lunes, 30 de mayo de 2011

Modelos del Modelo

Existen experimentos sociológicos que uno puede llevar a cabo aún sin quererlo, como cuando se comparte la cena con esos conocidos que uno se encuentra, indefectiblemente, al menos una vez al año y que siempre vivieron dentro de un termo, del cual no tienen muchas intenciones de salir, total, allí la pasan bien. Son dos tipos que en épocas de la dictadura, la pasaban lindo saliendo de joda, pero que desde 1985 recuerdan como "algo muy feo que no tiene que volver a pasar nunca". En 1983 votaron a Alfonsín porque era lo que había que hacer. Aunque a Raúl de Chacosmús lo putearon hasta en geringoso y en 1989 se debatían entre la esperanza de la revolución productiva de Carlitos Saúl o la seriedad y el orden de Alsogaray, hoy recuerdan con angustia nostálgica que a Alfonsín "no lo dejaron gobernar los sindicalistas." Los indultos de 1990 les chuparon un huevo, estaban en otra o "era algo que alguien tenía que hacer" y habiendo obtenido un crédito blando a 10 años, compraron departamento, auto y vacaciones en la costa por 30 días. 

En 1995 sintieron la elección entre Bordón y Menem como si tuvieran que optar por cuál de sus hijos salvar, si al tipo que les prometía un progresismo de manual, o al que les garantizaba cuatro años más de viajes económicos, compras baratitas en Jumbo, productos importados y electrodomésticos accesibles. Obviamente, votaron por el Carlo y desde entonces dicen que lo hicieron engañados. En 1998, Cavallo pasó de ser el Mingo de la Gente a un soberbio adicto al poder. De más está decir que ese argumento se olvida rápido y en mayo de 2000 votaron por su dupla con Béliz, pero eso es tan sólo un detalle que queda minúsculo frente al voto a Aníbal Ibarra en 2003 luego de putear por el desastre de la Alianza a la cual, cuando no, habían votado en 1999 porque alguien tenía que acabar con la fiesta para unos pocos. Y garantizar la paridad cambiaria, claro está.  

Aún recuerdo con simpatía la angustia que tuvieron cuando veían esas barbaridades que pasaban con los super chinos desde la comodidad del semipiso. En ese entonces, se preocuparon por dar un perfil más bajo y no sacaron el auto del garaje por varios meses. Por suerte para la coherencia verbal, la devaluación asimétrica les vino como anillo al dedo gracias a un laburito en dólares que pegaron. Cobrando en gringas y con una inflación del 5%, los piquetes de Camino Negro o Ruta 8, dolían menos ya que era algo que pasaba en el conurbano profundo. 

En 2003 tenían miedo que se viniera el zurdaje, así que a la urna llevaron el voto de Carrió. Por suerte para ellos, el Gobierno tuvo un giro progresista de entrada y se puso a negociar la deuda externa, metió al Opus Dei al frente de las fuerzas de seguridad, reprimieron a bastonazo y sangre a cuanto manifestante quisiera tirarse un pedo en inmediaciones de la Plaza de Mayo -así fuera en frente al Palacio Municipal de Aníbal Ibarra- y derogaron las leyes de obediencia y punto final. Ellos se sintieron representados porque alguien tenía que juzgar los genocidas que tanto hicieron sufrir a su generación. Así y todo, llegado el momento de tener que votar en 2007, les pareció buena idea darle una chance a Mauricio Macri en la ciudad, porque "le fue bien en Boca." 

La crisis del campo la analizaron con los mismos conocimientos con los que podrían analizar el conflicto por el aumento de insumos en el mantenimiento de los camélidos para transporte comercial en el Sahara septentrional: Esta crisis por un par de puntitos de renta no era para tanto, si al fin y al cabo las vacas no necesitan ir al colegio y las plantas crecen solas. No por ello vamos a tener que bancarnos a estos negros vagos de mierda que se la pasan a tinto y faso en las bellas plazas del centro, si al fin y al cabo, el campo somos todos, aunque la Presidenta tiene razón con que la soja es un yuyo al lado de la ruta, si hasta forma de hierba tiene y los agrogarcas son unos desestabilizadores que quieren complicarle la vida a este gobierno lleno de corruptos que se quieren robar el laburo ajeno. ¡Fuerza, Cristina! Que los gorilas paguen las retenciones del gobierno popular y las paguen rápido que ya se viene el abierto de polo y la expo de la Rural.

