lunes, 29 de marzo de 2010

Turismo Aventura

En el país de las ideas trastocadas y parcializadas, quien pretende aplicar un concepto tal como existe, es tildado de fascista –cuando no- burro, ignorante y falto de autoridad moral para hacer semejante herejía. Bienvenidos a la Argentina, ese lugar del mundo en el que los mismos defensores de las causas por los Derechos Humanos piden paredón para los Dictadores y defienden Gobiernos hambreadores. La Compañera Hebe de Bonafini será vuestra guía por los museos de memorias desmemoriadas, junto con Doña Estela de Carlotto, quien le mostrará las bondades de pedir justicia por sus muertos pero no por aquellas víctimas inocentes de bombardeos militares que ella misma festejó en junio de 1955.

Bienvenidos al país de la veleta, donde todos serán fanáticos de un modelo mientras este funcione, para luego pasar a ser férreos opositores. En esta visita guiada contarán con personalidades de la talla de los Ingenieros Felipe Solá y Julio César Cleto Cobos, quien junto a Alberto Fernández, Roberto Lavagna y Graciela Ocaña, les contarán las barbaridades de la traición ideológica que padecieron al ser vilmente estafados en su buena fe por seres despreciables.




Si usted está padeciendo alguna alteración hormonal o sencillamente disfruta de los climas templados, puede quedarse tranqui. Los sofocones menopáusicos no se sentirán en el sector de la tibieza. Disfrute de un paseo por los comedores de Milagro Sala, quien no es oficialista, sino sencillamente una ferviente defensora de las políticas kirchneristas. Cómase un plato de puchero popular con los compañeros del socialismo santafesino, quienes le criticarán las políticas económicas de la mafia kirchnerista mientras le cuentan la odisea de la defensa de una ley de medios nacional y popular. La visita será gratis, los sueldos ya los arreglaron con el Gobierno Nacional.



Milagro Argentino: Que la promotora de Activia sea Presidente.



Aproveche un país en el que siempre estamos de temporada alta para los quilombos y el baile permanente para llegar a fin de mes. Disfrute de las facilidades para atacar medidas que antes fueron defendidas por sus mismos atacantes. Sienta el vértigo de nuestra más reciente atracción: La reapertura de una causa contra subversivos de la vanguardia de los jóvenes idealistas que solamente cometieron la travesura de fusilar a un Oficial Superior del Ejército en pleno gobierno democrático. Deléitese con debates vacíos de gente totalmente ignorante en cuestiones de derecho constitucional diciendo que no es lo mismo el terrorismo de funcionarios de Isabelita que de funcionarios de Cámpora. Préparese para una montaña rusa entre quienes atacan a López Rega pero defienden a Abal Medina. Las sorpresas para el final ¿En que se van a amparar? ¿En la ilegitimidad de un Gobierno elegido por el 62% de los votos, en la prescripción del delito o en los indultos de Menem de 1989 y 1990?


No puede dejar de darse una vuelta por la nebulosa ideológica de una oposición intentando encontrar el tesoro sin brújulas, mapas ni GPS. No podrá dejar de sentir curiosidad por esa masa inconsistente compuesta por radicales conservadores, comunistas antiperonistas, peronistas disidentes, gurúes videntes y un empresario que critica la inflación mientras tiene a la mitad de sus empleados bajo la línea de la pobreza y a su gabinete con sueldos de gerentes de multinacionales y que mientras critica la corrupción de la Policía Federal, para fundar su propia policía se nutre de todos los jefes que fueron expulsados de la propia Federal por corrupción.

El paseo continúa con una vuelta por el Palacio de Justicia, donde un par de viejos chotos, un defensor de violadores y una vieja abortista, presididos por un pelado que disfruta de las cámaras más que Ricky Fort, deciden 15 años después si lo que hizo la Presidente se amolda o no a una Constitución de nada más que 130 artículos. Allí estará en la cocina real del Gobierno y entenderá que, mientras no se toque el presupuesto del Poder Judicial, el resto son todas cuestiones ajenas a judicializaciones.




A la noche será invitado al Cabaret más grande del cono sur. Justo en frente de la Confitería del Molino sentira que nuestro Congreso Nacional no tiene nada que envidiar al Moulin Rouge parisino. Shows de bailes lésbicos por parte de diputadas pseudo opositoras, sexo explícito entre Senadores oficialistas y enviados del Poder Ejecutivo y un número de travestismo extremo encarnado por nuestras mayores figuras, Little Augustine Rossi, Lady Bancalari y Madame Pichetto lo harán sentir en el paraíso de la orgía romana.




Madamme Pichetto. Travesti de lujo, show man, figura de Café Concert.


Y no puede perderse nuestra principal atracción. El safari del progresismo conservador argentino. Un tour nacional por obras sobrefacturadas, licitadas y sin terminar, subsidios a subsidios subsidiados, pobres empobrecidos, ricos enriquecidos, Gobernadores adictos e intendentes violados en un inmenso brochette en el que será sodomizado como parte de la atracción turística por el sólo hecho de trabajar y aportar. Deléitese con la versión local del The Wall de Roger Waters en Alemania: Un show de Teresa Parodi en conmemoración de la violencia estatal, mientras bailarines de la Compañía Quebracho destrozan las instalaciones de edificio públicos y los grupos de teatro alternativo comandados por Patricia Walsh realizan una exhibición de full contact argento contra otras agrupaciones de Derechos Humanos.



Teresa Parodi, representante de los intelectuales de izquierda que se sienten representados por un Gobierno conservador, antipopular y que se enriqueció a costillas de una Dictadura.


Todo esto como marco para el gran número central. Un discurso de nuestra líder espiritual, estadista de primera y formidable oradora, quien en un ejercicio de creatividad literaria jugará con las reglas gramaticales del castellano para llevarnos al éxtasis del cinismo. Una exposición única plagada de lugares comunes, frases hechas, citas mal citadas, normas mal aplicadas, pucheros, enojos y alguna que otra lagrimita en el gran show de Stand Up del que habla el mundo desde hace años.




¡No se lo pierda! Lo esperamos con los brazos abiertos y la caja registradora dispuesta.



(*) Promoción sin obligación de compra ni de devolución por parte de los organizadores. La entrada es gratis, la salida ni en pedo. La organización no se hace cargo de los daños físicos, materiales y trastornos psiquiátricos irreversibles que genere el paquete turístico comprado, máxime respecto del show de Stand Up. En caso de no encontrarse satisfecho, será tildado de gorila, golpista, agrogarca, buitre, fascista, promilico, puto y homófobo –si, al mismo tiempo- sorete, basura opositora y clase mierda egoísta.



Lunes. Este país es una gran fiesta en la que servimos la comida y ni siquiera nos quedamos con la propina.

martes, 23 de marzo de 2010

Historias

La temprana militancia peronista de José a finales de los años ´40 hizo que luego de la revolución fusiladora del ´55, y aún trabajando como empleado del Gobierno Nacional, frecuentara las reuniones clandestinas de la resistencia peronista. Allí conoció a quien más tarde sería su esposa. Por aquellos años, la resistencia se limitaba a gritar “Viva Perón” a la salida de algún teatro, a excepción del heroico levantamiento del Teniente General Valle.

