lunes, 27 de diciembre de 2010

Fin de Año en la Gran Aldea

El poderío del pacifismo de Nilda Garré al frente de las Fuerzas de Seguridad, duró menos que un pedo en un canasto. Diez polis de la Guardia de Infantería, cubriéndose con cinco cascos enfrentados a miles de pasajeros enardecidos, nos demostraban para qué se inventaron las granadas de gases. 

Jóven patriota celebrando las bondades del Modelo
Nosotros en otra. A la tarde, mientras le cagábamos de querusa otra porción de panettone a nuestros compañeros de oficina, en Constitución llevaban diez horas sin trenes. Boludeando en internet, como para no perder el ritmo justo a fin de año, nos enteramos que en la terminal del Ferrocarril General Roca, había un montón de gorilitas haciéndole el caldo gordo a la derecha golpista que quiere desestabilizar al Gobierno y a la izquierda trotskysta que quiere que la patronal los incorpore al sistema . Una manga de desagradecidos que se sumaban a los viejos de mierda que pretendían cobrar sus dádivas jubilatorias y se quejaban de que llevaban esperando 6 horas bajo el rayazo del sol, con argumento tan infantiles como que les hacía mal y otras mariconadas por el estilo. ¿Dónde quedó el patriotismo? ¿Así le muestran su apoyo a un Gobierno Nac&Pop que sólo piensa en nosotros?

Por suerte, la Televisión Pública nos devolvía a la realidad verdadera, demostrándonos que con la nueva libertad de medios, íbamos a estar todos bien informados y no habría más ocultamientos de informaciones importantes. Por eso, mientras en Constitución volaban piedras, en Canal 7 estaban pasando un precioso documental sobre el judaísmo en el Tercer Reich. No vaya a ser cosa que nos olvidemos que siempre se puede estar peor. 

Boom de consumo genera descontrol en ventas
navideñas en Constitución
El siempre afinado Jefe de Gabinete de la Nación, emitió sutilezas muy indirectas y difíciles de decodificar, tales como que los manifestantes ya eran del Partido Obrero Duhaldista. Un diplomático. Mucho más optimista, Floppy Randazzo dijo que todo fue armado para tapar el boom del consumo navideño. En parte, tiene razón. Hubo un boom navideño provocado por el consumo eléctrico. Tres días de calor y volaron 28 distribuidores eléctricos. 

Una vez más, le erraron el vizcachazo. Suponer que con 37 grados a la sombra, los miles de pasajeros que se toman el Roca a diario se van a quedar panchos esperando pacificamente que se reanude el servicio a las cuatro de la mañana, cuando ni siquiera tienen un cajero que les entregue dinero para tomarse una combi, es muy de pelotudos. No da para llamarles cínicos al echarle la culpa a otro por los errores propios. Para ellos, el Partido Obrero que pide la cárcel para Duhalde, no es más que una pantalla duhaldista. Se olvidan que cuando mataron a Mariano Ferreyra, prometieron solucionar el conflicto de los tercerizados antes de fin de año. 

Nosotros, mientras nos cagábamos de risa de Julio de Vido casándose a la luz de las velas una semana después de defender su política energética, salíamos a reventar el aguinaldo en regalos cuando un cruel impulso desestabilizador, coordinado por las más impías fuerzas cipayas, nos vaciaron los cajeros automáticos de billetes nacionales y populares. Sin dinero, sin luz, sin heladeras y sin aire acondicionado, la epopeya de zafar de ir a cenar a la casa de la suegra en Nochebuena, se convirtió en una triste frustración. 

Así, mientras la Presidente de la Nación se aparecía sosteniéndose con una mano el desprendimiento de colágeno facial en el brindis navideño en la Casa Rosada, pidiéndonos que recordáramos a "él" como lo que fue, en Constitución lo homenajeaban con una guerra de todos contra todos. Y esa fue la historia de como, repentinamente, pasamos Nochebuena de un modo distinto en una ciudad en penumbras, donde los semáforos no existieron, sin cajeros automáticos y sin trenes. Volvimos a la Gran Aldea.


Fin de Año

Vivimos bajo presión y al borde de mandar todo al carajo. Pero la remamos. No existe la persona a la que le resbale todo. El punto pasa por cuál es el límite de cada uno y con cuantos psicópatas nos cruzamos en el medio buscando victimizarse ante nuestra reacción provocada. Si se nos cagan de risa en la cara, hay que tener paciencia. El año que viene será agitado, de eso no tengo dudas. Un año electoral de los que pican. Pero al menos será divertido. 

A todos los que me bancaron leyendo las gansadas de este blog pedorro, gracias. Les deseo un año lleno de éxitos y proyectos nuevos. Y sobre todo, de mucha fuerza. Porque no hay sentimiento más satisfactorio que ser los artífices de nuestro propio progreso. Eso, en definitiva, nos genera la suficiente fortaleza para que nuestra realidad no dependa del humor de algunos trasnochados.

Abrazo grande para todos y nos leemos por ahí. 



Lunes. Felisa Me Muero.

martes, 21 de diciembre de 2010

De autorías y choreos

Vivimos quejándonos de la delincuencia organizada de este Gobierno pedorro, de la corrupción estratificada que infecta cada una de nuestras instituciones y, más que nada, de la deshonestidad del argentino medio. Sin embargo, debo reconocer que no tenemos arreglo. Si para hacerse los patriotas y legalistas, van a andar choreando publicaciones, ideas y sentimientos ajenos, mejor quédense callados. Si para decir algo, van a plagiar con puntos y comas las reflexiones de otro, mejor no digan nada. Si para justificar sus ideas, utilizarán las ideas de otro, basado en las experiencias de vida de ese otro, mejor cierren la boca.

Después de que me llegaran varios mails con un texto de mi autoría, sin citar la fuente -obviamente- se me ocurrió googlear "Bienvenidos a Costa Pobre". El resultado fue bastante sorprendente. Está bueno que los pensamientos de uno lleguen a tantos lados. Lo que no está copado es que esos pensamientos sean de autoría de varias personas al mismo tiempo. O sea, se puede pensar igual en algo. Ahora, escribirlo con las mismas palabras, las mismas comas, los mismos puntos, da para hacer algún estudio sociológico. O para reconocer que somos todos una manga de delincuentes.

