viernes, 26 de febrero de 2010

Resumiendo

Ferrocarril Belgrano Norte rumbo a Retiro, estación Boulogne, medianoche. Luis Herrera sube medio mamado y se me sienta al lado interrumpiendo mi lectura con una simple pregunta. ¿Sabés quién es Duhalde? Lo miro, afirmo con la cabeza. Duhalde es un hijo de puta, se responde sólo. Me dejó en la miseria y lo volteó a De La Rua. Por eso cada vez que hablan de Kirchner y la Presidenta, siempre digo lo mismo. Antes no trabajaba, ahora trabajo. Le pregunté a qué se dedicaba y me dice que es albañil y que antes sólo podía hacer changas. De albañil.

Lo bueno de viajar en transporte público a altas horas de la noche es que uno puede interactuar con otras personas que tienen otra cosmovisión de las cosas. Empecé a interrogarlo. Para él, Kirchner no robó, su plata la hizo el padre. Sin embargo, sostiene que a Moyano sí le espera el infierno, por haberse quedado con la plata de los trabajadores. ¿Sabés quién es Menem? Menem es un hijo de puta que está matando a millones de chicos actualmente por haber entregado los hospitales a las provincias. Igual que las escuelas. Mi cara se transformó. El blog me estaba persiguiendo hasta en el tren. Y también es un mal tipo por haber eliminado la colimba. Por eso ganó las elecciones de 1995, porque las madres no querían que sus hijos fueran al ejército. Ahí los tienen, todos drogados y maricones que salen a meter caño y después lloran.

Indagándolo sobre los hospitales, me refirió lo que estaban pasando por los noticieros en Formosa, Santiago y Catamarca. ¿A vos te parece? En Estados Unidos las máquinas para la diálisis salen dos chauchas, y el dueño de la única máquina de Catamarca, se la llevó a otra ciudad. Intenté preguntarle que grado de participación creía que tenía el Gobierno Nacional en todo esto, pero fue en vano. Está tan agradecido por haber conseguido trabajo como albañil y haber dejado de trabajar como albañil que su alegría no lo dejaba diferenciar que estaba en la misma situación, pero con un mp3 en la mano.

Pero no pude sacarme de la cabeza el concepto de Menem que tenía el señor Herrera. Es increíble que un silencio de él en un momento clave haga que todos nos pongamos hablar de él. Los comentarios de mi publicación de ayer también lo corroboran. También me puse a pensar en ello. Y es que para mí, el turco es un misterio.

Tal como le dijera ayer a Lucas en los comentarios, me cuesta entenderlo. Un tipo que conoció al General, que iba a Puerta de Hierro, que estuvo preso un millón de veces por militante activo, que la última vez que estuvo en cana (en la última dictadura) lo primero que hizo cuando salió fue salir a ejercer la profesión defendiendo a los presos políticos y clavando hábeas corpus por todos lados y que encima fue uno de los organizadores de la movilización más grande en contra del último gobierno de facto (por la cual también terminó en cana) que luego de haber ganado las internas partidarias en 1988 invita a Cafiero a colaborar activamente con su Presidencia y termina quedando en la historia como quedó.

La entrega de los Hospitales y los Colegios a las provincias, yo también lo entiendo como un concepto básico de Federalismo. La Provincia de Buenos Aires no tiene por qué pagarle los sueldos a los médicos de Jujuy. Se sobreentiende que cada provincia es autosuficiente con lo que tiene. Más cuando las supuestamente más afectadas, son las que funcionaban sin ningún problema desde la Colonia.

Este concepto tan básico que se encuentra en la primera página de la Constitución Nacional, es tan discutido aún que uno se pregunta qué entienden los demás por Federalismo.

Es cierto que se necesitaba una profunda transformación en las estructuras del país. Nos dejó autopistas modernas, aeropuertos actualizados, redes cloacales, agua corriente, gas natural donde antes no había, reventó la mafia de ENTEL, acortó los mandatos y encaró una profunda reforma judicial. Con él se acabó el Estado de Bienestar -para bien y para mal- que ya no era tal, sino que funcionaba como Estado de Ojete. De ojete tenías teléfono, de ojete llegabas a fin de mes, de ojete no te cortaban la luz.

Durante sus más de 10 años de gobierno, el país atravesó los últimos coletazos de una hiperinflación catastrófica, superó sin mayores inconvenientes para los asalariados el efecto tequila, la crisis de Moscú y otros conflictos económicos internacionales que dejó con el culo mirando pa´l norte a muchos países. Gestionó un MERCOSUR en el cual Brasil no era el único gigante.

Ahora, tampoco nos podemos olvidar que, salvando las figuras de Jorge Asís y Pacho O´Donnell, nos trajo a Manzano, Adelina, María Julia, Granillo Ocampo, Kohan, Bauzá. Puso al frente del ejército al pedante de Balza, nos enchufó a luminarias como Erman González y creó un engendro del tamaño de Daniel Scioli. Privatizó YPF sin inventario y no dijo ni mu cuando se vendieron armas en negro a Ecuador y Croacia. Durante su gestión se voló la fábrica militar de Río III.

Pero, tal vez, una de las cosas de las no mucho han hablado es de la crisis generacional sin precedentes que surgió cuando él se fue. Jóvenes que hoy tienen entre 18 a 30 años ven como la generación anterior pudo ser dueña de una vivienda con un crédito blando a 10 años, mientras pagaban un coche nuevo y vivían tranquilos sin mayores sobresaltos. Estos jóvenes de hoy, ven que el acceso a la vivienda depende del número de hermanos que tenga para repartir la herencia que dejen sus padres.

Entre los jóvenes no tan afortunados, también nace algo que es más controversial, aunque mucho más invisible. En este país, la colimba no tenía un mero carácter militar, sino que, aunque a muchos no les guste, funcionaba como mecanismo de contención social. Chicos de clase media, acomodados y pobres convivían con igualdad de rango. Analfabetos que aprendían oficios, respeto y rutina. El Servicio Militar Obligatorio fue eliminado sin ponerse a pensar en algo que lo reemplacé como valla de contención. Las pruebas están a la vista años después.