Su militancia lo llevó a estar en cana seis meses en Córdoba con su mujer e hijos en Buenos Aires. Sin embargo, se la fumó, siguió adelante y jamás en su vida quitó el cuadro de Perón de su despacho, aún en tiempos de la proscripción.

En octubre de 1974, mientras se dirigía hacia San Nicolás a visitar a un amigo de toda la vida, su vehículo fue interceptado por dos rodados de un grupo comando. El coche en el que se desplazaba José junto con dos colaboradores fue acribillado y los atacantes emprendieron la fuga inmediatamente. El chofer murió en el acto, José quedó inconsciente y el único que quedó con posibilidad de reacción lo rescató. Gracias a ello, José la pudo contar.

Lidia era un par de años mayor que José. A su modo había vivido la experiencia del peronismo como más que gratificante, al formar parte de la primera generación de mujeres que participaba de una elección democrática. Militante del Peronismo Femenino, se vio más que complicada con la proscripción. Sin embargo, fiel a su profesión de abogada, pasó aquellos años laburando civilmente por guita. Y penalmente gratis, para sus compañeros detenidos por motivos –por entonces- méramente políticos e ideológicos.

A mediados de 1973 el Presidente de la Nación, con acuerdo del Senado, designa a Lidia Jueza de la Nación. La alegría no le duró muchos años. El 26 de marzo de 1976 partió a México vía Paraguay, para terminar radicándose en Canadá, de donde regresó recién a mediados de 1984.

José y Lidia tenían algo en común. Eran hermanos. Ambos habían nacido en un conventillo hijos de inmigrantes italianos. José ingresó en 1951 en la recién creada Policía Federal Argentina y al momento de haber sufrido ese atentado, era Subcomisario de la fuerza, en un destino méramente administrativo y había pedido el pase a retiro activo. Las secuelas no fueron para nada menores. Un año internado y 27 cirujías para salvarle la vida.

Lidia sufrió el exilio con todo lo que ello implica en una era sin Internet. Perder los lazos familiares, el vínculo con los suyos, el desarraigo y el padecimiento de vivir en un país lejano, con otra cultura, otro idioma y, principalmente, sin haber elegido irse.

El mayo de 1974, Patricia, de tan solo 14 años, volvía a su casa proveniente del Colegio. Sus padres trabajaban y ella se preparaba la merienda mientras miraba la tele. Hasta que escuchó un estallido ensordecedor. Minutos más tarde, la policía le encuentra aturdida y desorientada dentro de la bañera. Una bomba había estallado en el buzón de la puerta de entrada.

En 1981, Patricia ya se encontraba trabajando como Analista de Sistemas Cobol en un ala del Edificio Cóndor de la Fuerza Aérea Argentina. En el horario del almuerzo ella se retrasó para ir a sacar fotocopias a la única máquina que tenía el edificio, en el primer piso al lado de la escalera. Mientras puteaba del hambre que tenía sintió que el piso temblaba. Salió corriendo escaleras abajo mientras esquivaba como podía los tubos de luz y pedazos de mampostería que se le venían encima. El ala se desplomó y con ella se fueron la vida de 16 compañeros de Patricia, algunos de ellos grandes amigos.

En 1984, Patricia estaba vivita, casada y con un hijo cuando la citan de un Juzgado Federal. Allí se enteró de que figuraba en el listado preliminar de personas desaparecidas, a pesar de haber seguido trabajando en blanco y para el Estado. Al día de hoy, el derrumbe de un ala del Edificio Cóndor, sigue siendo un error arquitectónico para la versión oficial. El posterior suicidio de un Brigadier que se patinó el sueldo de todos sus empleados en una mesa de dinero, traería la real explicación. Al menos para los sobrevivientes.

A mediados de 1978, Alberto contaba con 15 años cuando salió a festejar el triunfo de la Selección Nacional de fútbol frente a Holanda que consagraría al conjunto dirigido por Menotti como Campeón del Mundo. La joda fue en casa de un amigo y duró hasta entrada la madrugada. El regresar a su hogar caminando, fue levantado por un coche no identificado. Su familia lo buscó por cielo y tierra durante 5 días hasta que apareció en la Comisaría 5ª, con los ojos en compota y la boca a la miseria. La excusa que dieron los oficiales a sus padres era que el joven era menor de edad y circulaba en actitud sospechosa a altas horas de la noche. Una charla a solas entre el padre de Alberto y un suboficial de la seccional les dejó como verdad que la brigada de la Comisaría lo confundió con un militante montonero y que se salvó de puro pedo de no aparecer never in the puta life. Según el suboficial, el aspecto del joven tampoco ayudaba mucho. Para algunos, el pelo largo todavía era un carnet de zurdo.

Alberto y Patricia tienen algo en común. Son hermanos y ambos hijos de un matrimonio de clase media, de esos que se criaron en la nada y llegaron a tener una vivienda digna, vacaciones pagas, obra social y una excelente educación para sus hijos.

Todos los personajes de este texto son reales. Todas sus historias son verídicas. Y todos son mis parientes más cercanos.

Cada vez que se acerca esta fecha, me encuentro con alguna novedad. En 1995 fue la obligación que bajó Susana Decibe de que en cada colegio se diera una charla sobre lo que pasó el 24 de Marzo de 1976 sin mencionar una sola palabra de los años –o al menos meses- anteriores, ni de lo que pasó después. Sin referir una sola sílaba respecto al resto de los cambios que se produjeron, más allá de las muertes. En 2004 se decidió que esta fecha fuera un feriado, como si hubiera algo que ameritara tamaña medida. Como si en vez de celebrar el 2 de abril, el feriado por Malvinas fuera el día de la rendición.

A pesar que la subversión combatía a un Gobierno constitucional, democrático y elegido por el 62% del pueblo, quienes se rasgan las vestiduras en estas fechas, precisamente simpatizan más con las ideas de quienes primero combatieron a la voluntad del pueblo, para después ser abatidos brutalmente por el Gobierno de Facto, previa traición de los cabecillas que no casualmente, están vivos y gozando de un buen pasar económico.

Yo prefiero hacer mi homenaje a mi manera. Ya bastante tiene mi familia para encima prenderme en el festín de víctimas y victimarios, de lobos cazados por los corderos, ni de las teorías de los dos demonios.

A José, Lidia, Patricia y Alberto, mis agradecimientos por enseñarme que en la vida, no todo es el rencor y que hay que mirar para adelante. Que de todo se sale.

A mi viejo, puntualmente, y de quien no digo una sola palabra en estas líneas, no porque no tenga lo suyo, sino porque es bastante grande como para no parecer una leyenda, gracias por darme lo mejor que un padre puede darle a un hijo. La convicción de que cuando se hace las cosas con ganas, gusto y honestidad, a la larga, todo sale bien.