Es curioso los justificativos que utilizan algunos. El caso de este muchacho que en Taringa! pone que el texto se lo pasó un vecino que vive a 100 metros del Parque Indoamericano es casi risueño. Llamativa fue mi reacción cuando encontré que este buen cristiano, había publicado la nota en su perfil de Facebook como de su autoría. Lo mismo sucedió con una tal Cris, que no sólo lo posteó como suyo, sino que además responde los comentarios indignadísima, al igual que este muchacho, que le gusta disfrutar de textos ajenos. Del mismo modo obraron los de Tsunami Político, a quienes después de mandarles un mail refiriéndoles que agradecería que borraran el post, me cagaron a pedos por firmar con pseudónimo y no hacerme cargo de lo que escribo. Ahora, agregaron la cita, pero no pusieron el link. Supongo que deben estar tratando de solucionar el debate interno de cómo hacer para chorear un texto y putear a otro por reclamarlo desde el anonimato, cuando ellos son del partido Alternativa Social y no se hacen cargo. 

Pero bueno, después me tranquilicé al saber que varios personajes que se autodefinen como periodistas, también se hicieron eco de mi publicación. Lástima que también se les olvidó citar la fuente. Tal es el caso del periódico zonal "Rojas Ciudad", que en la columna de opinión deben haber tenido la intención de citarme, pero se les pasó. Un caso similar debe haber ocurrido con los muchachos de Total News Agency, que se autodefinen como un "Portal de Noticias Líder" pero que también se olvidaron de citar la fuente

Supongo que hoy en día debe estar complicado escribir columnas de opinión sobre la ilegalidad en la que estamos viviendo y es por eso que mejor violar la ley de propiedad intelectual y choreársela a otro. Debe ser eso, porque no creo que hayan sido tan vagos e imbéciles de haber levantado la cadena de mails de un flaco que firma como "Agapito Catalán". Si fuera así, son doblemente imbéciles, porque le chorearon al que me choreó a mí. 

Evidentemente, todos vivieron en Lugano y el kiosco de diarios El Gallego, era un hipermercado con 350 empleados. Yo los comprendo, gente, sólo que, con mi amigo El Carpo, llegamos a la conclusión de que este país es maravillos, lástima que está lleno de Argentinos. 

Martes. Que cada uno se haga cargo de lo que le corresponde. 

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Pobrerismo Para Todos

La Presi está poniéndole garra. A su modo, obviamente, pero nadie puede negar que no le pone onda. Poniendo cara de compungida, más cercana a la constipación que al llanto, se mostró en José C. Paz, donde fue a inaugurar otro centro de entrega rápida de Documentos de Identidad. Esta vez, en tierras del impresentable Ishii -donde la riqueza se mide en cuán cerca estás de alguna calle medianamente asfaltada- lanzó todo tipo de acusaciones y lamentos.

Pero esa fue la mejor idea que tuvo para solucionar el problema. Su mentalidad se quedó en otro momento de la evolución de la humanidad y todavía supone que el discurso de la lucha de clases le sirve. No creo que lo haga de turra, sino de boluda, sencillamente. Al Gobierno no para de estallarle la realidad en la cara a cada instante. Pero mientras el principal asesor de la Presidente sea bombita Verbitsky, van a seguir haciendo agua. Pretender tapar la bronca de la gente mostrando tapas de Página/12 con barrabravas, es tomarnos el pelo a todos, mientras demuestran que siguen sin interpretar mensajes.

Para este Gobierno, la única forma de ver a alguien enojado, es violentándose. Un año y medio de 678 les lavó la cabeza hasta a ellos mismos. En el país hay buena onda. Son los violentos de siempre quienes se oponen a las bondades. Que el Gobierno Nacional haya bancado a Hinchadas Unidas Argentinas, no tiene nada que ver. Lo que vale es que Macri fue Presidente de Boca hasta hace unos años.

En José C. Paz, la Presi se acordó de Néstor. "Él tenía un entrañable amor hacia los sectores más vulnerables, el mismo que siento yo cuando veo que alguien aún no ha podido acceder a sus derechos, a los bienes a los que todos tenemos necesidad de tener para tener una vida digna." Totalmente sumergida en una nube de pedos, refirió que, gracias a la medidas adoptadas por ella, tenemos un crecimiento del 9 por ciento, descendió la desocupación y que "se puede ver lo bien que nos va en la Asignación Universal por Hijo, en el crecimiento del empleo, en la mejora del salario, en la mejora de las jubilaciones y que se puede percibir a lo largo y lo ancho del país porque es inocultable." Al menos ya no asusta a la gente diciendo que está caminando entre ellos. 

Los vecinos de Soldati, Lugano, Barracas y Bernal, tamnién perciben lo inocultable. Están notando a diario como miles de familias pueden tener acceso a la vivienda con sólo ponerle garra. Garra, un par de lonas y algunos cartones. Con eso alcanza para armarse un buen barrio en terrenos que los dueños no cuidan.

La Presi ya ni siquiera se refiere a Néstor Kirchner por su nombre. No lo nombra en todo el discurso. Sencillamente dice “él” y con eso alcanza. Es el Dios de los subsidios y la dádiva que se hizo carne y que ahora nos guía desde el más allá hacia la Gran Villa de Emergencia Nacional. Evidentemente, nosotros sintonizamos otro canal. Cristina se nos aparece y nos dice en plan mesiánico “vengo a contarles que a la Argentina le está yendo bien”. Después, se pasea por el Colegio Militar de El Palomar para felicitar a los egresados de las Fuerzas Armadas y recordarles que las luchas del futuro serán por la defensa de los recursos naturales. Es el mismo gobierno de la Barrick Gold. Luego recordó que la Argentina es reserva de agua natural. Y sí, también es el mismo Gobierno que vetó la Ley de Glaciares.

Cayendo la tarde, la mandataria de todos y todas nos regaló un bello discurso contándonos que está más desorientada que de costumbre:  Realmente, no sé porqué me acompaña Lino Barañao y el de Turismo porque no tienen nada que ver. Porque siempre los que están sentados ahí tienen algo que ver con lo que yo hablo, pero qué haces vos acá si sos de Turismo. Lo importante del discurso es que se dedicó a contarnos de lo bien que le va al país -sí, otra vez- basándose en el gran consumo que nota en las publicidades de los diarios, contándonos que se venden productos de electrónica a cagar y otras cosas por el estilo. El marco del discurso era para anunciar una Canasta Navideña Solidaria. Porque pobreza no hay. Es que algunos son muy humildes para reconocer que nunca estuvieron mejor que con este Gobierno.

Ante este breve resumen de lo que fueron sus últimos discursos, no pretendan que vaya a cambiar demasiado el asunto. A últimas horas de la noche, se estaba solucionando el problemita del Parque Indoamericano. El Gobierno Nacional, que le echó la culpa de todo al de la Ciudad, anunció un Plan de Viviendas conjunto que excluye a los ocupas. Algún improvisado me dirá que Cristina le salvó el culo a Macri. Evidentemente, es mejor que le construyan las casas a Scioli que a los porteños. 