El resto, son todas paradojas de la vida política argentina. En la actualidad se utiliza un mecanismo para medir el índice de desocupación que nos dice que sólo se encuentra desocupado aquel que no tiene empleo pero se encuentra en la busqueda activa del mismo. Por lo cual, estudiantes, amas de casa, cartoneros, linyeras, los jubilados que se anticiparon y las personas que viven en la calle, no son desocupados. Simplemente, son desanimados. Durante su Gobierno cerraron fábricas, incapaces de competir con los productos importados, quedando miles de personas en la calle. No hubo proteccionismo de la industria nacional. Aunque también, la industria nacional era ya entonces una cagada.

Quizás lo que más me jodía de Menem, era que no ocultara los números de la realidad y no hiciera nada para cambiarlos tampoco. Que todo le chupara un huevo y que cualquier cosa que le descubrieran a él o a su gabinete, era todo una conspiración mediática. Caramba. Ya no se si hablo de Menem o de Kirchner.

Y vos ¿Cómo recordás la década del ´90? ¿Qué valoración hacés de la misma? ¿Cómo la viviste?


NOTICIAS BREVES

Ante la aparición de fotografías en las que se ve a los Comandantes Ernesto Guevara y Fidel Castro jugando al Golf, el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela revisó su postura de prohibir el Golf por considerarlo burgués. Se encontraría meditando la decisión de prohibir el periodismo gráfico directamente.

El Gobernador Tucumano fue intervenido quirúrgicamente de urgencia por un fuerte dolor testicular provocado por un golpe. En un comunicado oficial, pidieron a la comunidad que no se tomaran muy a pecho eso de que los Gobernantes deban sentir la gestión como la vive el pueblo. Descartan una intervención proctológica.

Hebe de Bonafini dijo que si una vez echaron a los ingleses con aceite hirviendo, podían empezar a calentarlo. Con lo que sale el litro de aceite y lo que cuesta el gas, Cristina estaría considerando equipar a full las Fuerzas Armadas.

Murió un preso político en Cuba luego de una huelga de hambre. Lula dijo que era una barbaridad. Cristina adhirió. Si no tiene pan, hubiera comido torta.

La Presidente de los Argentinos y Argentinas dijo que Barak Obama no cumplió las expectativas que tenían los presidentes y presidentas de la región para con su gestión. Me esquivó en una foto, se reunió con Shakira más veces que yo y encima se dedica a gobernar sólo su país, se quejó Cristina. Aníbal Fernández sostuvo que en cuanto logren hacerle entender el concepto de soberanía, arrancan con el de federalismo.

Viernes. Eso es todo, amigos.

jueves, 25 de febrero de 2010

Ironías

Seriedad ante todas las cosas. Seriedad es lo que faltó ayer en los medios para tratar el tema del Senado. Carlos Menem de golpe era más buscado que un kilo de milangas a 15 pesos. Telenoche se acordó de cuando hizo la campaña para De La Rúa y armó un cuadrito supuestamente gracioso para representar que el turco estaba en un avion, en aeroparque, en Aniyaco, en La Rioja, en el Hotel Presidencial o en su despacho del Congreso.

Las muestras no eran para menos. Adolfo Rodríguez Saa decía que seguro que llegaba para dar su voto. No llegó nunca. Las suspicacias empezaron a crecer. Aníbal Fernández tampoco ayudaba mucho. Nunca he negado el aprecio que yo he tenido con Carlos Menem. Le guardo un enorme cariño. Sabe que no tengo ningún problema en hablar con él. El Jefe de Gabinete al menos es de esos que no niegan sus orígenes. Al ser el único en el Gobierno que lo reconoce, terminó generando sospechas.

Es que todos sabemos que Carlos Saúl I de Aniyaco no es un tipo que dé puntada sin hilo y que la paciencia siempre fue una de sus virtudes para hacer mierda a quienes le han vuelto la espalda. ¿En qué se beneficiaba dándole el voto a una oposición entre cuyos integrantes se encuentran unos cuantos de los que lo llevaron a estar detenido? Aunque quizás el planteo más interesante sería suponer que aunque el Gobierno no arreglara con él, al no presentarse creo tantas suspicacias que la inmensa mayoría hoy se encuentra recordando el pasado de ultramenemistas, lameculos presidenciales y lacayos del poder de turno del matrimonio presidencial.



El gordito santacruceño, el mono riojano y el gato presidencial.


Cualquiera sea la verdad sobre su ausencia ayer, hay algo que es cierto. Kirchner tiene una semana más de aire. Y es gracias a Menem. Al igual que con las cuentas de Santa Cruz en la década del ´90, Menem lo salvó de vuelta. Ese es el mensaje y así lo reflejan los medios opositores y los oficialistas. Todos dicen que Menem lo hizo, que Menem salvó al Gobierno. Todos menos Página/12 que no dice nada. Todavía deben de estar tratando de digerir esa noticia. Al igual que los muchachos de la militancia K, que a esta altura ya juntan tanta gente como para hacer un partido de fútbol 5. ¿Qué dirán ahora? Levanto apuestas.

Podremos decir muchas cosas de Carlos Menem. Que es un traidor a sus orígenes, que vendió el país, que en su Gobierno se robaban hasta los bebederos de las plazas, que aún hoy estamos pagando las consecuencias. Pero este hijo de inmigrantes sirios que a los 27 años era legislador, a los 34 era Gobernador, le ganó las internas del PJ a Cafiero y fue dos veces electo Presidente de la República, les demostró a todos que algo de roscas todavía entiende.

Y nos trajo a la memoria que Aníbal Fernández, Néstor Kirchner, Cristina Fernández, Guillermo Moreno, Alberto Fernández, Daniel Filmus, Sergio Masita, Pampuro, Pichetto, Duhalde, Reutemann, Adolfo Rodríguez Saa, Parilli, Julio De Vido, Felipe Solá, Díaz Bancalari y un listado eterno, formaron parte de su Gobierno, acompañaron sus listas o fueron afines a sus políticas fálsamente liberales, entregadoras del patrimonio nacional, y facilitador de la impunidad de los genocidas, entre tantos otros calificativos que les gusta proferir los desmemoriados funcionarios nacionales.


