija publicamente declaraciones a miembros de igual importancia que la Presidente de la Nación, por ser casualmente los titulares de los otros dos Poderes del Estado.

Norberto Oyarbide, un tipo que fue Juzgado por proteger un prostíbulo homosexual siendo Juez Federal, que sobreseyó al matrimonio presidencial por considerar que un incremento patrimonial del 150% en un año es algo normal para un funcionario del Estado y un ex presidente y que ha sumado tres pedidos de juicio político por mes sólo en 2009, dijo que pueden seguir pidiendo juicios que no le importa. Un auténtico cínico, caradura y ostentador de poder.

Lo que ningún medio reflejó, es que Oyarbide no solamente es titular del Juzgado Federal n°5, sino que también subroga el Federal n°7. Si no les llama la atención, les cuento que esl Juzgado del caso Skanska.El Consejo de la Magistratura, controlado por Diana Conti y Carlos Kunkel, ya avisó que él puede seguir haciéndose empomar por gigolós, negociando causas y demáses, que está todo bien.

Cristina dijo mil veces que nadie dio tanta institucionalidad a un Gobierno como ella, que todo lo consulta al Congreso. Un Congreso en el que tuvo mayoría automática (y así y todo, con el campo se le salió las hemorroides para afuera) y las leyes que no le gusta, se las pasa por el orto, pero ese es otro tema del que no se habla como institucionalidad. Todo está en veremos. Cuando se consigue algo a favor, es institucionalidad. Cuando se dice que no y se hace igual, es pragmatismo.

Mientras tanto, quienes viajan en bondi, tienen que bancarse que calcos que dicen "Este micro es subsidiado por el Gobierno Nacional". Los que viajan en Subte, lo mismo pero en sus pasajes. Los que pagamos la luz, también. Como si estuvieramos en Moscú en 1970, tenemos que bancarnos que un Estado corrupto, antidemocrático, ineficiente y aniquilador del crecimiento sostenido del pueblo, integrado por funcionarios de quinta, incapaces de administrar un almacen en Villaguay, terroristas de la tranquilidad psicológica del laburante, herejes de la religión constitucional, venga a echarnos en cara lo pobres que somos y lo mal que nos iría sin su ayuda.

Y todavía tengo que fumarme que me traten de clasemediero golpista. Si en este país existiera institucionalidad, este Gobierno sería historia. No es una manifestación golpista, es un pedido urgente de justicia. No nos quejemos de lo que no aplicamos nosotros también. Les recomiendo que le peguen una leída al artículo 33 de la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano.


Jueves. Post a las apuradas.

martes, 5 de enero de 2010

Lanzamientos

Mientras seguimos esperando que Cristina se rehabilite del recauchutaje veraniego en El Calafate, nos damos cuenta que si hay alguien que no pinta nada más que para decir boludeces, esa es ella. El país sigue funcionando, los diarios están llenos de noticias, la política se mueve y ella no figura ni en La Plaza de Papel de la revista Viva. Encima se viene a morir Sandro (fue para Reyes, el Groncho me da miedo). Todavía debe estar digiriendo que en 2011 no compite ni para la Presidencia de la Sociedad de Fomento de Tolosa.




Angustia Oral. Canaliza la abstinencia de micrófonos flexibles dando dicursos a los gnomos. Por una bosque nacional y popular.


Bien en representación de lo que ha sido su carrera política, nuevamente la forrearon y la dejaron de lado. Kirchner está viendo si le entrega a Moyano el testículo que aún no se llevó a cambio de un poquito de apoyo para el año que viene. Mientras tanto, sigue aplicándose Manzán en donde no pega el sol para poder sentarse después de leer la intención de voto del arco opositor y la propia.

Cobos ya se lanzó, pero a lo Charly desde un noveno piso y viendo en el aire si le emboca a la pileta y si hay agua suficiente. Ricardo Alfonsín ya lo barajó en el aire y le recordó que sigue siendo parte del Gobierno. Curiosidades de la pelea por el sillón. Ahora los radicales que tienen intenciones de llegar, utilizan contra Cobos los mismos argumentos que refutaban de los kirchneristas hasta hace poco.



Vale por una foto de Cleto. Vamos, no me digan que no les hice un favor, eh!