Fiel al estilo de vida despojado de toda realidad que escape al metro cuadrado en el que se encuentran de pie, disfrutan elaborando teorías conspirativas y realizando investigaciones de dudosa metodología sobre los diversos negociados que podrían producirse en la concesión del carrito garrapiñero en la plaza de Las Toninas, pero Skanska es algo que pasa en cualquier parte del mundo y que si no avanzó la causa judicial, por algo será. 

Les rompe las pelotas pagar impuestos porque saben que no les vuelve a ellos y se van por algún lado. Sin embargo, cuentan con emoción que abonaron una entrada de cine para ir a ver el bodriazo "Revolución: el Cruce de los Andes", bancada integramente con la nuestra. Y aunque putean porque la inflación les está comiendo los ingresos de los verdes que les rinden cada vez menos, se ponen serios al hablar de la Asignación Universal por Hijo a la que consideran la política de inclusión social más importante desde que bajaron los precios de los celulares. 

Aunque Pino los tienta mucho y no saben cómo explicarlo, ya avisaron que en julio votan a Filmus, porque con el progresismo de Ibarra estábamos mejor y, aunque sus hijos fueron toda la vida a colegios privados y hoy se encuentran de intercambio en Londres, la educación pública es una prioridad. Obviamente, en octubre pondrán la boleta de Cristina, ya que alguien tiene que ponerle el freno a estos peronistas de mierda que insisten con saquear el país. Nunca una idea de gobierno, nunca un motivo de elección, nunca un cachito de coherencia. 

En fin, cualquiera puede votar.


Brevísimas:

En Chubut volvieron a votar casi 1900 personas y el candidato de Das Neves volvió a ganarle al candidato de Cristina, que esta vez estuvo más sólo que Shoklender en el día de la madre...y del padre...y del amigo...y del trabajador. Quiero remarcar la actuación de la Junta Electoral que, para que no notemos el paso del tiempo entre las elecciones orignales de hace unos meses y estas, tardaron en procesar los votos de 6 mesas lo que puede tardar Marcelo Bonelli en decir Tres Tristes Tigres.

Beder Herrera salió a pasear por las urnas de La Rioja (0,4% de incidencia en el Padrón Nacional) y dijo que todo se debe a la política de Cristina. El Gobernador reelecto hizo honor a una de las cunas del federalismo y sostuvo que éste triunfo es gracias a las políticas del Gobierno Nac&Pop, que seguirá bancando con giros los sueldos de los 16 mil empleados públicos.

La Presi ya está en México y arrancó contando las maravillas de su modelo de inclusión y distribución de la riqueza, para luego sobarle el lomo a Carlos Slim, agradeciéndole (?) el compromiso con la sociedad del magnate con más denuncias antimonopolio de habla hispana y alguna que otra manchita por emplear en sus obras a gente ilegal, sin seguro médico y que encima tienen el tupé de morirse, en vez de trabajar por dos monedas. Analizan la posibilidad de diagramar una cumbre con los cabecillas narcos para felicitarlos por el espíritu emprendedor y el ímpetu con el que desempeñan su rol en la sociedad del siglo XXI.

Revival Noventista. El Carlo dijo que se presenta para Senador y la vota a Cristina. Sacando el detalle de que Néstor no puede presentarse por la pequeña desventaja de estar muerto, la imagen es interesante. Los Saadi ya volvieron, Pampuro, Aníbal y Alak, nunca se fueron. Casi estamos todos. Denle un carguito a Adelina, llamen a los Fassi Lavalle y larguemos el Plan Pizza con Champán para todos. Aunque hasta en esa copia, son berretas. Si nos van a cagar de hambre, nos van a decir que no pasa nada de lo que está pasando y nos van a refregar en la cara que todo lo hacen por el bien de pueblo desagradecido e hinchapelotas, al menos reabran El Cielo, Caix, La France, La Embajada, Puente Mitre y devuélvannos el uno a uno.