SOCIALES

Hoy es el cumpleaños de Néstor Carlos Kirchner, presuntamente ex Presidente de los Argentinos. Cristina lo levantó a las puteadas, el personal trainer hoy no pudo atenderla. Durante el desayuno, Florencio Randazzo entró a la alcoba a cantarle el feliz cumpleaños. Néstor se puso contento y llamó a Aníbal Fernández para agradecerle por enviarle un payaso a alegrarle la mañana. Más tarde recibió sus primeros regalos. Guillermo Moreno le envió una hermoso dibujo de su autoría, Cristóbal López un book de chicas para que elija a su antojo y Eduardo Duhalde le hizo llegar una caja con una cabeza de caballo y un pescado envuelto. Aún sospechan de la buena intención del cabezón. Al finalizar esta redacción, Néstor aún no había almorzado. Pidió una comida con todos sus amigos. Su secretaria supone que para la noche le junta a tres voluntarios de La Cámpora.




Jueves. Entre ellos se entienden.

miércoles, 24 de febrero de 2010

Bipost

Ciudad que no duerme. Madrugada. Vehículo de transporte público completo a pesar de la hora. Plaza de transbordo con ferrocarriles. Semáforo. De pronto se escucha una balacera y todo el mundo se tira al piso. Sirenas, policías, balas que impactan en el vehículo. Pero silencio. Cinco minutos en los que los únicos sonidos que se escuchan son las balas, los gritos policiales y los vehículos de la fuerza. De pronto se acerca un oficial al vehículo, corrobora que todos están bien, hace bajar a todos los pasajeros y que esperen el vehículo que venía detrás. Resultado, dos personas muertas por la policía, un tipo boca abajo con las esposas colocadas y, milagrosamente, ninguna víctima inocente. Todos en el vehículo se incorporan, transbordan a otro vehículo sin impactos, el conductor sigue su marcha y los pasajeros vuelven a sus conversaciones sin mayores sobresaltos y como si nada hubiera pasado. Ni siquiera hablan del tema.

¿La ciudad? Buenos Aires. ¿El lugar? Avenida Pueyrredón y Lavalle. Más allá de que sólo a un pelotudo o a alguien que llegó al reparto de sesos cuando ya habían clausurado el local, se le puede ocurrir salir de caño a una cuadra y media de la Comisaría 7ª de la Federal, lo que más me llamó la atención fue la pasividad de los involucrados involuntariamente en el hecho. La Policía actuó rápido, dos delincuentes abatidos, otro preso. Pero la gente como si nada hubiera pasado. Como si hubiéramos visto un mini show de acróbatas de esquina.

Uno puede entender muchas cosas. Hasta me puedo sentir satisfecho de que todos reaccionaron como correspondía ante una situación de riesgo. Pero como si viviéramos en guerra, nos acostumbramos. Nos hemos habituado a que es normal que te caguen a tiros en un semáforo, arriba de un colectivo porque a “un sujeto que padece el rechazo de la sociedad que lo lleva a delinquir de caño a la vuelta de una taquería porque no le queda otra”. Casualmente, todos los que íbamos arriba del bondi no nos quedaba otra que volver a esa hora de nuestros trabajos o universidades para al día siguiente levantarnos nuevamente y salir a la calle. Porque no nos queda otra.


SUSCEPTIBLES

Algunos individuos, un tanto faltos de lecturas y mucho más aún de autocrítica, se sintieron tocados porque otros tipos –entre los que me incluyo- notaron y resaltaron las palabras de Lula dichas en defensa de la soberanía argentina cuando Cristina ya se había retirado del recinto.

Pueden apuntarle por donde quieran. Ellos dijeron que Lula estuvo fuerte y que cuando Cristina hace lo mismo la criticamos. Dijeron también que Cristina se pone dura en sus discursos muchas veces, como lo hizo respecto al FMI y sus declaraciones en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Lo cierto es que Lula estuvo impecable. Lo cierto es que Lula, sino fuera por ese pequeño detalle de que habla portugués, parecía un nacionalista argentino, dando un discurso admirable y emocionante. Lo cierto es que Cristina se hace la dura –no creo que tenga nada duro a esta altura- frente a personajes y organismos cuestionados y debilitados. Lo cierto es que en la Asamblea Nacional de las Naciones Unidas la escuchaba solamente Taiana y porque no tenía alternativa.

Pero entre tantas certezas, hay una que los críticos de siempre no se quieren hacer eco. Cristina ya no estaba mientras el Presidente de Brasil nos defendía de un modo que ni ella hizo. Cristina habló antes, el lunes. Tiró datos históricos, hizo mención de la ocupación de hace 170 años, recordó el pronunciamiento de la ONU en 1965 y también recordó la violación al tratado de exploración off shore de 1995. Pero el brasileño la hizo quedar como una pobre boluda indefensa. Y ausente.

Lula habló. El video se lo puede encontrar en You Tube subtitulado, pero por decisión de la BBC no se puede copiar. Acá les dejo el link para que puedan oirlo y verlo con sus propios ojos.

video

Gracias Depre!


Y por si quieren más, pueden chusmear el discurso de Cristina en la página de la Casa Rosada y después chusmear el discurso entero de Da Silva en la página de Presidencia de Brasil.

Para finalizar, un videito que ya puse hace tiempo. Unos irlandeses como los que nos gustan. Borrachos, violentos y totalmente barderos para con los ingleses.



Miércoles. Las Eslas Malvenas Aryentinas.

martes, 23 de febrero de 2010

Historias

Mis abuelos llegaron a la Argentina en la década del ´30 con lo que tenían puesto. Como muchas otras familias de ahora, mis antepasados también arribaron a estas tierras rajando de la guerra, del hambre o de ambas cosas a la vez. Llegaron y fueron a parar directamente a un conventillo. Hasta allí, nada nuevo. Una historia más de inmigrantes. Pero permítanme extenderme un poco más.

Mis abuelos maternos se nacionalizaron, estudiaron en escuelas públicas y luego en la Universidad. Se enamoraron de sus ideologías, estuvieron presos por ser ellos mismos, no por error. Y salieron cuando les tocó en suerte, no por contactos. En el caso de mis abuelos paternos, además de dejar sus tierras, se separaron de sus hermanos que preferían “ir a una tierra de mafiosos, sin oportunidades ni posibilidades de progreso a mediano plazo”. Tiempo después mi madre viajo a visitar a mis primos. Son dueños de una cadena de restaurantes en Nueva York.