Mauricio también se lanzó, un poco porque tenía ganas, otro poco porque Cobos le ganó de mano. Veremos cómo hace para levantar la imagen de acá al año que viene. Podría arrancar por cortarle la lengua a algunos funcionarios y chequear el curriculum de los que pretende nombrar en cargos importantes. Estamos en el 2010, todo se googlea. Por lo pronto, no se les ocurrió mejor idea que lanzar al Verificación Técnica Vehicular obligatoria en la Ciudad de Buenos Aires también. O sea, otro impuesto para el que labura disfrazado de seguridad vial. Si es por mera seguridad vial, que sea gratis.




Entre el peaje urbano a 5 mangos, las patentes, el aumento del seguro y la VTV, estoy considerando comprarme uno de esos de arriba.



Pero nada supera el lanzamiento de Pino Solanas. La progresía nacional está guardando Möett & Chandon en la heladera para festejar con un buen sushi en Palermo o en Belgrano. Es que Pino comunicó que está gestionando con Hermes Binner para presentarse en una fórmula conjunta en las presidenciales del año 2011. Pino, quien era el que filmaba los videos de Perón en Puerta de Hierro en la década del ´60, es un claro ejemplo de como interpretaban el peronismo aquellos jóvenes de antaño.



Patria si, colonia no. Eso va solo para los países de europa y los Estados Unidos. La deuda con Venezuela es una deuda socialista.



Con este panorama, no es raro que Néstor Kirchner tenga ganas de rebanarse el miembro con una cortadora de fiambre y que Cristina siga dando vueltas por el jardín de su casa en El Calafate. Es duro asumir que la fantasía fue eso, algo irreal, que el poder nunca existió para ella, que sólo fue un fusible para descomprimir las cagadas que se mandó Néstor y que recién darían sus frutos durante estos años y que ni siquiera te queda un Massita para que te contenga. El Choclo Alasino está viejo, a Brandoni no se le debe ni parar y a Lousteau le gustan las nenas. La Edecana empieza a ser vista con cariño.

En otro orden de cosas, Lezama obtuvo la autonomía de Chascomús. Ahora el quilombo en la ruta 2 es antes. Orlando Barone no sabe si esta a favor o en contra, porque todavía no le llegaron los datos de en cuál de los dos lados quedaron más personas que vivan del campo, por lo pronto se entretiene diciendo que es cierto que el Estado no controló los canales de riego clandestinos en San Antonio de Areco, pero que es por culpa de los Biolcatti y los Buzzi que han hecho que el Estado no quiera meterse más en nada que tenga que ver con el agro. Les juro que no es joda.




Orlando Barone salió elegido el peor periodista del año. Sigue llorando en su blog. Recibió la defensa de Victor Hugo Morales y los chicos de 6 en el 7 a las 8. O sea, el respaldo de un relator de fútbol y un taller de periodismo de secundaria.


Pero el festín está en el conurbano bonaerense, donde los vecinos del primer cordón de la zona sur están exitados con la idea de tener Municipalidades propias. En el caso de Temperley, puedo entenderlo. Banfield, hasta ahí no más. Ahora, los vecinos de Ingeniero Budge tendrían que reconsiderarlo. Es cierto que tienen un millón de habitantes entre Villa Fiorito y los alrededores del Puente La Noria. Pero también es cierto que las Municipalidades se financian de los impuestos. ¿A quién carajo piensan cobrárselos si el 80% del territorio es terreno fiscal ilegalmente ocupado?




Martes. Estalló el verano.

lunes, 4 de enero de 2010

El Atraso Progresista

Supongo que no está mal apoyar regímenes políticos que han masacrado millones de habitantes inocentes en el mundo pero es de terror pedir una amnistía a los que mataron 30 mil, 8 mil o 9 mil o lo que mierda fuera. O sea, no está mal llamarse simpatizante del comunismo, pero si lo es opinar que en las décadas del ´60 y ´70 en la Argentina hubo una guerra sucia entre subversión y Estado.

Debe ser por eso que Daniel Filmus es un tipo que se puso como loca al borde de un ataque de nervios -hasta se le movió la cara en algo que se asemejó a un gesto- cuando se enteró que Abel Posse era Ministro de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es entendible, el señor ex fugaz Ministro tenía algunas frases tristemente célebres en su haber, pero que no dejan de ser una opinión personal. Y, sinceramente, a esta altura ya no se qué puede ser una opinión pública censurable. Hasta donde entiendo, la apología del delito sí lo es. Hasta donde entiendo, las cuestiones políticas no son punibles. Hasta donde entiendo, este no fue el caso de la primera, y sí lo fue de la segunda.


Para el concepto de Filmus, ser funcionario de un gobierno que ha indultado a los militares, es calamitoso.