Lunes. Se ofrece abdomen para liposucción. Escucho ofertas.

viernes, 27 de mayo de 2011

Elitistas

El paso de Beatriz Sarlo por 678 dejó varias impresiones. La primera es que el autodenominado Club de la Buena Onda y Mierda Oficialista, quedó más cerca de la segunda definición que de la primera. La segunda es que la buena onda que tanto ostentan, está más cercana a las jodas que hacen a escondidas los estudiantes de la secundaria que terminan comiéndose los mocos cuando aparece el preceptor al que estaban delirando. La tercera es que son impresentables. Que Beatriz Sarlo les haya pegado un baile de antología, no la convierte en una mente brillante y superior. No es que Sarlo sea una genia, es que los otros son rotundamente impresentables. El hecho de que la emisión de 678 de la que participó Néstor haya medido 2.1 puntos de rating y el de Sarlo 4.4, obedece en buena medida a que a veces es mejor una ensayista a un ensayo de estadista.

Era obvio que con Cabito, Barragán, Barone, Veiras y Russo no iban a poder remarla, así que por las dudas, sumaron a Forster y al Concejal Testimonial de Lomas de Zamora Gabriel Mariotto que consiguió generar en los televidentes muchas teorías para tratar de entender como un tipo con tres frases repetidas cíclicamente como toda argumentación, fue Decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNLZ. Sin embargo, todos esperábamos la brillante intervención del inquisidor mediático Barone, pero no pudo decir media oración que Sarlo lo cortó menos diez. 

Al día siguiente, Aníbal Fernández dijo que Sarlo se basó en falacias y que no la sacó barata. Tiene razón: el que la sacó regalada fue Barone, al que Sarlo le increpó haber trabajado en Extra, pero no le recordó su cómodo paso por el Clarín de la dictadura. 

A los que están sacados preguntando por qué tuvo tanta repercusión la presentación de Sarlo, la respuesta es sencilla: desde la clase de boxeo que les dio Caparrós, hace un par de años que no veíamos tanta cara de ACV en progreso en los panelistas de 678. El resto, es más de lo mismo. Un montón de monitos enojados porque les tocaron el "modelo" en su propia casa, tratando de chetos de Recoleta -como si Verbitsky viviera en la 1-11-14, como si el departamento de Cris quedara en Villa Sapito, como si todos vivieran en González Catán- a los que nos meamos de risa con el mandibuleo parkinsoneano que le agarró a Barone cuando le pusieron la tapa.

Como no queremos que nos tilden de quejosos de todo, sino que queremos seguir siendo hinchapelotas de la nada, intenté infructosamente buscar por algún medio el bendito "modelo" del que tanto nos habla el sapo cancionero de luto eterno. No encontré nada. Busqué la plataforma de gobierno previa a las elecciones, tampoco pasó naranja. Abrumado, decidí ir a la página de la Casa Rosada y encontré un link a "Planes de Gobierno" y se hizo la luz:



O algún infiltrado de la CIA hackeó el sitio oficial por excelencia -después de Página/12- o el Plan de Gobierno efectivamente es un error, o la web colapsó al intentar procesar "Kirchnerismo + Plan de Gobierno". Probablemente, la posta sea que el Modelo consiste en la nada misma y, por ende, profundizar la nada, nos da nada. Sin embargo, los militantes de alegría y la esperanza de una sociedad pobre y sometida a los caprichos de las multinacionales saqueadoras de recursos naturales, siguen llamando a profundizar el modelo.