¿A dónde quiero apuntar con todo esto? No es una historia más de desplazados. Es una historia de reivindicaciones. Una historia que es un planteo hacia el mañana. Mis abuelos paternos, lejos de no tener perspectivas de planificación que hicieran pifiarle el rumbo y venir a la Argentina en vez de ir a Estados Unidos, hicieron lo que tenían que hacer. Venir a la tierra del progreso, dónde nunca te morirías de hambre y donde todo estaba por hacerse. Estados Unidos, en cambio, estaba en plena depresión económica.

Este país les dio tanto que no solo casi nos cagan la doble ciudadanía declarándose argentinos, sino que además jamás quisieron volver a sus tierras. Quizás por que no les quedaba nadie, tal vez porque les generaba malos recuerdos. Lo cierto es que había un agradecimiento inmenso hacia la tierra en la que con tus propias manos te podías construir una casa, dedicarte al oficio que hayas aprendido, educar a tus hijos y llevar una vida digna.

Mi historia personal, hoy en día, dice que tengo que laburar el doble para cobrar la mitad. Dice que la Universidad me llevó más tiempo por hacer malabares para llegar a fin de mes. Dice que es un milagro conseguir una vivienda en el barrio en que creci, y que poco importa ser un ciudadano honesto y laburador. Y dice también que tengo un hijo.

Tengo un niño a quien no tengo ganas de contarle sólo los logros conseguidos a fuerza de proezas por personas que vivieron mucho antes que su propio padre. Yo siento admiración por mis abuelos y mis propios padres. Siento admiración por nuestras generaciones anteriores, con sus errores y virtudes. Quiero que mi hijo, que nuestros descendientes sientan lo mismo por nosotros.

No quiero que en una década nos pregunten cómo fue que terminamos destruídos como nación. Quiero que nos pregunten como hicimos para sobreponernos y salir adelante. No quiero que nos pregunten cómo fue que nos robaron los sueños. Quiero que nos pregunten qué se sintió luchar por conseguir lo que nos correspondía. No quiero que nos reclamen por lo que teníamos y perdimos. Quiero que nos reconozcan el mérito de haber peleado por la conservación de lo que es nuestro. No quiero que sean grandes para diferenciarse de nosotros. Quiero que esa grandeza sea por identificación a la generación que los antecedió, no por rechazo.

Las oportunidades son para quienes las toman y aunque todo esté destruído, existe la oportunidad de volver a construir. Y para ello no es necesario contar con la participación de todos. Sólo se necesita a quienes quieren ser más de lo que les ofrecen que sean. Y no creas que somos pocos. Ya somos unos cuantos los que queremos que todo cambie menos nuestros ideales. No me importa si sos peronista, radical, de la Izquierda Unida o del PRO. No se necesitan ideologías, se necesitan ideales. Ideologías sobran, ideales faltan. No pienso preguntarte que pensás hacer por mí. Sólo quiero saber qué estás dispuesto a hacer por vos.

Yo tengo un hijo por quien lucho para verlo, por quien lucho para darle un mejor mañana y que en definitiva es darme un mejor mañana a mí. Tal vez vos tengas también, quizás no. Pero si hay algo de lo que nadie escapa en esta vida, es de las cuatro preguntas que nos harán algún día los futuros adultos, hoy niños: Por Qué, Cuándo, Cómo y Dónde. Yo no quiero pasar vergüenza. No quiero que me vean como parte de la destrucción de sus vidas cuando tendría que haber sido protector de las mismas.

No seas apático de lo que pasa en el país. Por respeto a la memoria de nuestros antepasados y por respeto a la futura memoria que tendrán de nosotros. No te pido que seas afiliado a ningún partido. Quiero que seas militante de la honestidad, la fuerza del trabajo y la tolerancia. Está en nosotros generar oportunidades para el mañana. Probablemente recién puedan disfrutarlas nuestros descendientes. Pero tendremos la satisfacción de tener el alma en paz ante el conocimiento de haber hecho lo que correspondía.

Martes. Cada tanto me agarra.

domingo, 21 de febrero de 2010

Malvinas

Intento digerir el planteo diplomático del Gobierno Argentino al Británico en torno al petróleo en Malvinas. Lamentablemente, no tengo vueltas que darle. Estoy de acuerdo con la protesta. No así con algunos detalles que giran al rededor. Para protestar hay que tener con qué. Para plantarse de manos al Tyson de los `90 hay que ser tan groso como él, o saber cosas que él no sabe o al menos pegarle un tiro en una rodilla.

Nosotros no tenemos unas Fuerzas Armadas que se encuentre en condiciones de repeler un ataque de porongos uruguayos. Y no es que falte voluntad ni capacidad. Faltan números, guita, maquinaria y armamento. Sin contar el estado anímico de las fuerzas luego de décadas de desguace sistemático y falta de respeto en continuado.

Supongo yo que es lindo decirles a los británicos que no pasarán. Debe ser interesante estar dispuesto a cualquier cosa con tal de defender y recuperar un pedazo de tierra, feo, frío, incómodo, pero nuestro. Y lamentablemente, no encuentro magia en este esbozo de autodeterminación. No hay forma de que se me mueva un pelo.

Al principio de la escalada diplomática empecé a frecuentar nuevamente los blogs de los autodenominados Peronautas, que limitan su militancia a decir "le pertenezco" a cada pelotudez que se le ocurre a la mandataria. No solo me encontré con una desperonización de la decoración bloggeril, sino que tampoco había ni una sola referencia que diga "a defenderlas". Es que es así. La patria es el pueblo, la tierra es de todos, pero que la defiendan otros.

Sin embargo, supongo que debe haber un plan de ataque soberbio. D`Elía tiene experiencia en el tema. Él con su batallón de valientes y temerarios soldados del Escuadrón de González Catán puede ir a recuperar Puerto Argentino tal como recuperó la Plaza del Pueblo en 2008. Es sencillo, se aprieta a cuanto Kelper se cruce, y el que no cede a las trompadas, se le ofrece un plan en la cooperativa petrolera a crear.