Porque, como bien dice un gran amigo mío, lo que importa son los afectos. Lo demás, son sólo detalles.

jueves, 18 de marzo de 2010

Flor de Candidato

Hay cosas que llaman la atención por sus anomalías. Es normal que en cualquier gobierno hayan críticas. Es normal que las críticas sean destructivas. Es normal que el Gobierno no se haga eco de ello, si es que las cosas les sale bien. Ahora, partiendo de esta base, es que se entiende que haya tanto pelotudo dando vueltas en la red defendiendo la venta de calamares en puestos callejeros del Gobierno Nacional en la estación Del Viso.

Payasos en el sentido correcto de la palabra, que en el último gobierno de facto no la pasaron tan mal laburando por todos lados y que en la nefasta década del `90 se dieron el lujo de viajar a Europa, ahora devenidos en soportes intelectuales de un Gobierno que tiene como próximo objetivo imponer el consumo de ancas de rana entre la clase media. Resentidos incapaces de ganarse 20 mangos honestamente en la calle, que cuentan las monedas para comprar cigarrillos de tercera marca, pero que ahora abrazan al kirchnerismo por que sienten que el Gobierno Nacional representa mejor que nadie los ideales del socialismo. Pero el resentimiento no lo pueden esconder demasiado y ante la carencia de argumentos sustentables, salen a entregar ficha y curriculum de quienes piensen distinto que ellos.



Nuevo Plan para la reactivación económica, la suba del poder adquisitivo y la reinstalación de la marca Argentina en el mundo: Merluza a 12 pesos en tres ferias itinerantes del Conurbano.



Viejos boludos que en algunos casos, hasta son docentes de nuestros hijos, que confunden peronismo con marxismo y chavismo, victimizando a Guillermo Moreno, quien ahora es una carmelita descalza víctima de las operaciones mediáticas del monopolio multimediático, mientras el resto nos tenemos que fumar que otros boludos que antes cobraban sus buenos mangos del mismo monopolio multimediático, ahora nos bombardeen desde 6 en el 7 a las 8, Duro de Domar y TVR en dos canales a la vez, en tres radios de AM, sin contar la radio de las madres, en 3 FM, Página/12 y Revista 23.

Ahora los veo como envalentonados. Parece que realmente estan en otra, como el desertor a punto de ser fusilado, cagados en las patas, pero con la frente en alto y diciendo boludeces. Otros hasta cobran por ello. Verlo a Orlando Barone hablar es igual a escuchar a un enfermo terminal en medio de los efectos de la morfina. Sabe que palma en cualquier momento, pero su mejoría momentánea lo hace creerse que está para jugar la final de la Champions League.



No es la mamá de Ignacio Copani. Es Orlando Barone.



Estas semanas los ví pasar del julepe padre que les dio en el Senado hasta que la oposición hizo lo mejor que sabe hacer. Cagar las oportunidades. Ahora están envalentonados. Zafaron del Knok Out y van para adelante esperando llegar a la definición por puntos. Los vi defender a Moreno de las acusaciones por frenar las exportaciones de carnes vacunas. Los vi ofuscarse porque el Grupo Clarín no mandó cámaras a cubrir como llenaban la Plaza de Mayo espontáneamente. Paradojas de la vida. Para llenar la Plaza sin dejar manchones, se necesitan unas 300 mil personas sin apretarse. Con 15 mil pretenden aparentar la convocatoria de Perón el 17 de Octubre de 1945, dónde se aglutinaron más de un palo de personas.

Pero quiero verlos cómo hacen para defender a Florencia Peña como candidata del Frente Para la Victoria por la Capital Federal. Les juro que no es joda esta posibilidad. Ya están encargando sondeos al respecto. Obviamente que frente al candidato anterior del FpV en Capital es un avance. La ex Pechocha tiene la misma calidad intelectual que el ACV de Filmus, su capacidad laboral está igual de sobrevalorada, pero es un poquito más conocida. Un golazo. Con Scioli como candidato a Presidente, Moyano para la Provincia de Buenos Aires y D`Elía secundándolo, el equipo está garantizado, no tenemos mucho que preocuparnos.



Se impone la moda Mundo Marino. Poner cara de focas y aplaudir como pelotudas ante el público que se caga de risa de ellas.


Y ahí están los forros oficialistas, que cobrando sueldos de arriba de 90 lucas piensan que es horrible lo que le están haciendo a la Compañera Cristina, que de tan tapada de laburo que se encuentra, no le queda otra que salir a vender pescado y calamares en una feria itinerante. Faltan que le sumen algún que otro payaso para acompañarla y listo, el circo se blanquea de una vez por todas.

Pero mientras ellos creen que todo es un experimento, que habría que probar qué onda esto de Moyano Gobernador. Que por qué no darle una chance a Florencia Peña para candidata a Jefa de Gobierno (por el amor de Perón ¿A quién carajo se le puede ocurrir?) O por qué no dejar que las cosas fluyan y ver que puede hacer Scioli en la Presidencia de la Nación. Total, nosotros somos conejillos de india. Qué más da tener a un Camionero de Gobernador, una actriz de poca monta de Jefa de Gobierno, un piquetero de Presidente de la Legislatura Provincial o a un motonauta de Presidente si, según los intelectuales afines al kirchnerismo, a este país lo quieren hundir los mismos enemigos del Gobierno de Perón.



"Me hice Kirchnerista por espanto." Ricky Forster. Filósofo, oportunista y crítico del que quiere llegar a fin de mes.


Sinceramente, no se bien a cuáles enemigos se referirán con esa afirmación. ¿La UCR, dividida, debilitada y sin poder? ¿Las Fuerzas Armadas carentes de fuerza alguna para voltearse ni siquiera entre ellos? ¿Los partidarios de la dictadura, como Alicia Kirchner, Directora de Acción Social en Santa Cruz durante el Gobierno de Videla? ¿Los medios de comunicación que son menos creíbles que Scioli cantando la Marchita? ¿O se referiran a la Izquierda, durante los gobiernos de Perón se dividió entre los que se aliaban a la embajada norteamericana o los que atentaban contra el propio Gobierno democrático? No se bien a quiénes se referiran. Pero mientras lo veo a Forster justificar desde el intelecto las manos con olor a merluza de la Presidente, me doy cuenta que se olvida de algo. Entre los enemigos de Perón, estaban los intelectuales del momento. Gente como él, bah.




Jueves. No queremos a Florencia Peña. Si nos van a poner una boluda, que nos pongan a la Lopilato.

lunes, 15 de marzo de 2010

¿Qué les pasó?

Hace poco salió el libro de Ernesto Tenembaum que a modo de yo no fuí, titula como "Qué les pasó". Yendo aún más allá, el propio Tenembaum dijo en un reportaje de presentación del libro que la idea era intentar explicar, como si se pudiera, que fue lo que les pasó a los Kirchner para hacer añicos aquel poryecto que encararon en 2003 cuando Néstor llegó a la Presidencia de la Nación.