La disonancia cognitiva es, a grades rasgos, el problema que se genera en el marulo cuando nos invaden un par de ideas que no tienen nada que ver una con la otra como resultado de una elección que nos dio mal, cuando decidimos por una opción sabiendo que había motivos suficientes para que no resultara. La mayoría de los mortales, sabemos que le pifiamos. El que padece de disonancia cognitiva, también, sólo que no tiene como justificarlo y el cocktail de ego, soberbia y vergüenza, lo lleva a tomar el camino más peligroso: doblar la apuesta. Esta opción, obviamente, satisface a corto plazo nuestro plano emotivo y, como mecanismo de defensa, el sujeto se vuelve impermeable a la realidad y ve lo que no existe a diferencia del resto que sólo ve lo que quiere ver. No es que la guita no alcance para ahorrar, es que estamos confiados en que todo va bien y la gastamos por gastar. No es que haya chicos que se mueren de hambre, sino que existe un problema cultural con algunas tribus autóctonas. No es que haya inseguridad, sino que nos comparamos con estadísticas viejas y no con la guerrilla colombiana o la guerra de narcos de Sao Paulo. No es que la Argentina esté produciendo droga, sino que está abasteciendo el mercado interno con producción nacional. 

Es tan grande la contradicción entre sus conceptos que llegan a despreciar a la clase media a la que pertenecen, pero al mismo tiempo sostienen que somos sólo unos infradotados buenitos a quienes la corpo mediática nos dice qué y cómo pensar. Han desarrollado una definición superadora al pensamiento de Rousseau: La Clase Media nace buena, es Magnetto quien la corrompe.



¿Cambio de religión oficial?

El gobierno estaría adoptando paulatinamente las costumbres de la India y sus creencias, aunque bastante mal sincretizadas. La figura de Ganesha y sus siete manos ha reemplazado a San Cayetano. Es que el pan les llegó hace rato, pero cuatro manos no alcanzaban para barrer hasta con las migas. Asimismo, algunos extremistas consideran que Máximo Kirchner es el "candidato natural" a suceder a Cristina en 2015. Quienes discrepan con esta teoría se sostienen en el insalubre estado físico del primogénito de los Kirchner, emparentándolo más con la reencarnación del Buda que con otra cosa.

Por su parte, De Narváez tiene visiones futuristas para diciembre, divisando un "frente nacional gobernando el país". Si a ello le sumamos Alfonsín que ve manos negras donde sólo hay un puterío entre fuerzas políticas y Cristina que sigue viendo a Néstor caminando entre la gente en los actos, están dejando a Lilita como una atea recalcitrante. 

Y ya que hablamos de Alfonsín, podríamos sumar a Binner, Stolbizer y Juez tironeando de la sábana por culpa de quién quiere menos al candidato colombiano. Pareciera que De Narváez sabe dónde está Julio López y no lo quiere contar, tiene tesoros Nazis ocultos en sus mansiones y es el fundador del Club de Fans de Biondini. Sólo así se explica la alergia que le tienen algunos que se la dan de progres y gobiernan una Provincia con el mayor índice de brutalidad policial y carcelaria mientras sostienen un discurso socialista que se contradice con el apoyo al gobierno para el pago de la deuda al Club de París con reservas del Banco Central. Está bien que el colorado hable como si tuviera una sobredosis de Agarompa y su campaña consista en ir a tomar mate a las casillas de chapa de las villas del conurbano, pero de ahí a despreciarlo por no haber hecho lo que sí hicieron muchos de sus detractores, hay un largo trecho. 

La derrota cultural es un hecho e invade todos los estratos sociales. Perdimos la batalla por la civilización y preferimos recluirnos en pequeñas elites. Del antiguo sistema partidista que sostiene la Constitución Nacional, poco ha quedado y los distintos sectores políticos se han convertido en tribus endogámicas incapaces de dejar de lado el ego masturbatorio, prefiriendo ser partícipes pasivos de la gran orgía nacional a la que nos somete otra gran elite que niega serlo, prefiriendo acusar de sectarios, segregacionistas y sediciosos a los que no tienen la virtud de ver que Néstor está a la altura de Belgrano y Cristina es la Azurduy del siglo XXI, pero mejorada. 