Secretos Diplomáticos. Vínculos de D'Elía con fundamentalistas islámicos asegurarían una alta dosis de ataques suicidas. La alegría no es tal. Descartan que sean de la Federación Tierra y Vivienda.



En operativo tenaza llegan los del Batallón "Cadenas y Chori, un Solo Corazón" perteneciente al Ejército de los Barrabravas Unidos, siempre y cuando se les garantice el pasaje a Sudáfrica, las putas y la falopa para la estadía y que la guerra se podría suspender por el Mundial.




En el cuartel del Regimiento La Guardia Imperial, el estado mayor conjunto de las fuerzas futboleras debaten por la comida a aportar al ejército y por si resulta conveniente o no ir de faso al frente.


En tanto que los muchachos de Quebracho, tipos corajudos y con mucha determinación en cuanto a lo justo y la defensa de lo nacional, generarían un ataque comando, pintando en los buques de la armada británica leyendas en aerosol. Aseguran que frases del tipo "No Pasaran", "Libertad a los Presos Políticos de la quema de neumáticos en Paseo Colón" y "Puto el que lee" generaría pánico entre las filas enemigas, haciéndoles creer que se enfrentan a alienados capaces de hacer cualquier locura. La única contra de este plan es que ante el sonido de una bala de verdad, cientos de militantes entrarían en pánico y empezarían a llamar a sus madres.




Muchachos de Quebracho realizando maniobras de prueba en huídas de la policía. ¡Hasta el próximo raje siempre!

Pero todo este plan no podría funcionar sin un ataque psicológico. Afiches mostrándolo al Néstor con la cicatriz en la carótida, videos de Aníbal Fernández jugando al truco en la playa mientas afirma que vamos ganando, lluvia de ejemplares de Página/12 y El Argentino y una intervención en las transmisiones que harán que todos los canales de televisión transmitan sólamente 6, 7, 8, pero obviando las intervenciones de Orlando Barone para no incurrir en crímenes de guerra.




En los mandos armados pidieron concentración para las tácticas de ataque. Ahora hay que pegarle a los móviles de ellos, no a los nuestros.


Y si todo esto falla, un buen golpe maestro: Tanquetas con altoparlantes reproduciendo discursos de Cristina en continuado las 24 horas del día y de la noche también, anunciando el llamado a licitación para la construcción de un cordón en una esquina de Grand Bourg, el inicio de una línea de producción de triciclos nacionales y populares y contando lo que sufrió cuando se alistó para la Guerra de las Malvinas I y su desembarco con los Lagartos, para luego infiltrarse en las líneas enemigas y terminar rescatando a nado a todos los sobrevivientes del General Belgrano, a pesar que los medios golpistas y desestabilizadores se empeñen en destruir, difamar y manchar la reputación de los honestos.




Domingo. Caraduras hay en todas partes. Nosotros tenemos a Vilma Picapiedras en el poder.

viernes, 12 de febrero de 2010

Perros

Se le puede perdonar que sea una tilinga de cuarta que se hace la fina y después se despacha con comentarios dignos de La Raulito diciendo que hay gente que tendría que tomar menos viagra y comer más chancho. Se le puede perdonar que sea tan bruta que se confunda al Quijote con su autor y hasta refiera a una frase que el Quijote nunca dijo. Se le puede perdonar que sea tan soberbia de no googlear al menos para saber que el agua no es hachedoscero. Se le puede perdonar muchas cosas.

Pero no le puedo perdonar que en su soberbia más propia de la ignorancia reconocible que de la erudición no reconocida, se pavonee de aquí para allá tratando de apátridas a cuanto tipo diga que se equivoca. Que la soja es un yuyo, que la lluvia nos quita la carne, que las exportaciones esto, que las importaciones aquello.

“Ladran Sancho, Señal que son Perros ¡Vamos, Argentinos!” En este país los Argentinos deben ser los pocos miles que todavía se tragan sus estupideces, que justifican lo injustificable, desde la ignorancia o desde la mismísima ceguera. Ahora me tengo que fumar que la troglodita disfrazada de señora, venga a decirme perro por no pensar como ella. Y ella ¿Cómo piensa? ¿Dónde están sus ideas? ¿Las de su Gabinete? ¿Cómo puede ser que un Presidente que todavía no asumió en Uruguay y que proviene de la lucha subversiva atraiga 150 propuestas de inversiones multimillonarias y ella, que lo único revolucionario que hizo en su puta vida fue entregar unos panfletos en la Facultad de Derecho de La Plata, dónde ya desde entonces la trataban de boludita y la entretenían con pelotudeces, tenga que poner plata de las jubilaciones para que la General Motor pueda fabricar un auto para que puedan comprar quienes precisamente no poseen problemas económicas? Con todo respeto a los yurugüas, pero repito: Presidente que todavía no asumió en Uruguay.

Enfermos de la paranoia, ven enemigos donde sólo hay voces disonantes. Ven un poder adquisitivo supremo en el aumento del consumo de pollo y en el record de turismo que tuvo Mar del Plata. Y sin embargo, no se dan cuenta que quienes no pudieron ir a Brasil son los que coparon la playa, que un inmenso porcentaje de los argentinos que fueron hasta el año pasado, este año se tuvieron que conformar con la pelopincho, en el mejor de los casos y que en el interior, no hubo el movimiento turístico de siempre. Ven golpistas donde hay una vieja puteando porque paga el kilo de milanesas 20 pesos. Ven un desestabilizador donde tan solo hay un pendejo que no llega a pagar el alquiler. Ven lo que quieren ver.

Probablemente, verán traidores en D´Elía. No es para menos. Si traicionó a Menem en 1993 con la carrera que lo llevó a la Presidencia, qué se puede esperar de la reacción para con la mujer del ex Gobernador de una Provincia de 250 mil habitantes. Alicia Kirchner ve en los pedidos de D´Elía intenciones clientelistas. Cristina ve en quienes denuncian el manejo de las cooperativas de trabajo a inconformistas que sólo ponen palos en las ruedas.