Yo entiendo que pueda haber chicos de 20 años, más o menos, que vivieron su adolescencia en los años posteriores al estallido de diciembre de 2001, pero no me entra en la cabeza que señores de cuarenta y tantos quieran hacernos creer que realmente fue así, porque la única conclusión a la que puedo llegar es que, o vivían en una nube de pedos, o son tan tremendamente cínicos que no les queda otra que justificar la vergüenza de haberse hechos los sotas con algunas barbaridades que ocurrían por entonces.

El Gobierno de los Kirchner no se fue a la mierda, sólo esta cosechando lo que sembró. Ni Néstor fue un conciliador devenido en furioso enemigo de todo aquel que piense distinto, ni Cristina es una Estadista caída en desgracia. No, señor.

En una entrevista brindada en noviembre de 2002, Néstor sostenía que las retenciones eran una política equivocada que servían para bancar la burocracia del Estado Nacional. Ese mismo año, Néstor había dicho que le gustaría ser Presidente. También fue ese año cuando se produjeron las muertes de Santillan y Kosteki en la Estación Avellaneda del Ferrocarril Roca, de la que Néstor no dijo absolutamente nada, no vaya a ser cosa que Duhalde le quitara su padrinazgo para las Presidenciales.

Una vez en campaña fustigó a quien antes acompañó en listas electorales, de quien dependiera económicamente y de quien llegara a decir que fue el mejor Presidente de la Argentina desde Juan Perón. Ya habiendo ganado empezaron las primeras muestras de la Argentina que otros veíamos, a quienes después encontraron otros nombres para brindarnos. Gorilas, oligarcas, golpistas, desestabilizadores, etcéteras.

Una Comisaría de la Policía Federal Argentina fue tomada, incendiada y saqueada por un piquetero. El Comisario, fue separado de la fuerza. El piquetero, fue nombrado Subsecretario de la Nación. Y esto no ocurrió en 2008, ni en 2009, ni este año. Fue en el Gobierno de Néstor Carlos Kirchner.

Los conflictos de poder en el Ministerio de Economía, en el que pasaron Roberto Lavagna, Felisa Micelli y donde terminó un engendro anónimo antes de asumir y aún más anónimo luego de su partida -o acaso alguien se acuerda de quién carajo fue Miguel Peirano- empezaron durante el Gobierno de Néstor Carlos Kirchner.

En junio de 2005, trabajadores municipales y de la propia gobernación de Santa Cruz reclamaban 200 pesos de aumento. Se los negaron. Salieron a la calle. Los reprimieron. Kirchner amenazó con mandar tropas de elite. Cumplió. De paso se quedaron por las dudas que sigan jodiendo.

El 20 de julio de 2005, un grupo de 200 ciudadanos santacruceños que alguna vez habían sido empleados petroleros, luego de enterarse que las empresas de la zona habían facturado 2,5 mil millones de pesos en un año, decidieron ir a reclamar que les devuelvan los puestos. Fueron brutalmente reprimidos por 500 gendarmes sin contar la policía local. Gendarmería, por si alguno no lo sabe, depende del Ministerio del Interior de la Nación, por entonces a mano de Aníbal Fernández. ¿Quién puede sorprenderse de la represión a los desocupados santacruceños del año pasado o del actual?

Y ni que hablar del escándalo que se armó cuando en Neuquén murió el docente Fuentelalba en manos de una represión sangruienta. Sobisch, por entonces Gobernador de la Provincia y con serias aspiraciones presidenciales, vio como quedaba sepultada su carrera política, mientras que en Santa Cruz se hacían un festín con los trabajadores del sector de la educación y donde hasta un amigo del propio Presidente de la Nación se daba el lujo de pasarles con la camioneta por encima.

Entonces todos creían en él y nadie miraba el archivo. Cada vez que criticaba al Gobierno de Menem por las privatizaciones, sus cuentas petroleras subían proporcionalmente, gracias a las mismas malditas privatizaciones. Cada vez que acusaban a un militar de genocida, forreando al Jefe del Ejército y enarbolando la bandera del Che Guevara donde tendría que estar la de la Argentina, Máximo se daba una vuelta por Santa Cruz a cobrar las rentas de las 28 viviendas expropiadas en la dictadura.

Pero mientras Néstor echaba a Béliz y Quantín luego de la represión en las afueras de la Legislatura Porteña, en Santa Cruz se hacían un festín con fuerzas de la Nación. Lo que se dice, precisamente, no mirar con los mismos ojos a la Capital Federal que al país profundo. En algo fueron coherentes.

El caso Skanska, que de amenazar con ser el máximo quilombo de corrupción pasó a la nada misma -gracias a Scioli y Macri que dejaron acéfalos el Juzgado y la Fiscalía Federal intervinientes- también sucedió en el Gobierno de Néstor Carlos Kirchner. Al igual que los aportes del narcotráfico a la campaña presidencial de Cristina, las valijas voladoras de Antoninni Wilson, la bolsa de dinero en el baño de Felisa Micelli y el bolonqui de negociados en el Hospital Francés.

La disolución de la Policía Aeronáutica y su reemplazo por la Fuerza de Seguridad Aeroportuaria, también se dio en el Gobierno de Néstor Carlos Kirchner. Reemplazaron una mafia por la misma mafia, cambiaron el nombre y listo. Como los bancos privados, pero con aires progres.

Lo que sí no pasó durante el Gobierno de Néstor Carlos Kirchner, a pesar de que él lo prometiera una y otra vez, fue la devolución de los puntos de coparticipación a las Provincias, la reforma judicial -¿Alguien se acuerda de que querían eliminar los Juzgados Federales de la Capital?- las 100 mil casas del Plan Federal de Viviendas y algunas perlitas más.

Y mientras algunos cómodos pretenden creer que fueron estafados en su buena fe, yo prefiero hacer memoria. Ahora pretenden quedarse hasta el 2020. Con un tasa de crecimiento demográfico del 24% y el plan viviendas absolutamente paralizado, para el 2020 viviremos en carpas. Pero eso sí, Marcó del Pont es lomejor que podemos tener al frente del Banco Central, a pesar de ser la responsable del fracaso absoluto del plan de préstamos para inquilinos.

Ahí están, los podemos ver y escuchar prometiendo nuevamente lo que prometieron en 2003. Gracias a ellos, recuerdo que no lo cumplieron. Gracias a algunos periodistas, puedo decir que yo sé qué les pasó. Un montón de boludos les creyeron.



CARTELERA

Como todos tenemos nuestras distracciones y aficiones, yo no escapo a la regla. Me sumé al blog Te Cuento los Setenta, donde hablo de la música de esos años y hasta me daré el lujo de poder ver la realidad de aquella década desde la perspectiva artística. Dense una vuelta, no sean garcas.

Lunes. Y a vos ¿Qué te pasó?

jueves, 11 de marzo de 2010

Negros de Mierda

Inconcientes, totalmentes ajenos a la realidad del país y a las necesidades de la patria, sumidos en un mundo de reclamo eterno a la nada, esperando la llegada de algún noticiero porteño con aires golpistas o con ínfulas de solidaridad, la cual si realmente fuera cierta, destinarían la mitad de la guita que gastaron en la producción de la nota en alimentar a los entrevistados. Pueden ser los wichís en Salta, los Tobas en Chaco, los compañeros del conurbano o los vecinos de las villas porteñas. Todo aquel que sea morochito, con los pelos lacios sucios y pastosos, preferentemente descalzos y con la ropa corroída. Si viven en un rancho de chapas perforadas, mucho mejor.