Hablando un poco más claro: Lo que hemos vivido en los últimos días, es el problema del intervencionismo del Estado mal entendido. Quedamos en bolas, anarquizados. Un Estado bobo que no hace otra cosa que regalar, cultivando la cultura de la marginalidad como contraposición de la cultura del trabajo como fuente de todo progreso. Un Estado consumista que nos cambió los paradigmas de la dignidad, ya no representada por el trabajo, sino por un LCD de 42 pulgadas. 

Para el ladriprogresismo argento, personas como Margarita Barrientos y su familia le hacen el juego a la derecha denunciando el negocio de los okupas. Son personas nefastas que se disfrazan de Madre Teresa, dándoles de comer a los que más lo necesitan y que, encima, tienen el tupé de sacar cagando al kirchnerismo.  

Por si no se entiende. Un Estado que construye su imagen de poder sobre la asistencia social constante y estancada, es un Estado fracasado. Un país con un crecimiento del 9% anual, no puede darse el lujo de no permitir el ascenso social. Comprarse un celular con reproductor de música, no es progreso, es una panacea que calma la necesidad de ser lo que no se es. Luego de 8 años de este sistema, estamos presenciando a una generación entera que se ha criado con la premisa de que no importa el esfuerzo personal. El Estado no sólo te ayuda en tu desgracia, sino que, también, te banca la vagancia. 

Pero mientras seguimos debatiéndonos si conviene tenerle miedo al que dirán o hacer lo que corresponde, el futuro nos pasará por arriba.

Una sugerencia. Vayan despidiéndose de los clubes de barrio. Para las vaciones, hagan intercambio con algún pariente del interior, así no queda vacía la casa. Y si tienen un Jardín al frente de la casa pongan un Espanta Okupas. Es algo así como un muñeco con una pala, un pico y tres libros. Puede que funcione.
Gracias a Martín, que se puso las pilas y
nos envió el prototipo del Espantaokupas.




Miércoles. El sentido común es subjetivo. Tanto que siempre tiene el mismo significado: Hacer lo que corresponde en el momento indicado.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Bienvenidos a Costa Pobre

Cuando era adolescente, mientras terminaba la secundaria, conseguí un trabajo en el kiosco de diarios y revistas "El Gallego", en la esquina de Avenida Escalada y la Autopista Teniente Dellepiane. Para quien no conoce la zona, es a 100 metros del inicio del Parque Indoamericano, que como tal, no existía. Fue durante la gestión de Domínguez que el mismo se trazó, se forestó y se inauguró. Es allí donde también está el monumento más grande a los caídos en la Guera de las Malvinas. Al menos en la Ciudad de Buenos Aires.

A mediados de la década del ´90, quienes querían ir al Parque Indoamericano a disfrutar de sus 5 canchas de fútbol 11, no podían. Desde las 8 de la mañana estaban las cinco ocupadas por gente de la colectividad boliviana que las usaba para armar torneos, por los cuales cobraban inscripción. Obviamente, no tenían autorización de nadie. Todos los santos domingos, terminaban todos alcoholizados y protagonizando batallas campales. Cada lunes, quienes salían a correr por el parque en horas de la mañana, debían cambiar su circuito. Los restos de papeles y los teresos de los copados hermanos bolivianos, estaban desperdigados por todos lados. El Parque Avellaneda, en Floresta, padecía la misma situación.

Quienes viven en Liniers o han transitado por sus calles en los últimos 5 años, habrán notado algún cambio. Ya es Little Villazón. Uno camina por el barrio y ve de todo. Odontólogos especialistas en implantes de cobre, casas de tolerancia "cholas para los cholos" y una feria permanente en la vereda, donde señoras defecan en el cordón, mientras le ofrecen un paquete de pimentón dulce o un conjunto de lencería de dudoso gusto. Ni siquiera les sugiero que crucen la General Paz y vayan ver cómo se encuentra Ciudadela, a no ser que sean adeptos al turismo aventura. Si circulan en auto de noche, les recomiendo que vayan atentos. Si sienten un lomo de burro, es algún hermano boliviano que quedó dormido en la calzada.

Lo que hoy estamos viviendo por televisión, desde la comodidad de nuestros livings, era una fruta a punto de caer. Y cayó. Cuando en 2.007 tomaron 200 hectáreas en Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, salieron por todos lados. Nadie hizo nada. Scioli entregó sin chistar un predio gigante que iba a convertirse en el Polo Industrial de Lomas de Zamora.

Ese fue el mensaje. Para esta clase dirigente, lo que importa no es el trabajo. Importa que la gente los quiera. Por lo menos esos negritos a los que siempre les tuvieron miedo. Los ven como si fueran parte de un zoológico. Se les acercan cada tanto, les tiran unos maníes, se sacan fotos y se van. Los que tenemos que padecer la desidia de la marginalidad generada, somos los que discriminamos. En este país, el 60% que produce para mantener al otro 40% no existe. De ese sector productivo, la mitad no tiene ni chances de acceder a una vivienda, a no ser que la herede.

Los que quieren apuntar a que esto se trata de una cuestión de xenofobia, le están chingando feo. Tanto le están pifiando, que van despertando un sentimiento xenófobo real donde sólo había un pedido de legalidad. Yo, particularmente, reconozco una sola clase de hombre: el que trabaja. Me importa nada su nacionalidad, color o religión, mientras labure. Pero arriba no se dan cuenta. Trabajamos 16 horas al día para mantenernos en pie. Le entregamos al estado 6 meses de producción en concepto de impuestos y, no sólo no disponemos de beneficios crediticios, sino que, además, nos quitan la posibilidad de disfrutar de nuestros parques.

Ahora, si encima de todo esto, nos tenemos que fumar a la progresía argentina señalándonos con el dedo por pensar como pensamos, estan prendiéndose un pucho al lado de un barril de pólvora. Ahí vienen todos a recordarnos que somos hijos, nietos, bisnietos o descendientes de inmigrantes. ¿Y? Más allá de que la historia del mundo se compone de desplazamientos poblacionales y toda la bola, comparar las políticas migratorias de finales del siglo XIX o de mediados del siglo XX con esta fantochada de país gratuito, es errarla.

Aquellas oleadas migratorias se llevaron a cabo con vistas de proyectos de país, y no con fines méramente políticos. Si uno agarra al azar la historia de cualquier ciudad o pueblo que haya crecido a la vera de alguna estación de tren, se encontrará que los mismos fueron fundados por inmigrantes suizos, italianos, españoles, alemanes e ingleses. No se quedaron en la ciudad, fueron a buscar trabajo y a hacerse la América. Para aquellos que acusan a aquellas gestiones de atraer sólo la migración europea, no puedo creer que haya que explicarles lo que es un modelo de país. No se trataba de tener todos rubios de ojos celestes (si encuentran un tano del sur con esas características, chiflen) sino de convertir este país improductivo en un país agroexportador con la primera corriente, y reconvertirlo en uno industrializado con la segunda.