Nos ningunean, nos maltratan, nos forrean, nos violentan, nos atacan, nos desprecian y, por si fuera poco, tenemos que pedirles disculpas por no agachar la cabeza y seguir tirando del carro. No hay nada que hacerle, tanto revisionismo histórico y nos dieron vuelta la Asamblea del año XIII: nosotros somos los esclavos.


Viernes. Uno más pecho frío que el otro. Le tienen miedo a ganar.

miércoles, 25 de mayo de 2011

La Patria Alegre

En mis épocas de blanca palomita escolar fui testigo del primer ajusticiamiento de mi vida: un niño que en cada fiesta patria era el personaje central. El 17 de agosto hacía del General San Martín, el 10 de septiembre era Sarmiento, el 20 de junio lo vestían de Belgrano y así con todas las celebraciones. Recuerdo, también, que un 25 de mayo él iba a interpretar a French, hasta que en los ensayos supuso que don Cornelio Saavedra tenía un uniforme más vistoso y reclamó ese papel. A regañadientes y dolido por el apoyo de la maestra permisiva, el infante actor que fue separado de su cargo de Presidente de la Primera Junta de Gobierno quedó en silencio aceptando tímidamente el rol de Castelli. 

Cuando todo parecía volver a la tranquilidad, el caprichoso malcriado notó que había otro niño que generaba la sonrisa tierna de todas las maestras por el hecho de estar con la cara pintada a corcho quemado, camisola de lunares y pantalones tres cuartos con una canasta, y todo volvió a cambiar: ahora quería ser vendedor de empanadas. Quisieron explicarle que su condición de rubio de ojos azules no harían creíble su interpretación, pero a un chico que con esa fisonomía ya le habían dado el rol de San Martín, poco le importaba. Para tranquilidad de las maestras que no sabían qué hacer a esta altura, el ensayo se vio interrumpido por el timbre del recreo. Al finalizar el mismo, el infante con aspiraciones de Pacino apareció con la nariz sangrando, llorando y pidiendo por la mamá, que no era otra que la maestra del curso "A". Fue ajusticiado por los muchachos de Quinto B, a instancias del depuesto Saavedra, aunque a esa edad poco importa el motivo para fajar a un caprichoso. 

Cuando era un gurrumín tímido de frenos y flequillo despeinado, en las fiestas patrias nunca me calentaba por los papeles, ya que era el orador habitual -y contra mi voluntad- de cada evento. Sentía envidia por quienes eran elegidos para encarnar a los grandes héroes de nuestra patria, con esos uniformes ajustados a sus tamaños, los bordados y los sables de madera que, para la visión de nuestra edad, poco tenían que envidiarle a los Granaderos que venían al colegio para el acto. Obviamente, no era el único que sentía envidia. Todos queríamos ser San Martín, todos queríamos ser Belgrano y, aunque a la luz de la distancia cueste creerlo, todos queríamos ser el Sargento Cabral y morir desangrados por una infame ballesta empuñada por algún godo para salvar la vida Libertador de Argentina, Chile y Perú.

Hoy vi con sorpresa en Canal 7 las intervenciones de un mamerto que con cara de superado trataba de hacernos entender que se había "reconfigurado" el significado de Fiestas Patrias, las cuales ya no son esas "tristes celebraciones de vida o muerte" sino que ahora son "una fiestas alegres", para la tranquilidad emocional de los progres de siempre.

Tal afirmación, vino bien para acompañar el pos-discurso parturiento de la Presidente que, desde Chaco, nos brindó una exposición verbal para conmemorar el nacimiento del camino patrio del 25 de mayo, pero no de 1810, sino de 2003. Hoy no es un día de festejos por la Revolución de Mayo, sino un día para acompañar a la Presi en su duelo eterno. Hoy no es un día para recordar a la Primera Junta de Gobierno vernácula, sino para pedirle disculpas a la Presi porque Nestorcristo "dio la vida por nosotros." Hoy no es un día para conmemorar el primer suceso de nuestro sangriento y altamente costoso camino de 50 años para tener un país organizado y unificado, sino un día para recordar los intentos de golpes de estado, los bombardeos a la ciudadanía y las invasiones de fuerzas foráneas que sufrió el modelo Nac&Pop, porque "cuando Él asumió en 2003, jamás pensamos que nos iba a costar tanto."