Es la realidad que no vemos, como nos muestran ellos. Es cierto, en algún punto. Casi tan cierto como que ellos tampoco ven demasiado. Todo muy pintoresco, algún periodista escandalizado leyendo los artículos de la Constitución que hablan de los derechos de los indígenas con la misma solvencia académica con la que el periodista de policiales resuelve los casos el mismo día del hecho.

Te muestran sus chozas, cuanto menos dientes tengan sus sonrisas, más cercanos son los planos del camarógrafo y ahondan en preguntas obvias que tienen respuestas obvias, del tipo ¿Cuántos tiene que alimentar? ¿Le alcanza? ¿Qué es lo que quiere para su futuro? Y para eso estudiaron una licenciatura en el mejor de los casos. Para preguntar por el futuro a gente que no sabe si va a comer en el día. Pero miremos el lado bueno, antes al que había que pegarle era a Capitanich, los únicos muertos de hambre eran los del Chaco. Hablar del hambre de Tucumán, era una antigüedad de los tiempos de De La Rúa.

Como si fuera Américo Vespucio por las costas del Brasil, un periodista descubre que en Salta también hay muertos de hambre. Falta que los descubran cruzando el Riachuelo, en Villa Galicia de Lomas de Zamora, o en la Cava, a pasitos de Lomas de San Isidro. Pero hay conclusiones que nadie saca. Los Tobas en el Chaco y los Wichís en Salta, siempre vivieron del mismo modo. Aunque desde hace un siglo se los reconozca como pobres, su cultura ya es así. Pero ahora se están muriendo de hambre. Si no pueden ir a comprar alimentos, tampoco los pueden cazar. Los campos son privados, los ríos están contaminados, ellos están a la deriva por la desidia ¿De quién? ¿De un Estado ausente en su asistencia? ¿O de un Estado enfermo que en vez de integrarlos los trató como ciudadanos de otra categoría, distinta a la nuestra, discriminándolos desde una Constitución que pretendía ser moderna y que respecto de los pueblos originarios le chingó feo?

Los indígenas no tienen más asistencia de sus provincias. Y para qué, si ahora el Estado Nacional les da un subsidio vía tarjeta de débito. Kilómetros a pata para cobrar un par de billetes. No es muy distinto a lo que sucede en las grandes ciudades de la patria, donde en las colas de los bancos nos hemos acostumbrado a ver desfilar un gentío de subsidiados que cobran por ventanilla.

Y el Gobierno les echa la culpa de la inflación a ellos. Por más que digan lo contrario, si cada vez que explican el índice inflacionario se amparan en el aumento del consumo gracias a los planes sociales, lo único que hacen es acusar a los muertos de hambre de querer comer. En definitiva, para el Gobierno Nacional y Popular, también son negros de mierda y los tratan como tales.

Así como la igualdad de oportunidades para la mujer se va a la mierda cada vez que Cristina dice que todo le cuesta el doble por ser mujer, cada vez que dicen que la culpa del aumento de los precios es de los pobres, hacen que ellos sean una vez más unos negros de mierda que tienen la culpa de todo lo que pasa en el país.

Pero esto es lo que tenemos y esto es lo que hay. Mujeres a las que todo les cuesta por la misoginia de los demás y no por sus cagadas atómicas. Gente que ya no se calla ni aunque se lo sugieran otros funcionarios y acusa de censores a quienes le piden mesura. Radicales que acusan de traidores a otros radicales, peronistas que tratan de veletas a otros peronistas, zurdos que señalan con el índice acusando de vendidos a otros zurdos y empresarios que creen que la plusvalía también se aplica para administrar una ciudad para luego juntar a un puñado de niños bien que fantasean con la irrealidad de una juventud militante, pero sin que se les complique la salida del sábado a la noche.

Al final, ellos tienen la culpa. Los negros de mierda que nos hunden en el fondo del tarro con sus aspiraciones de comida. No lo digo yo. Lo dice el Gobierno.

viernes, 5 de marzo de 2010

Ok

A veces creo que si se quedara callada la boca, le iría mejor a ella. O sea, nos seguirían haciendo saltar las hemorroides, pero al menos no nos enteraríamos como nos enteramos ahora, o sea, por sus propias palabras. Como si no alcanzara con el desastre vacuno y la imposición del cerdo como comida nacional, ahora se suma el búfalo en sus aspiraciones de colocación de marca argentina en Europa. Sin darnos respiro, nos contó que en Misiones están mejor ahora que antes del tornado gracias a ella (posta, créanme que no es joda) para luego encararla nuevamente con el país real y el país virtual.

Se nos pone a hablar de abusos de poder por parte de los opositores, los trata de destituyentes, de entorpecedores, de atentar contra las instituciones. Dice y dice y no para de decir una obsenidad tras otra. Sus discursos son al sentido común lo que una película porno es al cine infantil. Y a mí ya me infló los huevos del todo.

¿Qué carajo me importa a mí lo que ella cree interpretar de la Constitución si para eso están los Jueces designados por el mismísimo Poder Ejecutivo con acuerdo del Senado? ¿A quién mierda le importa si se siente fustigada? Sólo un pelotudo es capaz de reivindicar la lucha armada de los `70 para luego quejarse de que los demás atentan contra las instituciones. Solo un ser humano unos cuantos puntos por debajo de los 90 de coeficiente intelectual puede suponer que alguien se va a congraciar con quien denuncia autoritarismo siendo el propio jefe del Ejecutivo. Y yo no soy pelotudo y mi coeficiente está por encima de los 90 puntos.

Pero sus ataques no son solo para con la oposición política, también ataca a la oposición de pensamiento, los que no militan en partidos, los que no ostentan cargos públicos, los que no pelean roscas para repartirse comisiones. O sea, sus ataques son dirigidos a todo el que piensa diferente, lo que quiere decir que bardea abiertamente -y según resultados recientes- al 85% de la población de la República Argentina.

Y yo no ando armando un golpe de Estado. Bastante tengo con pasarme día y noche buscando una salida laboral que me permita pagar un divorcio, mantener un hijo, sobrevivir a los piojos e intentar rehacer mi vida. A nadie le importa quién carajo soy y sin embargo no ando llorando con que no me dejan vivir. Pero es la típica de la estudiante del secundario que se rascó las pelotas todo el año, que se fue de joda en cuanta partuza existiera para luego decir que le fue mal en el examen "porque la profesora la cagó". La culpa siempre es de nosotros, nunca de sus decisiones desacertadas, carentes de soluciones, de ideas y de practicidad para solucionar los problemas de, aunque sea, algún sector de la sociedad. Todos tenemos la culpa de que ellos hayan perdido por tan poquito en Junio pasado que terminaron perdiendo el Senado entero. Vos que estás leyendo esto mientras te tomás un feca, tenés la culpa de que el Gobierno entregue sobreprecios de hasta 2 mil millones de pesos. Yo tengo la culpa de que con los crecimientos a tasas chinas haya gente durmiendo en las galerías de Paseo Colón en la esquina de la Casa Rosada. Mi vecino tiene la culpa de que por cada número dibujado por el INDEC, un pibe pobre y al borde de morir de hambre, no reciba asistencia del Estado porque la guita no es necesaria, si está todo bien.