Somos todos enemigos. Al menos se han iluminado y algunos ya no usan el peronómetro para descalificar. Directamente somos todos golpistas. Personajes de la izquierda histórica, mentirosos y golpistas. Clase media venida a menos, golpistas. Fuerzas Armadas desprestigiadas, desmanteladas y conducidas por una inoperante e ignorante, eternos golpistas. Ex aliados del Gobierno, traidores y golpistas. Y lo más grave, al menos desde la idea del sentido común: militantes de la resistencia peronista devenidos en terroristas de Estado y golpistas.

Los motivos son de lo más variados. Por no haberse dejado culear de dorapa por el Gobierno, por quejarse de la dilapidación de la guita en cualquier cosa menos en fondos de coparticipación, por preguntar que va a pasar con los próximos jubilados con tanta guita que sale de la ANSeS, por quejarse de los gastos de Aerolíneas Argentinas, por criticar el crecimiento patrimonial del Gobierno. En el caso de los peronchos más viejos, por que no entendieron que Perón estaba equivocado, que los verdaderos peronistas fueron los echados –no importa Firmenich, no importa Perdía, no importa el asesinato de Rucci, no importa que precisamente Néstor estaba en otra y Moyano cazaba Montos.

Todos golpistas, todos gorilas, todos desestabilizadores. Todos perros que ladramos porque ellos cabalgan.

Sumidos en la mayor de las equivocaciones, la de no reconocer que el otro también puede tener razón, andan por la vida autorizando subas a prepagas “porque al Néstor lo atendieron bien”, promoviendo el cambio de la cultura alimenticia de los Argentinos, falsificando informes, echando inversiones, rematando nuestras materias primas sin impuestos ni control a países vecinos y, mientras tanto y como para entretenerse, choreándose hasta los bronces.

Pero mi opinión no vale, obviamente. Soy tan solo un golpista. Como “el monopolio” como diría el olvidadizo relator de fútbol uruguayo Víctor Hugo, devenido en analista político y sociólogo. Por suerte, para protegernos de tanta mentira, tenemos a la TV Pública, donde te cuenta la posta de Reutemann, desacreditándolo con un video de 1999 junto a Menem, cuando Néstor le entrego hasta el culo al turco.

Mientras el que piense distinto sea tratado de traidor a la patria, aunque ello incluya al 83% de los argentinos –una imagen positiva del 17% no es moco de pavo- mientras un jubilado tenga que aplaudir por que ahora vive con 230 dólares por órden judicial –Norma Plá se debe estar retorciendo desde el más allá- mientras las comidas de pobres se sigan transformando en platos gourmet para afortunados –pizza, empanadas, asado- mientras traten de criminales a los ricos cuando ellos han amasado en 7 años una fortuna a costillas del pueblo, mientras sus pasados lejanos los condene, sus pasados recientes los haga quedar en ridículo y sus futuros sean cada vez más negros, mientras tengamos que seguir aguantando que cada víctima es un victimario, que una vez al mes cobremos para la quincena, que la educación no es pública y que los derechos –ya no humanos, que es mucha especialización- sino los civiles y sociales son para nadie, seguiremos teniendo el derecho de decirle que es una cara dura, por más que parezca un colchon inflable, que es una ignorante de la política y de la vida, que es una ridícula, que es una cínica, una inoperante, una incompetente y que, si quiere, que nos cabalgue toda la noche.

Pero no somos perros. Somos Argentinos. Igual que ella. Igual que las personas que votamos. Igual que vos. Igual que yo.

Viernes. La inflación de enero es del 1% para el INDEC. Y juro que no es joda.

miércoles, 10 de febrero de 2010

Se Hace Lo Que Se Puede

La internación al borde de la muerte de Néstor Kirchner dejó al descubierto el estado de nuestra política y dirigencia. Hasta yo, particularmente, me cagué en las patas cuando ví la cara de pánico y el mutis por el foro del arco opositor. Una muestra más de que no tenemos ningún grumete que tome el timón en plena tormenta cuando el Capitán no da para más. Los rostros de cagasus tremens no eran solo en el oficialismo, donde aún lo necesitan para que termine de negociar el pase libre para zafar de los barrotes luego de 2011. No es para menos. Si para defender el modelo públicamente van a seguir utilizando a Kunkel -Pronista del Peronismo Antiperonista- o a la borracha de Diana Conti, están al horno.




Militantes de la resitencia contra el gorilaje de Palermo desean una pronta mejoría a Néstor.



Lo triste de este asunto es qué nos queda. Ante la pregunta de qué tenemos para el 2011, la única respuesta son dudas y nebulosas, ni siquiera promesas. Cobos demostró que su única imagen positiva es tirarse pedos en la cara de la Presidenta. Y después de que volvió a desempatar según sus convicciones. A nadie le importan las convicciones ni que Prat Gay haya votado en idéntico sentido que Cobos. Lo único que importa es que Cleto dijo algo que a Presidencia la convenía. La UCR en contra. A no ser que salga a putear al Gobierno junto a Jacobo Winograd en el programa de Rial, no levanta más.

Carrió ya sabe que nosotros sabemos que ella sabe que no llega a ningún lado. La queremos y la bancamos como opositora de la vida, pero a una persona que se va de cada uno de los partidos y coaliciones que ella misma crea, no le damos la administración ni de la kermese del colegio para juntar fondo para el viaje de egresados por temor a terminar todos en cana con ella denunciándonos por zarparnos con el precio de la pasta frola.

Ernesto Sanz tiene que intentar que la gente recuerde quién es y le preste atención por lo que hace. Alfonsín Jr tiene que intentar que el electorado piense que es una clonación de Raúl pero con mejoras en el código genético en el sector "pragmatismo y no represión", de sus acciones es fácil no recordar ninguna.

En cuanto a Mauricio, ya le pegan hasta cuando queda internado el (¿ex?) Presidente. Según trascendió, no fue intervenido en el Hospital Argerich porque el mismo no tiene insumos ni condiciones sanitarias adecuadas. Yo creo que en realidad el cagazo era tan grande que no dejaba su salud en manos de la administración pública ni aunque le prometieran una ganancia monetaria en el medio. Pero Mauricio se lo va ganando de a poco. Una Policía que no es Policía y que labura de 8 de la mañana a 12 de la noche, sólo en un barrio y que sale de gira por otros barrios y publicita el recorrido semanal -horarios incluídos- en todos los medios. Les juro que no es joda. Un plan de "decoración" del espacio público que elimina los cordones de las esquinas más transitadas de la Ciudad de Buenos Aires y que provoca que más de un auto termine estrolado contra las heladeras de los kioscos. Playas con vista al río en el que no se puede descender. Veredas por las que no se puede caminar. Baches provocados por obras que nunca vuelven a reparar. Sobrefacturaciones hasta en la compra de sacapuntas. Sueldos obsenos de los funcionarios y contratos pornográficos de empleados de cuarta en comparación a los empleados de planta que hacen idénticas funciones. Todo esto suma como para que se coma un par de puteadas.