¿Qué fue lo que hizo que le costara tanto? ¿Un conflicto con un sector productivo? ¿La pelea con el ex socio Clarín? ¿Un vicepresidente rebelde incapaz de coordinar la oposición? ¿Los traidores de la revolución kirchnerista que denunciaron el caso Skanska? ¿Los apátridas que denunciaron los aportes de dinero proveniente del narcotráfico, ilegal pero nacional, a la campaña de Cristina Presidente? ¿Qué hizo que les costara tanto? ¿Y que les costara tanto qué cosa? ¿La Asignación Universal que el forro del Obispo Chaqueño agradece a la Presidente por su generosidad -como si saliera de su bolsillo- en una provincia en que los chicos pobres se mueren por enfermedades de pobres, erradicadas en todo el mundo occidental? ¿Qué?

Nos metieron a las Madres en el Himno Nacional Argentino, nos enchufaron la idea de que el Sol en nuestro estandarte es una simbología guerrera y que quedaría mejor un pañuelito pacifista de -otra vez- las Madres y nos generaron culpa al afirmarnos que celebrar los actos heróicos de nuestros padres fundadores, es celebrar la guerra y la muerte. Quizás, si fueran al psicólogo para elaborar y resolver sus patologías de sentir que la única revolución de Mayo que vale es la de ´68 francés, que intentaron de mil maneras destruir el sistema democrático y republicano por el cual bregaron nuestros próceres y que quisieron imponernos un sistema económico e ideológico de tendencias imperialistas para enfrentar a lo que ellos llamaban un sistema económico e ideológico de tendencias imperialistas, otro sería el panorama. Tal vez, si hicieran un cachito de autocrítica, la historia reciente sería muy distinta. Es lo que tenemos, es lo que hay. Nosotros no pintamos de pacifista al Che Guevara para poder, de este modo, esquivar el temita de los muertos. Es problema de ellos, no nuestro.

Miércoles. Nos les puede salir tan barato. No tan barato.

lunes, 23 de mayo de 2011

Todo Pasa

Así como en todas partes del mundo, la política es una rueda en la cual los representantes van rotando del apogeo al descenso directo y de allí a la cima nuevamente. Nuestro país no es la excepción. Sin embargo, dada nuestra facilidad para el olvido, los ascensos y descensos políticos se ofician en mayor medida gracias a las falencias de quienes están arriba, que a las virtudes de quienes están abajo.

Ya no hay hambre de poder, sino miedo de quedar fuera del curro. No existe más el "nada por perder", dado que fue reemplazado por un ameno "podés perder hasta la virginidad en un pabellón", término mucho más acorde a las técnicas utilizadas para disuadir a posibles opositores de palabras medidas y arcas repletas. Asimismo, en ambos sectores predomina la grondoniana frase "todo pasa". 

Hace un par de días, Artemio escrachó a Aníbal Ibarra al recordar que, en pleno auge de la crisis del campo, el ex Jefe de Gobierno había tomado distancia de los Kirchner. Por aquellos días, Aníbal sostenía que el Gobierno Nacional necesitaba caja y había disfrazado las retenciones de "medida redistributiva" y que a finales de su gestión, Néstor se había cerrado políticamente. Obviamente, la chicana que busca desprestigiar a Ibarra -como si hiciera falta- apunta a la falta de memoria de la gente. Por si fuera poco, anteriormente, Artemio trajo a colación "el lastre de los 194 muertos" que arrastraba ibarra para la adhesión al Frente para la Victoria. 