Y a la puta oposición que se encuentra en este momento buscando quién es el más presidenciable, los mandaría a todos a la reputísima madre que los re mil parió, arrancando por el negrero de Mauricio. No es serio que un tipo que se "olvida" de pagar los salarios, que por errores administrativos irreparables dejó cesantes a 1000 personas, que llenó el Gobierno de ñoquis de su confianza, que cada decisión que le critican la tira para atrás y que tiene al 60% de sus empleados de planta permanente viviendo bajo la línea de la pobreza, venga a criticar las políticas hambreadoras del Gobierno Nacional. Si no puede con una ciudad ¿Qué carajo va a hacer con un país?

Y seguiría por Cobos, ejemplo de acomodaticio que se pasó su vida detrás de un escritorio como profesor, como rector, como ingeniero y un día se le ocurrió ser Gobernador y creyó en el modelo Nacional y Popular de Kirchner. Un fulano que se prendió en todo esto y recién vio lo malo cuando llevaba 6 meses como Vicepresidente. No puede venir a hacernos creer que él es la posibilidad del cambio. ¿Aterrizó ayer proveniente de Júpiter? No me rompan más las pelotas ni con Cobos, ni con Mauricio. Y con Carrió tampoco. Una máquina de tirar mierda pero después, cuando pasa el tiempo y la justicia la cita, termina pidiendo perdón. Como hizo con Duhalde, que de golpe no robó, no traficaba merca, no reprimió brutalmente, no devaluó y ni siquiera era tan malo. Y ya que lo nombro a Duhalde, mis más sinceras felicitaciones por competir en el podio del cinismo histórico nacional, al ponerse en la vereda de enfrente de un invento político que no es tal, que ya venía Gobernando en Santa Cruz hacía más de una década y que él conocía de memoria. Otro que se hace el pelotudo jugando con nuestra capacidad para recordar.

Reutemann, los hermanitos Rodríguez Saa, Das Neves, Binner, Felipe Solá, para mí están todos con la memoria manchada, el archivo cargado y nada que puedan poner en el medio para que la gente piense que pueden hacer las cosas diferentes. El daño que le han hecho al país todos en su conjunto, oposición, pseudo oposición, oficialismo y los veletas de siempre, no va a poder ser dimensionado hasta dentro de mucho, a pesar de lo que estamos viviendo. Lo único que han sabido hacer desde la oposición es quejarse y llorar porque los cagaban. Nunca una idea para frenarlos, nunca una convocatoria. Bronca nos sobra, ganas también. Nos faltan líderes que puedan hacer algo con eso ¿Cuándo mierda lo van a entender?

Los medios, como no se les cae una idea y nunca se la juegan por nadie hasta que no tengan garantizado quién va a ganar en este circo, callan atrocidades, como un paro general de empleados del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dónde sólo funcionaron los colegios, los hospitales atendieron guardias mínimas, el SAME iba sólo si estabas viendo la luz al final del túnel y todas las mesas de entradas estaban con las ventanillas cerradas. Ningún empleado faltó, mal que le pese a Mauricio. Telenoche tampoco, mandó un móvil. Pero en vez de levantar la noticia en el lugar, se quedó sólo con lo que fue a hacer. Una entrevista al Ministro de Justicia y Seguridad para que justifique el uso de las pistolas eléctricas.

Volviendo a esta mampostería de festival de barrio que nos hicieron fumar como "El Mejor Cuadro Político de los Últimos Cincuenta Años" y "El Mejor Gobierno de los Últimos Doscientos Años", quédense tranquilos que dentro de un tiempo sus hijos van a tener que cambiarse el apellido, porque un Fernández pasará desapercibido. Pero un Marcó del Pont, no. Un Randazzo, tampoco. Un Boudou, ni hablar. Un Kirchner, mucho menos. Ustedes se lo buscaron y ustedes lo hicieron. Espero que lo que les quede luego de los embargos que se van a morfar, les alcance para bancarles las vidas a las lacras babosas y reprimidas emocionales que han críado sus mucamas.

Y en cuanto a vos, Playmobil al Microondas, espero que la vida te de muchos años, tantos como a los que te defendieron a pesar de todo, para que cada uno de nosotros les recuerden lo que fuiste y lo que ellos defendieron. Una mina ajena a la realidad, ladrona, cínica, hipócrita, hambreadora, frustrada, carente de ideas y tilinga de cuarta que se pasó todo su mandato hablando pelotudeces, peleándose contra los fantasmas de su propia cabeza, dividiendo a la sociedad hasta lo máximo posible y llevándose hasta la bandeja de la torta.

Viernes. Harto.

jueves, 4 de marzo de 2010

Perdieron Por Poquito

Los periodistas exitistas de siempre, de los cuales los deportivos van a la cabeza y cómodos, están hace unos cuantos meses hablando de coincidencias mundialistas. El Diego jugó su último partido en un mundial contra Nigeria. Vuelve a un mundial contra Nigeria. Existen grandes posibilidades de cruzarnos con Inglaterra en cuartos de final.

Los mas esperanzados creen que el hecho de haber realizado una eliminatoria del orto y clasificado de pedo, nos pone en igualdad de condiciones que en el `86 -veo que evitan comparar con el plantel del `94 que clasificó aún más de pedo-nos pone como meros candidatos a ganar el Mundial de Sudáfrica. Los más morbosos, suman también el terremoto de Chile un par de meses antes, tal como ocurriera en México en 1986, aunque el afectado era el mismo país organizador.

Y eso que nadie les sumo las circunstancias actuales del país. No estamos tan hechos mierda como en el 2002, pero al igual que en el `86, tardaremos un par de añitos en darnos cuenta lo que nos va a salir pagar la joda de este Gobierno.




Ayer se sumó un hecho que no se si me satisface y a esta altura, sinceramente, ya me resbala. La oposición tomó el Congreso. Está bien que tomen algo y que rompan las pelotas. Pero no pasará de ello. El Senado se ha convertido en el depósito de los presidentes jubilados de tipos con problemas de autoestima graves y de fracasados políticos, porque nadie en política puede venir a negar que nunca soñó con la Presidencia. Terminan en una banca, negociando con tipos iguales a ellos, entregando el orto a cambio de dos monedas. Y jodiendo a más no poder, obviamente, porque con la Presidencia sueñan, pero como uno sueña con Claudia Schiffer. Veinticinco comisiones, trece presidencias, coparon todo.

Y con tanto ímpetu que ya rebotaron el pliego de la designación de Marcó del Pont como Presidente del Banco Central. Y ella, cual colegiala a la que le robaron la virginidad con promesas de amor eterno, protesta de que la oposición entorpece. ¿Qué pretendía? ¿Que la lleven al cine? Calculo que en un par de meses, Filmus y Pichetto tendrán que pedir permiso por registro triplicado para que los autoricen a ir al baño.