Esto no es lo mismo. Esto no es igual. Una mujer que sale en Telefé Noticias quejándose de que los 8 mil pesos que le dio el Gobierno de la Ciudad para que desaloje un departamento usurpado ya se le habían acabado y que nadie le quería dar más, no es siquiera similar a lo que nos quieren vender como corrientes inmigratorias idénticas a las anteriores. Todo el periodismo preocupado por si las balas que mataron a un paraguayo y a un boliviano en el desalojo habían provenido de armas policiales. ¿Y si venían de armas policiales, qué?

Es el Estado el que tiene el poder de la fuerza. El único que tiene el control sobre lo público. Por cada vez que alguien argumente que nuestros ancestros también llegaron escapando del hambre y la miseria, le responderé que lo primero que tuvieron que hacer, fue adaptarse a las leyes de la Argentina. Es así. No me imagino a un grupo de Argentinos loteando la Plaza Mayor de Madrid, o el Tiergarten de Berlín. Como tampoco me imagino al progresista Rodríguez Zapatero haciéndose el dolobu y ordenando al Cuerpo Nacional de Policía que no le de una mano a la Policía Municipal.

Pero nosotros tenemos un Gobierno Nac&Pop que gobierna para todos. Antes, le teníamos miedo al enemigo inglés. Ahora, Bolivia hace con nosotros lo que se le canta el papo. Si el Ejército Boliviano invade territorio argentino para delinquir y el Gobierno no hace nada, imagínensé qué carajo le importará que tomen un parque. Pero de la omisión capciosa, pasamos directamente a la acción consciente: el Jefe de Gabinete de la Nación amenazó con expulsar inmediatamente de la fuerza a todo aquel que actúe en el Parque Indoamericano. 

Ahora entiendo a mis conocidos anarquistas que se sienten identificados con este Gobierno, lo cual genera otra gran incógnita. Si este Gobierno propugna el intervencionismo estatal para el bienestar de la población. ¿Dónde mierda está el Estado ahora? ¿Dónde? 

El martes, eran 50 familias desalojadas. Ayer, eran 200. Hoy son 1.200. Como es un viva la pepa, ahora van llegando desde La Matanza y Lomas de Zamora. Y mientras tenemos exponentes del nivel de Lubertino, que sostiene que el Gobierno de la Ciudad se lo merece por no haber solucionado el problema habitacional, tenemos a miles de porteños que no pueden acceder a un crédito hipotecario, por no cobrar 14 mil pesos mensuales que les alcanzaría para comprar un monoambiente en Villa Culo y que terminarían de pagar a los 60 años. 

Ahí tienen a la Embajada Boliviana en Argentina agradeciendo al país por los 1.800.000 de ciudadanos bolivianos que fueron recibidos por nuestro país desde la reforma migratoria, mientras critica a Macri por querer reprimir. Ya cualquiera se nos anima. Cualquiera. 

Dado que siempre me acusan de quejarme y nunca sugerir nada, por lo pronto, propongo que el Gobierno Nacional lance el "Plan Progres Solidarios" y que cada progreargento se lleve a su casa una familia de hermanos latinoamericanos. Ya que hay mucho preocupado por la realidad de Bolivia, esta es la oportunidad de oro de tener su propia familia de bolivianos. Otra solución sería hacer la gran Chávez. Mandemos a los hermanitos latinoamericanos a vivir a hoteles hasta que se solucione el desastre habitacional. Podemos arrancar por el de Moyano y el de Cristina. Después de todo, el socialismo empieza por casa.




Viernes. Bienvenidos a Costa Pobre.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Crónicas Pingüinas Parte III

El 26 de diciembre de 2006, entre sidra y pan dulce, se daba a conocer un escándalo que ya llevaba más de un año. En 2005, don De Vido había llamado a licitación para la construcción de un gasoducto. La empresa Transportadora Gas del Norte, denuncia que había 150% de sobreprecios. Empiezan a investigar y resulta que Skanska -empresa que había ganado la licitación- había pagado más de 100 facturas a empresas inexistentes. Hubo despidos en Skanska, gerentes procesados y silenciados con lindas indemnizaciones. Pero como en Argentina, no importa que todo salga como el ojete mientras la guita siga estando, el Gobierno Nacional le cobró a la empresa -o sea, la contraparte en el negociado- una multa de 10 millones de pesos, que no casualmente, era similar al sobreprecio de la obra.

El, por entonces, Jefe de Gabinete Alberto Fernández, dijo que el Jefe de Gobierno Jorge Telerman, estaba prendido en la joda. No pasó naranja. Pero Alberto ya mostraba nuevamente esa hilacha que ningún político que se precie de tal debe mostrar: rencor. El pelado afrancesado, había llegado al Gobierno de la Ciudad como Secretario de Cultura de la primera gestión de Aníbal Ibarra, cuñado de Alberto Fernández. Cuando Ibarra se presenta para la reelección, Telerman fue de vicejefe. Luego del juicio político que termino removiendo a Ibarra, Telerman asume la Jefatura de Gobierno. Desde siempre enemistado con Alberto Fernández, éste último se encargó de desprestigiarlo cada vez que pudo. Sin embargo, de lo que nadie habló jamás, es que el Gobierno Nacional le terminó soltando la mano a Aníbal Ibarra en el Juicio Político. El voto definitivo para su remoción, vino precisamente del kirchnerismo.

En enero de 2007, Telerman había anunciado que las elecciones para Jefe de Gobierno serían en Junio y buscó el apoyo del kirchnerismo. Alberto Fernández dijo que era mejor poner a un tipo carismático, acaparador de votos y lider de masas. La mejor opción que encontraron fue una ameba con ACV: Daniel Filmus. Telerman quedo fuera del ballotage, definiéndose la elección entre Macri y Filmus.

La campaña fue entretenida. Néstor salía de la oficina de hacer negociados con Franco Macri y daba un discurso llamando a que la ciudadanía recordara que Mauricio es Macri. Carteles que decían que los que piensan votan a Filmus, Macri sacándose fotos en Ciudad Oculta, paliza electoral, Néstor puteándolo a Alberto Fernández, Telerman en pelotas, Mauricio que saca a bailar a Michetti con silla de ruedas y nosotros que nos preguntamos quién los asesora. A todo esto, Daniel Scioli, que en junio de 2006 decía que iba a ser Jefe de Gobierno de su querida ciudad de Buenos Aires, ya se encontraba trabajando para conseguir un domicilio en Provincia, con el objeto de ser Gobernador. Un capo.