En la TV Pública sostienen que nada tiene que ver con los aumentos en la carne y la importación de vacas el hecho de que quieran enchufarnos recetas con pollo y cerdo en todos los programas.


Ahora, que Estela de Carlotto venga a indignarse porque Mauricio Macri vetó un subsidio de 240 mil pesos para las Abuelas de Plaza de Mayo destinado a la búsqueda de personas apropiadas en tiempos de la dictadura es, cuanto menos, gracioso. Las argumentaciones de que la Ciudad de Buenos Aires no tiene por qué pagar la por delitos cometido por el Estado Nacional, para la Señora configuran un "error ideológico". Las palabras que utilizó la Señora es una muestra más de que todos estamos equivocados. Que un Estado que ni siquiera existía como tal en la época de Videla & Cia. -la Ciudad de Buenos Aires es autónoma desde 1994- se vea obligado a pagar de sus fondos cosas que debería solventar el Estado Nacional, es un error de concepción de derecho administrativo, no un "acierto ideológico".

Pero esa es la realidad de la Argentina desde que los que defienden las ideologías de quienes fueron expulsados del partido por el mismísimo General Perón ejercén el poder revanchista para con todos, incluso para con sus colegas peronistas que ahora -desde su particular concepción del justicialismo- son fachos. La carencia de un pasado digno de mostrar ha hecho que algunos se crearan historias que no han sido tales, mientras otros se adjudican hechos por los cuales en cualquier otro momento y lugar del mundo, hubieran sido, cuanto menos, investigados por la justicia por autoría o encubrimiento de delitos contra el Estado. Con este panorama, no es de extrañar que salgan a pegarle a Reutemann por sus declaraciones.



Personal de Limpieza intenta limpiar las puertas de acceso a la Clínica de los Arcos luego de que Nilda Garré se la llevara puesta. Planean convocar a un Obispo exorcista para limpiar el resto de la clínica.


Sin embargo, es lo que hay. Cristina diciendo en un acto que Néstor estaba bien y que habló por teléfono con el hijo de él (Máximo no encuentra consuelo ante tamaño desamor) diciendo que el consumo argentino es único, que millones de argentinos tienen poder adquisitivo supremo, que el salario mínimo es el más alto de la región -aclaración: competimos con Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguya- para más tarde, desde otro acto, informar que el aumento a las jubilaciones llevará a los viejos de la patria a cobrar la jugosa suma de 895 pesos mientras la aplauden.



Mientras Néstor estaba internado, ella inauguraba una planta de Coto, la misma semana en la que la carne llega con un 40% de aumento y la culpa es de todos los productores. Menos de Coto.


Pensando en cómo se encuentra Néstor, me siento bastante mejor. Estar internado en terapia intensiva luego de una operación para salvarte de un ACV que te podría haber costado la vida y que tu mujer no suspenda la agenda de discursos pedorros por un día, debe ser el peor castigo que te podría tocar en la vida. Sentirte solo al borde de la muerte y estar rodeado de Capitanich, Kunkel, Garré y Alicia Kirchner, deben dar ganas de iniciarles juicios por mala praxis a los médicos que lo castigan de ese modo.



Visiblemente exitada a bordo de un cuatri de competición. Hacía tiempo que no sentía algo potente allí debajo.



Mi Foto con una Gorila



Miércoles. Tres días de licencia médica por un ataque al hígado. Después me quejo de este país maravilloso.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Cerda

La puja por el control de PJ se está poniendo cada vez más picante. De Narváez dijo que le encantaría presentarse en elecciones internas para la conducción del partido, pero que cree que Reutemann es lo mejor que le podría pasar al movimiento. Moyano dijo que el Partido Justicialista no puede quedar en manos de un empresario fracasado como Francisco De Narváez, que mejor sería que quede en manos de un empresario exitoso, como él.



Huguito cree que con un par de hoteles cinco estrellas más en Punta del Este ya está como para competir.


Mientras todos se sacan los ojos por el control del PJ, Cristina -que siempre tuvo bien en claro que no juega a nada- se dedicaba a darnos clases de nutrición. En un acto en el Salon Sur de la Casa Rosada anunció medidas para el sector agropecuario "que no se queja." Pero lo interesante fue lo que dijo en el medio. "Yo ya sabía que, en realidad, la grasa que produce el cerdo es muy parecida a la grasa del ser humano y, por lo tanto, es menos nociva que la grasa, por ejemplo, de la carne vacuna en materia arterial. Pero acá acaba de agregar un dato que yo desconocía y que era que la ingesta de cerdo mejora la actividad sexual. No es un dato menor, además yo estimo que es mucho más gratificante comerse un cerdito a la parrilla que tomar Viagra." Más allá de que laboratorio Pfieffer descartó iniciar acciones legales por campaña sucia -en realidad, estan mandandose mails cagándose de risa de esto- ella no reculó y siguió con su apología sexual afrodisíaca. "En serio, les estaba contando a ellos que el anterior fin de semana, cuando estuve en Calafate, que hizo un fin de semana fantástico, nos comimos ahí, en lugar de un corderito, un cerdito que me habían mandado desde Córdoba riquísimo, al aire libre. Debo reconocer que no solamente comí la carne, sino que también comí el cuerito hecho galletita que queda crocante. Bueno, no saben, impresionante. Y anduvo todo muy bien el fin de semana además. Así que, pude ser que tenga razón. Es también parte de Calafate, la distensión, en fin, todo ayuda." Palabras de la Chanchita Nacional.