Pero Filmus es un tipo con suerte y no me refiero solamente a que con esa cara haya conseguido perder la virginidad. En este país somos tan veletas que de golpe el pueblo se ha vuelto progresista cuasicomunista. O eso al menos es lo que el barbeta este ha entendido. No lo ví en 1990 protestando contra los indultos de Carlitos Saúl que beneficiaron tanto a los milicos como a los subversivos. En realidad no vi a nadie protestando porque indultaron a Mario Firmenich también, pero en el caso de Filmus, tampoco protestó mucho en contra del entonces Presidente por indultar a tipos como Videla, Agosti, Massera, Bignone, Galtieri, etcétera. Y es que en ese entonces él estaba muy en otra creando escuelas Shoppings, siendo Secretario de Educación del entonces Intendente Porteño Carlos Grosso. En definitiva, era un funcionario menemista.



Para Filmus, ser funcionario de un Gobierno que subsidia a una mujer, que utiliza mano de obra extranjera en negra y que ha reivindicado a cuanto terrorista nacional e internacional exista o haya existido, está bien.


A Filmus nadie lo repudió cuando asumió como Ministro de Educación de la Nación, siendo que detentaba el maravilloso antecedente de haber gestionado esa aberración de instalar un shopping en el edificio de un colegio. Abel Posse tenía el mejor programa de modernización escolar que se podría haber imaginado, pero se tuvo que ir del Ministerio porteño por su forma de pensar. El gremio docente, obviamente, también se movilizó en contra de ese dinosaurio defensor de milicos por sus declaraciones fachistas, aunque algunos gorilas vengan a suponer que en realidad saltaron como leche hervida porque el tipo venía con pretensiones de reestructuración.



Cada tanto alguien se acuerda.



Curiosidades de la vida política argentina, acá no importa la capacidad para el cargo, sino tan solo la ideología política. Grupos de pibes al pedo de la vida, con mucha confusión de ideas tan grande que llevaron a suponer que el peronismo era de izquierda y mal ubicados en tiempo y espacio respecto de las revoluciones latinoamericanas vienen a reivindicar a pibes de hace treinta años, con una confusión de ideas tan grande que los llevo a suponer que el peronismo era de izquierda y mal ubicados en tiempo y espacio respecto de las revoluciones latinoamericanas.

Todo gira en torno a la nada misma, como las manifestaciones de Alberto Fernández, repudiando los dichos de Diego Guelar, Secretario de Relaciones Exteriores del PRO que sugirió una amnistía para los milicos, cuando él fue el principal socio político de Domingo Felipe Cavallo, un tipo que fue funcionario del último Gobierno Militar. Igual, Guelar se equivoca. Con pedir que deje de violentarse el principio de irrectroactividad de las leyes, alcanza.

Si en el caso de Posse hubieran atacado los hechos en lugar de la historia, se hubieran encontrado con que el tipo tenía un plan de verdad para la modernización de la educación en la Argentina, que podría haber dado resultado, o no, o podría haber sido un chasco, pero que existía. Si en el caso de Guelar hubieran atacado la historia, en lugar de los hechos, se hubieran encontrado con el señor es afiliado al Partido Justicialista, al igual que Daniel Filmus, que es tan peronista que acompañó a un banquero comunista en la formula más vergonzosa que se podría haber presentado en la historia del peronismo. Si, aún más vergonzosa que Eduardo Duhalde-Palito Ortega.



No viene al caso, pero ya que hablábamos de Hebe me acordé de estos carteles que vi en Plaza de Mayo y que me hicieron reir mucho.



Quizás, en algún momento de nuestro transitar como país a la deriva, entendamos que hay personas que podrán parecernos despreciables en sus opiniones personales, o por ahí no, o en una de esas nos chupa una glándula reproductiva y la mitad de la otra, pero que nos interesa su capacidad de gestión, sus ideas y su fuerza administrativa. Estos pseudorevolucionarios, adeptos a un peronismo malentendido y justificadores de la revolución armada contra el gobierno del mismísimo General Perón, en una de esas, algún día, podría llegar a entenderlo. Como lo hizo el gabinete del pocho, que en el ´46 contaba en su gabinete de gobierno con el Dr. Juan Atilio Bramuglia, del Partido Socialista, que convivía tranquilamente con José Figuerola, funcionario de la dictadura española de Primo de Rivera.

Mientras tanto, en la Argentina de 2010 preparamos los festejos del planteo de los españoles del Virreinato contra los españoles de la península ibérica por el control de los impuestos. Eso sí, sin represores a la vista.



Lunes. Una resaca que dura 5 días ya es patológica.