Y aunque Gvirtz se dedique a hacer proselitismo antiopositor -ya no le bastaba con 6,7,8, ahora sumó Duro de Domar con Daniel Tognetti en Canal 9- haciendo informes con la "veracidad de que nadie resiste a un archivo" y nos muestre que el Senador Morales era funcionario de De La Rúa, yo me voy a acordar de que también estaban unos cuantos del entonces PJ disidente, hoy refugiados en cargos diplomáticos. Y por cada informe en que muestre a Adolfo Rodríguez Saa decretando el default entre los aplausos de Asamblea Legislativa, yo voy a recordar que una Senadora por la Provincia de Santa Cruz aplaudía como loca la iniciativa, mientras su marido, Gobernador de la misma provincia, hacía cola en la Casa Rosada esperando ser atendido por el fugaz Presidente.

Pero la Presi estaba en otra. Aprovechó la humedad de Buenos Aires y pensó que ya que le estaban colgando los mofletes, aprovechar e ir a visitar Misiones. Corroboró con una asistente de que no necesitaba pasaporte y que Lula no tenía porque ir a recibirla y marchó hacia el noreste argentino. En el viaje le recordaron que tenía que ir a ver lo que hicieron con los destrozos de un tornado y suspendieron la explicación ante la carencia de sinapsis alguna. Un par de pildoras y a hablar con la compañía de Andrea del Boca, una mujer que nació, creció y vivió toda la vida en una nube de pedos envasada en un termo, pero que al igual que la Presi, todo le cuesta el doble por ser mujer y tiene la lágrima tan fácil como la predisposición para el sopapo.



Andreita interactuando con los chicos. Ante la extraña ausencia de un libro de cuentos, les leyó la declaración jurada de bienes de Néstor y Cristina.


Bien rodeada, acompañada, sudando como Boudou cada vez que le dan algo para firmar, y con la misma verborragia exasperada, la Presi habló amenamente, retó a un par, coqueteó con el Gobernador (a quien llamaba Mauri) y nos dio clases de zoología. Me decían cuando llegué que me recibió un maestro con una madera con un loro que está en extinción. ¿Cómo se llama el loro? Es un loro precioso, le dicen de pecho vinoso porque es medio rosado su pecho. Y yo decía qué lastima este loro tan bonito en extinción, tantos loros que hay por allá, no los de pecho vinoso que le dan tanta belleza al paisaje; esos no están en extinción, a veces parece que se multiplicaran. Y la otra cosa que dijo Mauri, que se arrastra -NdeA: supongo que por arrastre se refería al supuesto loro, no a Mauri, aunque tengo mis sospechas- que no hay que mencionarla porque dicen que trae mala suerte. Usted habrá visto alguna por allá en Capital pero yo he visto algunas, no muchas, pero algunas hay.




Pero Señora, le digo que yo sí estuve preso por luchar por un ideal. En serio. Creame, mujer.


Tamaña humorada fue en el marco de la inauguración de tres chozas y el techo de una escuela en Santa Marta, poblado arrasado por un tornado hace un tiempo. Los habitantes de Tartagal se tienen fe. Creen que en cuanto terminan de robarse los dos mil millones de pesos de sobreprecios en la construcción de la represa de Santa Cruz, podrán comprar aires acondicionados para todos los Concejales y recién ahí, les daran una mano para reconstruir las casas, que ahora no son las que destruyó el alud, sino las que el gobierno construyó sin estudios de impacto ambiental y se derrumbaron.

Pero no todo está perdido para el Gobierno. Si el asesino mafioso de un sindicalista mafioso que implicaba a otros sindicalistas mafiosos por ajustes de cuentas en negociados mafiosos terminó fugándose en una bolsa de pan, estos tienen la esperanza de al menos gozar algún exilio caribeño, o como mucho, un arresto domiciliario y salir a pasear por Comodor Py cada tanto.




Jueves. El Polímero Presidencial me da los mejores apodos. Ahora es un Loro Barranquero.

martes, 2 de marzo de 2010

El Club de las Estadistas

Cuando todos lo daban por descartado, Hillary CLinton vino a la Argentina. La Secretaria de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica no tenía previsto darse una vuelta por estos lares, pero Obama le bajó la orden de que pasara por el lugar del desastre. Antes de venir para acá, Hillary ya había estado charlando con Pepe Mujica y tuvo un breve encuentro con Fernando Lugo, como para no extrañar el hogar.



"Y como verás, Hillary, el índice de inflación no es tan grave como dicen en los med..."



La reunión con Cristina fue breve, charlaron de boludeces como las compras en la 5ª Avenida, la volátilidad de las ofertas de Vouitton y el petróleo de las Islas Malvinas. Luego, la Presi le dio consejos sobre cómo recuperar la economía de los Estados Unidos y Hillary le dijo que afloje con el colágeno. La Secretaria de Estado también se mostró sorprendida por cómo funciona la opinión pública en este país. A Cristina se le aflojaron los esfínteres cuando le recordó que Bill Clinton casi pierde la Presidencia por una tirada de goma. Ganamos por paliza. Vicky Bereziuk no tiene comparación con Monica Lewinsky.




Para que te caguen con una mina como Lewinsky, hay que fallar en algo. O que el tipo esté desesperado.


La conversación fue amena y hasta arreglaron para hacer intercambio de personal trainers para la próxima. Más tarde, en la conferencia de prensa, Hillary se hizo la repelotuda y ni tocó el tema Malvinas. Pero en algo coinciden las dos. Son dos cornudas resentidas de la vida que se creyeron que sus maridos eran la reencarnación de Juan Perón y JFK respectivamente.



Si hay que levantarse con una mina con el caracter de Cristina y que encima luzca como Cristina, le doy la derecha a Néstor.


Volviendo a la virtualidad del todo mal, el Marsupial Hiperquinético que tenemos por mandataria demostró que está más cerca de la lucidez de Lita de Lázari recuperándose de un ACV que de una Estadista hecha y derecha. Sólo así se explica que sea tan pelotuda de fomentar el consumo de alternativas a la carne, sabiendo que la oferta es mínima y que la carne tiene tantas probabilidades de bajar como Racing de salir campeón del mundo el año que viene.



Y mientras ayer a la mañana estábamos todos absortos por sus declaraciones en el Congreso Nacional, por atrás transferían reservas del Banco Central a dos cuentas del Gobierno Nacional para pagar deuda. Luego de leer algunos diarios titulos como “El plan de la oposición para frenar los DNU” me di cuenta de que estamos al horno. Si la oposición está compuesta por gente tan inocente, estamos perdidos. Si el juego democrático se ha convertido en una pelea de quien caga al otro más rápido, este país no tendrá remedio, ni hoy, ni mañana. Y para aquellos que les duele, la analogía es inevitable. Menem se bajó en 2003 del ballotage para no perder con Kirchner. Cristina derogó el Fondo Bicentenario para no tener que fumarse una derrota en el Senado con un voto del riojano.