Piggy niega ser parte de la campaña a favor de los cerdos. "Como que sigan así llaman a René para promocionar el consumo de patas de rana"


Sin perjuicio de que lo que dijo es digno de una comedia de la talla de La Pistola Desnuda, lo triste es lo que se percibe por detrás, y no me refiero a las cachas de la Piggy Presidencial. Hablo de la destrucción sistemática de la producción nacional de vacunos. Los pastos blandos de gran parte del territorio nacional, la rentabilidad y, puntualmente, la costumbre alimenticia de los argentinos, nos diferencia soberbiamente de otras naciones que no les queda otra que producir cerdo por cuestiones que hacen a la extensión territorial y el clima. Y por más que venga a decirnos que con los excrementos del cerdo se puede abastecer la electricidad de la planta procesadora, estaría bueno que se anoticiara que de la vaca no sólo sacamos la carne.



En los comandos de la cybermilitancia K, defienden las teorías de la Presidenta, sólo que no saben si es a fuerza de choripanes de cerdo o porque no la ponen hace rato.


Prueba de este vaciamiento de la industria vacuna la podemos notar en el incremento del 30% del costo de la carne, como también en las palabras de la Chanchita convertida en Pavota al hablar sobre la producción avícola al día siguiente, diciendo cosas como que el aumento del consumo de pollo por parte de los argentinos habla del incremento en el poder adquisitivo del país. Posta. Si no, no se explica que diga que “así como ayer estuve con los productores de cerdos y hoy estoy con ustedes, productores avícolas, quiero hablar de otro animalito pero que no es tan lindo como los cerditos ni como los pollitos, quiero hablar de los buitres hoy, esos pájaros feos, negros que siempre sobrevuelan anunciando desgracia y cataclismos.” Y que finalice su discurso –vale aclarar que era en la inauguración de una planta energética, no de un criadero- diciendo “por eso yo me quedo con los pollos y me quedo con los cerdos. Yo también creo que los pollos tienen sus virtudes, tal vez no sean afrodisíacas como las de los cerditos pero sí adelgazan. Uno cuando come pollo nota que es una carne muy magra, sobre todo la pechuga, y si uno está delgado y además hace actividad física, siente que tal vez pueda volar con sus sueños. A lo mejor comer pollo nos hace volar también, pero volar con cosas buenas, no como algunos que vuelan con otras cosas.” Palabras de la Volada Nacional.



Big Bird se confiesa: Plaza Sésamo siempre estuvo a favor de este Gobierno, pero con el exceso de consumo de pollo, me siento defraudado.



Lejos de quedarse allí, esta semana arrancó bien arriba con una exensión impositiva a vinos espumantes de fabricación nacional. Haciéndose la autoritaria bondadosa, dijo que si bien todo el mundo sabe que ella no toma vino ni alcohol en general –después de lo de arriba tengo mis reservas al respecto- los productores pueden quedarse tranquilos porque “aunque la Presidenta no tome alcohol ni vino, no van a dejar de vender, al contrario, van a seguir vendiendo. Es bueno, sí, que los que tomen lo hagan en condiciones moderadas, en fin, para no dañar su propia salud ni tampoco dañar a nadie más.” También estaría bueno que se lo diga a la hija, que en un estado calamitoso hizo pasar vergüenza a toda su custodia cuando fueron detenidos por un control de alcoholemia en Mar del Plata. La custodia lo pasó, pero ella tuvo que ser callada con una mano en la boca.



Cristina, acalorada luego de un matambrito, un pechito y una bondiolita a la parrilla.



Si este Gobierno realmente quisiera intervenir el mercado de un modo revolucionario y satisfactorio, saldría a competir con los privados, abriría fábricas de autos de la nación, pondría en funcionamiento pleno fabricaciones militares y aflojaría un poquito con la presión fiscal, por la cual yo dejo 6 sueldos al año para que Néstor se compre dólares antes de cada corrida. Si tuvieran dos dedos de frente, saldrían a competir en el mercado vacuno, en vez de quedarse con cada hectárea de terreno fiscal para revender. Pero claro, ese tipo de intervencionismo implicaría levantar las banderas doctrinarias del peronismo, algo que a este gobierno le queda gigante.

Y mientras me sentía ilusionado con que en el 2012 el mundo se iba al carajo, ayer me puse a ver un documental del History Chanel y me enteré que todo era producto de la cultura Maya –perdón a todos los que me mandaron mails al respecto en los últimos meses, esas pelotudeces ni las abro- y que un par de fumones norteamericanos, con las barbas por las rodillas y el pelo más sucio que la entrepierna de Luli Salazar después de una noche de laburo, sostenían que Nostradamus también lo habría predicho. Ahora me siento deprimido y estafado por el cine norteamericano. La única esperanza que me queda es que en 2015 existan autos voladores y se extingan los abogados, como en Volver al Futuro II. Mientras tanto me tengo que fumar que los apocalípticos de todas las eras vengan a sostener que el juego de pelota que los Mayas practicaban hace 600 años representa a la gran alineación cósmica que tendrá lugar el 21 de diciembre de 2012 y que la prueba del fin es que al que perdía, le cortaban la cabeza. También profundizan sus conocimientos en que Nostradamus había dicho que iba a haber lenguas de fuego en el cielo parisino. Ahí me cagué de risa. Es la misma cuarteta que utilizaron en el siglo XX para predecir el Apocalipsis nuclear en la década del ´60. Documentales así hacen que la Argentina de Tato parezca un trabajo serio y no una humorada.

En otro orden de cosas, me llegó por Facebook la invitación para la segunda edición de la Crisfield. Antes que piensen que es una joda, les cuento que yo también pensé lo mismo, pero dadas las circunstancias, no me queda otra que jurarles que no. La primera fue una especie de mitín en apoyo a la Presi que sirvió para ponerse en pedo, levantarse alguna militante un poquito entregada y ver si pegaban onda con algún funcionario de tercera línea que estuviera realmente al pedo y no se encontrara viviendo las vacaciones nacionales y populares en Cariló. Por otro lado, desmintieron que la misma tuviera nada que ver con una fiesta electrónica, por lo cual el misterio de si las boludeces que dice la Chanchita son producto del excesivo consumo de drogas de diseño, sigue sin develarse.



Miercoles. O baja la temperatura o voy en bolas a laburar. Yo avisé.