El caso Skanska afectó mucho más de lo que se supone la vida política argentina. En el Gobierno Nacional, para hacerse los boludos, decidieron intervenir Enargas y desplazaron a todos los directivos que no tenían absolutamente nada que ver, al menos en este negocio. Entre ellos estaba el Pacha Velazco, pareja de la Ministro de Economía Felisa Micelli. Como el silencio no es gratis, más si los demás se la están llevando con una retroexcavadora, Velazco reclamó la suya. Le dieron unos 250 mil dólares y, para no andar dando vueltas, los dejó en el baño del despacho de su mujer. Una inspección de rutina encontró la bolsa y se armó el escándalo. Todos calladitos, Felisa Micelli fue desplazada de su cargo, aunque le mantuvieron la custodia policial. La reemplazó Miguel Peirano.

Finalmente, al realizarse los cambios de gestión a fin de año, el Juez Federal a cargo de la causa Skanska, jura como Ministro de Justicia y Seguridad de Macri, llevándose consigo al titular de la Secretaría en la que estaba la causa. Scioli también dio una mano. Se llevó a Stornelli, Fiscal del expediente, también como Ministro de Seguridad, pero de la Provincia de Buenos Aires. Skanska, sigue juntando telarañas.

La campaña nacional estaba a pleno. Con la Concertación Plural lanzada, el candidato a Vicepresidente fue el Ingeniero Julio Cesar Cleto Cobos, Radical, Gobernador de la Provincia de Mendoza y el favorito de Néstor, tirando por tierra las aspiraciones de Felipe Solá, a quien lo hicieron bajarse de la reelección en la Provincia de Buenos Aires para dejarle lugar a Scioli. Hubo alguna que otra mancha, como desestabilizadora de la Policía Aeroportuaria que encontró adentro de una valija de una delegación venezolana, unos 800 mil dólares, pero no pasó mucho. Clarín estaba en otra.

Todo el mundo se hacía eco del escándalo, menos acá. D´Elía enseguida argumentó que todo se trataba de una operación montada por la CIA –si sigue haciendo este tipo de declaraciones, voy a suponer que él también es agente de inteligencia- y Aníbal Fernández negaba que Antoninni Wilson hubiera estado en la Casa Rosada, aunque fuera captado por las cámaras de seguridad y firmado el libro de visitas. Más allá de eso, todo joya. La mina que encontró los dólares renunció a la Policía, hizo una tapa para la revista Hombre, y pasó tan rápido al anonimato como había salido del mismo. La única ventaja del asunto es que nos dimos cuenta lo buena que está Victoria Bereziuk, la rubia infernal que era asesora de Uberti.



Cristina y Cobos ganaron con un buen número: el 45% de los votos emitidos. Lamentablemente, fue a votar tan solo el 70% del padrón, lo que quiere decir que 7 de cada 10 argentinos, no la voto. Pero bueno, a joderse por quedarse comiendo un asado pensando que un voto no cambia la elección.

A fines de noviembre, aparece muerto Abel Beroiz, tesorero del Sindicato de Camioneros. Primero dijeron que se trató de un robo, pero el hecho de que no le robaron ni el reloj de 50 lucas –parece que garpan bien en el sindicato- sumado al hecho de que le vaciaron un cargador de balas y, por las dudas, también lo apuñalaron, sembraron la duda de que podría tratarse de otra cosa. Evidentemente, la Justicia necesita estar demasiado segura ¿vieron? Lo mismo había pasado un mes antes de las elecciones, cuando apareció muerto el hermano del Secretario General de Peones de Taxis. Lo habían suicidado de un corchazo en el pecho, dentro de su auto en frente de su casa. Tampoco pasó nada. Moyano, sigue siendo un santo inocente de todo, al que se le arman las causas. Como cuando le allanaron las oficinas en los ´80 y le encontraron medio kilo de merluza. O como cuando le pararon el auto y le encontraron otro kilo.

El 9 de diciembre de 2007, como última medida de Gobierno, Néstor Kirchner firma la fusión entre Cablevisión y Multicanal, dándole a Clarín el control absoluto y mayoritario en las compañías de cable. Claro, el Grupo todavía era copado y macanudo. Cristina, finalmente asume el 10 de diciembre con un festival en el que la tuvimos que aguantar cantando con Alejandro Lerner y el Bahiano. No hubo piedad. El resto, estuvo muy lindo. Pablo Echarri y Nancy Duplaá invitados a la ceremonia, Lubertino llorando y todos festejando por el triunfo de la democracia y la alternancia en el poder.

El Gabinete iba a ser totalmente nuevo e independiente de la gestión anterior. Por eso se quedaron todos, menos Miguel Peirano y Daniel Filmus. Néstor le coloca la banda a la esposa y Scioli le deja su lugar a Cobos para irse de Gobernador a la Provincia de Buenos Aires. Un año precioso, no podía terminar de mala manera. Néstor viaja a Colombia para ser garante en la liberación de rehenes de las FARC. Chávez, por su parte, estaba muy compenetrado en parecer preocupado. No faltaba mucho para que lo vincularan como protector y financista de las FARC.

En marzo de 2008, el Ministro de Economía Martín Lousteau firma la Resolución n°125, mediante la cual aumentan las retenciones a la soja y el girasol y que las mismas serán móviles durante 4 años. Empieza el baile. El sector agropecuario que había bancado a Cristina en 2.007 –aunque muchos se hagan los pelotudos, Cristina también contó con el apoyo de la Sociedad Rural Argentina- ahora la tenían montada en un huevo. Con retenciones en orden al 45% de lo producido, empezaron los cortes de rutas, los tracotrazos y la Semana Santa de 2008 se convirtió en un bardo nacional. Cuando el paro agropecuario llevaba unos 13 días, el martes siguiente de Semana Santa, Cristina salió a apaciguar las cosas diciendo que eran “los piquetes de la abundancia.”

Cris Dixit: Está bien, nadie critica que puedan comprarse una 4 por 4 o que vivan bien y que tengan lo que tantísimos argentinos querrían tener; lo que no me parece bien es que además quieran hacerlo a costa de que otros argentinos no puedan acceder a las cuestiones más elementales.

Muchos se lo tomaron un poquito mal. Empezaron a sonar las cacerolas, unas 10 mil personas querían entrar a la Plaza de Mayo –datos de la PFA, no míos- y apareció el titán D´Elía a ponerse del lado del más débil: el Estado. A las piñas contra todos, se abrazó a la Pirámide de Mayo al grito de “la plaza es nuestra, la puta que lo parió”. Del otro lado del mapa, en la puerta de la Quinta de Olivos, el clima no era más calmo, precisamente. Corrieron a los manifestantes con camiones hidrantes.

Un par de días más tarde, empezamos a ver a la Cristina de la gente, la versión más conocida de todas. Acto en Parque Norte: enrollen las banderas, a ver el de la corneta, todo me va a costar más por el sólo hecho de ser mujer, todos los que salieron a cacerolear quieren que vuelva Videla. Grandes éxitos que culminaron con una evocación histórica del Grito de Alcorta de 1912.