"Yeah, todo lo haces por el pueblo."


Después pueden ir todos los noticieros a entrevistar a Constitucionalistas y preguntarles qué opinan para luego decir todos que esto es una atrocidad y otras pedanterías por el estilo, que no por dejar de ser ciertas, nos chupan a todos un huevo. O acaso alguien puede venir a escandalizarse de la inconstitucionalidad del nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia cuando la Carta Magna se viola sistemáticamente en cada rincón del Estado, cuando el sistema partidario como pilar de la democracia está extinto desde la puta Ley de Lemas, la Provincia de Buenos Aires tiene un Gobernador que nunca cruzó la General Paz más que para ir a Ezeiza a tomarse un avión, el Poder Ejecutivo nombra jueces subrogantes sin concurso alguno, en el Congreso se puede decidir quien ingresa y quien no cagándose en el voto de la gente y la casi totalidad de derechos sociales consagrados en la misma se encuentran depositados en algún cajón de la Casa Rosada.



Pero lo bueno de sus declaraciones de ayer en el Congreso Nacional es que, luego de enterarnos de las últimas manifestaciones de Fidel Castro, nos dimos cuenta que el líder cubano no está gagá al afirmar que en Cuba jamás se torturó a nadie y que nunca se ordenó un asesinato político.



Martes. Recién es martes.

lunes, 1 de marzo de 2010

Realidad Virtual

Y se inauguraron las sesiones ordinarias del Poder Legislativo Nacional. Diez manzanas a la redonda del Congreso, todas las calles cortadas. Como nos tienen mal acostumbrados, el recinto plenario parecía la cancha de Cambaceres en medio de una nube de papelitos. Cristina entra caminando, saluda a Cobos, felicita a Pantriste Pampuro y pide "el librito" para firmar. El librito donde han firmado todos los presidentes de la democracia desde Urquiza para aquí. Le pregunta a una Diputada como tiene las mechas, se las acomoda y entra al recinto. Saluda, hace que se emociona, se toca la teta izquierda con las dos manos, no sabemos si como muestra de afecto o para acomodarse el bulto.



Una muñeca inflable en el Congreso. Y un Pingüino inflable en la puerta.


Euforia en los palcos, banderas colgadas y empieza a escucharse La Marchita de los Muchachos Peronistas entonada por un coro compuesto por un 3% de militantes alucinados en que este es un gobierno de justicia social, 37% de contratados buscando la renovación, 27% de ñoquis que ofician de "trabajadores sociales" y un 43% de estudiantes crónicos universitarios de pasado socialista devenidos en neokirchneristas de la mano de Dante Gullo. Algún que otro diputado medio gagá se prende en el cantito haciendo la V con una mano con ayuda de la otra. En un grado de honestidad, Kunkel no canta.



Activia reloaded. Tira besos a los palcos. Los muchachos le piden que mejor les tire contratos.



Cual promotora de la nueva versión cinematográfica de Alicia en el País de las Maravillas, la Presidente contó que ella es mandataria del país real y no del país virtual. El país virtual, para ella, es el que muestran los medios opositores, donde todo está mal. Por decantación, el país real es el que no muestran los medios, en el que todo está bien. Pero hay cosas que a mi se me confunden. No se bien si se ubica en el país virtual o el real su pasado de perseguida política, luchadora incondicional de los derechos humanos, mujer desinteresada, humilde y a la que todo le cuesta el doble por la misoginia de esta sociedad. No se dónde ubicar su crecimiento patrimonial.



Ronald Mc Donalds sin tintura y la hermana de la Presidente, también estuvieron en el acto. Por orden de Cristina, tenían que pasar bien desapercibidas. A ver si se daban cuenta que no era genética esa cara brillosa.


Ella ubica en la realidad que en la Argentina está todo bien y que si los precios suben es por el crecimiento del consumo. Es parte de su particular realidad que la gente está bien porque el turismo interno creció, a pesar de que los viajes al exterior cayeron y que sólo el 0,5% de la población argentina pudo hacer un viaje de una semana. Para ella, en cambo, es mera virtualidad que el precio de la carne se haya ido a las nubes. Es producto de la fantasía que la compra de 2 palos verdes para adquirir el porcentaje de un hotel sea una falta a la ética. Al igual que su marido, considera que el hecho de que el electorado y la opinión pública -aún menos generosa ésta última- le hayan dado la espalda. Pero ella habla.

Y tanto habla que todo se confunde. Dispara datos estadísticos como si algún legislador le prestara atención, como si a alguien le importara dentro y fuera del recinto. En su realidad, la burbuja del capitalismo se derrumbó en la peor crisis de la que se tenga memoria. El hecho de que su Gobierno también sea capitalista, es mero producto de la virtualidad, acá la bolsa de comercio no existe, el sistema monetario es el trueque y la renta financiera es producto de la fantasía. La Gran Depresión del ´30 no existió, las crisis sociales del siglo XIX fueron cosa de otra dimensión, la economías de Europa en la posguerra son inventos de Clarín y en Estados Unidos están viviendo en chozas.

Luego apela a la emoción fantasiosa al contar que un jóven se les acercó una vez a ella y Néstor para sacarse una foto ya que no tenía padres. Y las Madres de Plaza de Mayo aplaudían. Cualquier similitud con el guión de un capítulo de Los Simpsons, pega en el palo. Este país ya es joda, realmente. No nos queda nada para tomarnos en serio. Un terremoto en Chile que los deja hechos pomada, y la Presidente leyendo la lista del almacen en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso Nacional. 400 toneladas de arroz, 400 de fideos, 100 de salame, 100 de paleta y un cuarto de fiambrín. Los muchachos del impenetrable chaqueño por primera vez encuentran sentido a tener una ley de medios que impida que les hablen de como regalan comida a países económicamente más fuertes que nosotros.



Dos talles más. La carne de cerdo tiene contraindicaciones.


En el país de la realidad del Merengue con Peluca que tenemos por mandataria, no tenemos hambre, no tenemos desocupación, crecimos a tasas chinas, Brasil no es lider regional, Obama nos debe pleitesía, Chile necesita de nuestra ayuda, Uruguay no existe, Colombia es facista, Venezuela es la República de los Niños, la Revolución Cubana está más vigente que nunca, ellos perdieron por poquito y a nivel nacional ganaron, el electorado se equivoca al votar, la oposición vende humo, Perón era un muñequito de Evita primero y de López Rega después, Menem fue un dictador que tomó el poder y gobernó sólo, Duhalde no los ayudó en nada, los que se van de sus filas son traidores, a Cobos se lo pusieron engañosamente los gorilas, Clarín siempre fue opositor, Orlando Barone es independiente, la represión de Gendarmería en Santa Cruz nunca sucedió, la fortuna la hicieron ganándose el Loto diez veces al hilo, las valijas bolivarianas fueron una operación de los servicios de inteligencia norteamericanos y ellos son el mejor gobierno de los últimos 200 años.




Lunes. Para arrancar el mes, esto es demasiado.