En Abril, el festival empieza a tener más onda, todavía. Mientras el humo tapa a Buenos Aires y alrededores  durante un par de semanas, el Gobierno organiza “La Plaza del Sí” (en realidad, le pusieron Encuentro por la Convivencia y el Diálogo) Cristina ya tomaba clases con Lito Cruz y su voz ronca gastada, al estilo Evita, quedaba linda, sino fuera porque ella ya tenía unos 35 años más de los que contaba Eva cuando murió. Cual futbolista lesionado, chivada y a los gritos, se quejaba de que nunca en la historia había habido tantos ataques a un Gobierno recién asumido. Illia, obviamente, no cuenta. Frondizi, con sus sesenta y pico de planteos militares, tampoco. Bajo el lema de la Convivencia, dijo que los que la criticaban, ayer venían con tanques y ahora venían con grupos multimediáticos. Una divina. Arrancaba la guerra con Clarín.

El tema, por más complejo que parezca, era sencillo. El Grupo suponía que con ese bardo, difícilmente el Gobierno pudiera sobreponerse y seguir en el poder en 2011. Lo que siempre hizo, se repetía. Apoyar al que viene, bancarlo los primeros años, destruirlo los últimos. El kirchnerismo no fue la excepción, sólo que Néstor se pasó de cordial en sus inicios y, mientras se juntaba a cenar con Magnetto en la Quinta de Olivos, Alberto Fernández le armaba las tapas al diario monopólico. Tenembaum todavía no se preguntaba qué les había pasado a los Kirchner, Van Der Kooy era un columnista respetado, Marcelo Bonelli hablaba bien y cualquier pedo que se tiraran en la Casa Rosada, era tapa del diario.

En la otra vereda, nace La Cámpora, de la mano de militantes de la talle de la foca del Máximo, Juancito Cabandié y Recalde Jr. Los cárteles de Clarín Miente y Todo Negativo, nos los enchufan hasta en el ocote, mientras se van repartiendo los suculentos aportes de todos los argentinos, para hacer campaña contra todos los que se oponían al Gobierno Nacional que por entonces, comprendían el 83% de los habitantes de la Nación.

Mientras acá había flor de bardo, Cristina viaja a Francia para participar de las negociaciones por Ingrid Betancourt, secuestrada por las FARC colombianas. Nadie entiende qué carajo hacía Julio De Vido en el viaje. Pero fue divertido verla marchando con una boina parisina con un cartelito pidiendo por la liberación de Ingrid.

En junio de 2008, el Gobierno que no reprimió nunca la protesta social –véase el festín de palos relatadas en la Parte I- ordena que pongan orden. Gendarmería se acerca al corte en el que estaba De Angeli –un gordito medio impresentable al que le faltaba un diente, pero que había concentrado más gente de lo que en su vida hubiera imaginado- y la cosa se puso candente. La gente vuelve a salir a la calle. D´Elía, siempre ubicado en tiempo y espacio, llama al pueblo a tomar las armas, mientras Néstor pide que vayan todos a la Plaza a apoyar al Gobierno. La Plaza no se llenó. Salir un sábado a la noche a bancar un gobierno, no es recomendable. Guillote Moreno apareció con “Acero” Cali al grito de “Gorila puto vas a pagar las retenciones del Gobierno Popular”, Julio De Vido se cagaba de risa y la gente se repartía palos.

Recuerdo que en la base de la pirámide había tres bolivianos durmiendo desde hacía dos meses. Les pusieron una bandera de su país y los hicieron parar. En eso me cruzo con el Vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires y le saco charla. Estaba a plena puteada limpia. “No nos dieron tiempo suficiente para movilizar”.

Para solucionarle el problema al compañero y muchos otros en idéntica situación, el Gobierno Nac&Pop convocó a la Plaza del Amor. El miércoles 18 de Junio, con una organización paga por todos, a 300 pesitos por cabeza –recuerdo haber charlado con un Chaqueño que decía que le habían dado sólo 110 y que el resto se lo retuvieron en concepto de pasaje- la gente se agolpó para escuchar el estreno de Ignacio Copani: Cacerola de Teflón. Más tarde, aparece una Cristina exultante, a las puteadas y que termina llorando abrazada a Néstor. La radio de las Madres de Plaza de Mayo dijo que hubo 200 mil personas. La PFA de Aníbal Fernández, refirió que fueron 60 mil.

Otro mes de paro agropecuario, más movilizaciones. Un día antes de la sesión de la Cámara de Senadores que debía ratificar o revocar la resolución 125, se realizan dos actos simultáneos. Uno en Congreso en el que habla Kirchner. Otro en Palermo, donde hablan los de la Mesa de Enlace. Por Canal 7 pasaron dibujitos. Según la PFA, en Congreso se juntaron 20 mil. En Palermo 260 mil. En Congreso los Municipales del Conurbano, en Palermo los paquetes productores agropecuarios, la izquierda del interior, Castells y mucha ropa Cardón.

16 de julio, arranca la votación. Se hace de noche. Se hace de madrugada. Son las 4,30 del 17 de julio y Julio Cobos dice “Mi Voto No Es Positivo”. Arde Troya. Cobos traidor, saludos a Vandor, Cobos candidato a Presidente, Cobos, Cobos y más Cobos. A Cristina le chupa todo un ovario, da marcha atrás con la 125 y se olvida del Campo. Que el costo político lo pague otro. Ese otro es Alberto Fernández. Se va. Asume Sergio Massa –si, otro ex UCeDe- como Jefe de Gabinete. Un par de días después, anunció la reestatización de Aerolíneas Argentinas, que desde entonces y a la fecha, lleva un déficit de 2 mil millones de dólares. Una ganga, en un país donde la gente no se muere de hambre.

La necesidad de exponerla como una mujer que hace, llevó a que inaugure cualquier obra pedorra. Nacía, de este modo, la Cristina Intendenta de Todos, que competía a la par de la Cristina RRPP de todos. Cualquier cosa venía bien: obras de pavimentación en Ezeiza, la línea de producción de la Ford Motors Company, una fábrica de zapatos Grimoldi, la red cloacal de un barrio de La Matanza. Todo era bienvenido, incluso un hospital en Malvinas Argentinas en el que el Gobierno no puso un peso. El hitazo: La reinauguración de inicios de obras, que en algunas veces llegaban hasta tres veces actos con pocos meses de diferencia, sin que la obra quede finalizada.

Este precioso ciclo, termina con una foto de la Presi al lado de Madonna en la Casa Rosada. Para decirle chau a 2008, falta remarcar que 678 no existía, Luciano Gallende trabajaba en Mañanas Informales por el 13 y Diego Gvirtz era un productor televisivo opositor al Gobierno Nacional.

Lo que paso desde entonces, lo pueden encontrar en este blog.




Miércoles. Llegó el calor. Ya me estoy poniendo en forma. 

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Crónicas Pingüinas Parte II


El Reino Pacifista

Durante los dos primeros años del kirchnerismo, el discurso hacia España era un poco distinto al de la Presidente que refiere a cada rato que, de sus cuatro abuelos, tres son españoles. Por aquellos años, los trataban como si fueran los responsables de que a Néstor se le desviara el ojo. Sin embargo, a una mente brillante se le ocurrió mandar a Jaime a manguear guita para la campaña de Cristina Senadora. Don Jaimito, con menos cara que escrúpulos, les exigía una pequeña contribución en negro. Un palito por cabeza, a voluntad. Muchos los sacaron carpiendo, otros fueron más vivos y le ofrecieron una interesante contraprestación, comprar por unas monedas -¿qué son unos 1.600 millones de dólares, hoy en día?- el material rodante ferroviario que en España ya no se usaba y acá nunca se usó.

Lariz Iriondo - Hebe de Bonafini: El dúo pacifista
Fue un año en el que la diplomacia argentina saltaba de un barril de pólvora al otro y no precisamente porque los chinos se nos cagaran de risa con el anuncio de las inversiones por 5 mil millones de dólares. Bielsa no daba abasto tapando quilombos generados por el propio gobierno y la justicia no ayudaba mucho que digamos tampoco. En mayo, la Corte Suprema deniega el pedido de extradición de Jesús María Lariz Iriondo a España. El tipo era tan solo un terrorista de ETA, y tenía encima nada más que un par de atentados con coches bomba. Aparte, estaba comprobado que se había recompuesto y laburaba en docencia. Daba seminarios en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo. En julio de 2.005, la Justicia también deniega la extradición de Sergio Galvarino Apablaza a Chile. Sí, el mismo que ahora tiene asilo político. Tenemos poca memoria, por eso nos parece nuevo el tema. Y así empezamos a caminar un sendero en el cual, encima, le exigimos a Irán que extradite a los sospechados de terrorismo en el atentado a la AMIA.

En tiempos de campaña, el que se quería cortar las pelotas era Roberto Lavagna. No era para menos. Era el único que tenía algo de pudor de ver como Duhalde pasaba de ser el benefactor que apadrinó a Kirchner, a ser calificado como El Padrino, a secas, por Cristina Fernández en sus discursos proselitistas. Luego de las elecciones, la relación entre Lavagna y Kirchner estaba más cercana al jurado de Bailando por un Sueño que al de un Ministro de Economía y su Presidente. Convengamos que declarar en la Cámara Argentina de la Construcción que hubo al menos 10 casos de sobreprecios en obras públicas, no debe haber caído muy bien al Néstor. El pingüino defendió la cometa diciendo que "la obra pública no es un gasto, sino una inversión". Una semana después, Lavagna presenta su renuncia a pedido y es reemplazado por la mujer de la bolsa, Felisa Micelli.

Fue por entonces que yo, al menos, me empecé a preguntar en qué momento comenzaron a suponer que Cris es una gran oradora. Y me refiero a oradora en un sentido coherente, de pensar lo que se va a decir y expresarlo como corresponde. Frases del tipo "Coto, yo lo conozco" disparadas hacia un tipo que se cansó de hacer negocios con el kirchnerismo, dejaban lugar a sospechas sobre si la Senadora conocía de dónde venía la tarasca que cosechaba el dorima.

El mayor olvido, en todo caso, ya venía desde entonces. Pocos se acordaban lo que había hecho Cristina en los úlitmos años. De defenestrar a los Diputados y Senadores que aprobaban los superpoderes a Cavallo en los ´90, a destrozar con palabras a los medios de comunicación y a la oposición entera por cuestionar los superpoderes a Alberto Fernández. De criticar la emergencia económica de Duhalde, a levantarse de la sesión para no votar la prórroga de la emergencia económica de su marido, año tras año. De sostener en 2.001 -en un debate atroz- que los Decretos de Necesidad y Urgencia debían ser ratificados por ambas cámaras legislativas en un plazo breve, a defender con un cuchillo entre los dientes la Ley mediante la cual se consideraba aprobado un Decreto si ambas cámaras no lo rechazaban explícitamente.

También fue incoherente en su campaña, donde se olvidó de su frase de cabecera "hay que acordarse de Perón y Evita al votar las leyes" y llenó los actos de bombos, escudos, la Marchita y banderas. En sus discursos, acusaba a Chiche Duhalde de ser portadora de apellido, mientras nadie se acordaba de que su apellido de soltera es Fernández. Finalmente, el 23 de Octubre Cristina Fernández de Kirchner obtuvo 10 puntos más que Chiche González de Duhalde y ganó una banca de Senadora por Buenos Aires, a pesar de que el felpudo Scioli le tomara juramento como Senador por Santa Cruz.

En noviembre de 2.005 vivimos uno de esos momentos de gloria argentinos. Un grupo de manifestantes disfrazados de pasajeros enojados, prendieron fuego la estación de Haedo, los trenes, un par de patrulleros y, de paso, se hicieron la tarde saqueando los comercios de los alrededores. Entre Aníbal Fernández y Felipe Solá no sabían de qué disfrazarse. El entonces Ministro del Interior dijo que había gente de Quebracho en el quilombo. Solá, por entonces al frente de la Provincia de Buenos Aires, puso los huevos en la mesa, se la jugó y dijo lo que había que decir: se trató de un grupito de agitadores que aprovecharon la ocasión para hacer desmanes.

Un Diego after By Pass Gástrico que trabajaba
con Suar en el "monopolio"
Tal vez, si hubieran hecho las cosas bien, no tendrían que haberse metido la lengua en el totó cuando al día siguiente, los detenidos refirieron que se dirigían a la III Cumbre de los Pueblos en Mar del Plata. Si no se acuerdan, fue una fantochada que organizaron en La Feliz como contrapartida de la IV Cumbre de las Américas. Los participantes marcharon por las calles hasta el estadio Mundialista, dónde los esperaba un mini recital de Silvio Rodríguez y un show de varieté con la presencia de Hebe de Bonafini, Evo Morales y el Diego de la gente. El show estaba conducido por un exultante Hugo Chávez, que repetía como una tara "ALCA rajo - ALCA rajo", quien terminó su exposición anunciando que se iba a "la otra" cumbre a llevar el mensaje de "patria o muerte, venceremos".

El mensaje se le debe haber caído en Independencia y Juan B. Justo, porque cuando llegó a la cumbre quedó mansito. El que anduvo fuerte con el discurso de apertura, fue el Néstor, quien como si fuera un marciano aterrizado en 2003, se quejó de las políticas neoliberales de los ´90. Afuera, el pueblo festejaba prendiendo fuego un par de bancos y jugando a la guerra de gases con la policía. Como ir a la costa y no traer recuerdos sería un desperdicio, también saquearon un local de Havanna.

El 15 de diciembre de 2005, Néstor anunciaba el pago de la deuda al Fondo Monetario Internacional. Integra, ni un cobre de menos. Lo anunciaron como un triunfo. Nadie se dio cuenta que la emisión de bonos para el pago de la deuda, fue adiquirida casi en su totalidad por la República de Venezuela, por lo cual ahora la Argentina le debe un buen dinerillo a la patria de Chávez. Y la deuda es superior a la que se tenía con el FMI. Porque al amigo Hugo le gusta darnos una manito, pero encajándonos el 15% de interés anual sobre lo que se prestó, además del pequeño detalle del valor de los bonos, un 46% más caros de lo que se recibió. O sea, por cada mil millones, Argentina debe 1.460 millones. Más el 15% anual. Porque el Hugo será un copado bárbaro, pero tampoco es boludo. Por si queda alguna duda, sólo en 2.005 Chávez compró bonos argentinos por 5 mil millones de dólares. En 2006 siguió comprando. La deuda al FMI, en realidad fue transferida al peor postor. A esta gloriosa idea, el Gobierno Nacional -y sus eternos monitos- no las vende como "independencia económica". 

El 2.006 arrancó con un regalo de Reyes. El 6 de enero, los Asambleístas de Gualeguaychú cortaban el puente hacia Fray Bentos en protesta por la instalación de la pastera Botnia en la otra orilla del Uruguay. Todos con las calcomanías No a las Papeleras pegadas en las lunetas de los autos, Tabaré a las puteadas, Néstor que se hace el boludo. De golpe, nos enteramos que en Argentina había decenas de pasteras y que los uruguayos eran unos hijos de puta por cobrar coimas más baratas que los argentinos. Garrón. Por suerte estaba Néstor para pacificar las cosas, alentando a los asambleístas.Al menos vimos el totó de Evangelina Carrozo paseando ante la baba de Berlusconi, Lula y Sarkozy. Después, se puso las tetas y fue a parar a Bailando por un Sueño.

Agosto de 2006 fue el mes radical. El 12 se juntaron los gobernadores y unos 200 intendentes radicales para armar un "Encuentro Federal". Nombres como Daniel Katz (Mar del Plata), Enrique García (Vicente López), Gustavo Posse (San Isidro) y gobernadores como Miguel Saiz o Arturo Colombi escuchaban atentamente las palabras del nuevo lider y autoridad de la Mesa Ejecutiva a nivel nacional: el Ingeniero y Gobernador de la Provincia de Mendoza Julio Cleto Cobos. La historieta siguió una semanita después, cuando en la Convención Nacional de la UCR que llevaron a cabo en la ciudad de Rosario, no participaron los radicales K. Al toque se anunción la Concertación Plural, que era algo así como la Concertación de Partidos por la Democracia de Chile, pero con glamour.

Octubre, en cambio, fue un mes bien peronista. El traslado de los restos del Teniente General Juan Domingo Perón, a la Quinta 17 de Octubre, se venía desarrollando con mucha emoción por parte de la multitud. Viejos que salían a la calle con sus cuadritos amarillentos y lloraban al ver pasar el féretro. Todo muy lindo, hasta que llegaron a la Quinta. Tiros, corridas y destrozos. En una charla que mantuve con dos altos Secretarios General de sus sindicatos, los mismos me refirieron lo mismo. En la Quinta estaba todo joya hasta que se quedaron sin señales todos los teléfonos y empezaron los desmanes. Un grupo de vándalos entraron y arrasaron, también, con la casa de los cuidadores de la Quinta. Piedras, palos y Madonna Quiroz peló el chumbo dejando una imagen que recorrió el planeta. 

Ese no fue el único hecho violento del mes de Octubre. Unos días antes, personal no médico del Hospital Francés tomaron las instalaciones del mismo pidiendo que el Gobierno haga algo por solucionar el problema del mismo (3 meses adeudados, paralización de los servicios, etcétera). Cayó una patota, produjo destrozos en las instalaciones, tomaron de rehenes a los empleados y a un Comisario Inspector de la Federal y, finalmente, el Presidente de la Nación anunció la estatización del Francés.

En ese entonces tuve una charla con un alto jefe de la Federal que me comentaba, indignado, como se estaban dando las cosas:

Tuto y Néstor el Pacifista
Alguien del Gobierno da las órdenes. Nunca llama directamente, sino que lo hace mediante la Jefatura de Policía. Asi bajan linea. Es lo mismo que hacen con los desalojos de muchos lugares usurpados. Llaman a los juzgados que ordenan los desalojos y los tiran para adelante con cualquier argumento. Para que te des una idea, todos los edificios usurpados estan organizados por el MTL. Cuando llega fin de año, los movimientos sociales cortan las calles frente a los supermercados y nosotros tenemos que hacer de nexos entre los cabecillas y los responsables del super para que le entreguen bolsones con comida. Esto (en referencia al Hospital Francés) es más de lo mismo. Tuvimos que traer a todas las Comisarías de la zona para dar una mano. Adentro estaba lleno de barrabravas, los tuvieron que sacar en un colectivo de la Federal y llevárselos con custodia hasta Flores. El accionar habría sido distinto sino hubiera habido una llamada de parte alguien del Gobierno que decía "cuídeme a los muchachos". El personal del Hospital había acorralado a los barrabravas en la Dirección del mismo, en los pasillos estaban los gremialistas y en los playones estaba el grupo Quebracho poniendo botellas de nafta en las ventanas del edificio. El Comisario Inspector que mandaron a "cuidar a los muchachos" quedo atrapado dentro del edificio. Afuera estaba la Guardia de Infantería con ganas de entrar. Así y todo, se pudo sacar a "los protegidos" sin un rasguño. El incidente último, te aseguro que fue mínimo frente al potencial que podría haber alcanzado en un principio y fue producto de la calentura de la gente que vio como la barrabrava venía de arriba.

Como veran el 2.006 ya pintaba lindo. Sin combustible y con Guiyo Moreno diciendo que iba a llover Gas Oil. Mucho no le pifió. Los hidrocarburos que le compramos al bolivariano Chávez nos trajeron la lluvia ácida en La Boca, Barracas y Dock Sud. Sin embargo, finalizando el año, apareció un nuevo regalito de parte del gobierno Nac&Pop: Skanska.

Pero eso va en la próxima.



Miércoles. Fosfovita para Todos.