Lamentablemente, Artemio no hizo referencia estos últimos días al sable corvo de Cristina posándose sobre Filmus y Tomada, esquivando a Boudou -para quien laburó el consultor en estos tiempos- como tampoco dijo nada de lo que había manifestado un par jornadas atrás, cuando recordó que el Senador se hizo el dolobu con la candidatura testimonial de 2009, porque tenía una banca en el Congreso y que, en cambio, ahora sí quiere presentarse aunque su banca todavía está vigente por un par de años más. 

Y es que todo pasa. A veces mucho más vertiginosamente de lo que uno desea, pero pasa. 

El oficialismo nacional ya no recuerda a Gvirtz como mercenario del Grupo Clarín al frente de los informes de TVR desprestigiando al Gobierno Nacional. Mucho menos tienen en su disco rígido a los militantes del campo Nac&Pop fustigando Schultz y Wainraich por ser funcionales de la corpo mediática. Si no se acuerda el ex Mañanas Informales Luciano Gallende ¿Por qué tendrían que tener memoria los demás?

Debe ser éste el principal motivo por el cual la Presi eligió a Filmus por sobre el fiel Tomada o el lamebotas Boudou. Porque a la hora de la supervivencia, es mejor tener poca memoria y medir bien, que basarse en tibiezas y arrugadas pretéritas. Glorioso fue el momento en que la Presi pasó a mencionar los motivos por los cuales eligió a Filmus. Nos dió una cátedra del mecanismo comunicacional reinante desde hace años: disfrazar de épica y fidelidad a un tipo que tiene menos carisma que Mike Amigorena conduciendo los Martín Fierro y tanta fidelidad como Juanita Viale. Pero ese discurso da resultado para los justificadores aglutinados en la enorme esfera cristinista. Si prefieren no hablar del pasado menemista de Filmus y la bendita escuela shopping de la gestión de Grosso, es más que obvio que pueden comprar cualquier cosa a voluntad, y no porque se les oculte la información.

El acto de lanzamiento de Filmus tuvo de todo. Una Presi que tuvo que aclarar que estaba de muy buen ánimo, haciéndonos partícipes del orgullo que sentía por el hermoso acto de civismo que habían llevado adelante Filmus, Boudou y Tomada, en vez de pelearse por la candidatura. Que la Presidente se refiera a la designación a dedo del candidato para la Ciudad como una muestra de madurez política, no es en todo caso lo más grave si lo comparamos con la cagada a pedos supina que disparó contra todos los que no entienden que el objetivo del país es el de la unidad que ella pretende llevar adelante a pesar de los turros que piensan distinto. 

Un momento orgásmico se vivió cuando la muchachada empezó con el cantito de "la gloriosa Juventud Peronista", donde se pudo ver cantando a Juan Manuel Abal Medina, quien teniendo 43 pirulos, sólo fue superado en payasada por una legisladora porteña que no sólo cuenta con 52 primaveras, sino que fue Secretaria de Adoctrinamiento de la Juventud Radical y Presidente del Comité de la Mujer de la UCR. 

Después del acto, Filmus se encontró con los medios periodísticos, a quienes les dijo que "alguien va a tener que explicar por qué no se construyeron 40 kilómetros de subte, porque las escuelas tienen problemas de infraestructura, por qué hay problemas de inseguridad y por qué no se construyeron 40 mil viviendas." Entusiasmado, el notero de Visión 7 le preguntó si él iba a solucionar todos esos problemas, a lo que Daniel respondió "no, yo sólo estoy remarcando lo que no se hizo" (aclaro que no es joda) para luego sostener que, si él es el elegido, se podría traspasar parte de la Policía Federal y el puerto de Buenos Aires. Más allá de sonar a extorsión, hubiera sido interesante que en el acto también hablaran Nilda Garré y Aníbal Fernández para que pudieran cumplir uno de los deseos de Danielito y explicar por qué la situación de la inseguridad porteña está como está.

En una clara actitud de juego sucio, el ahora oficializado candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires intenta captar el voto del macrismo -el de Pino sabe que no lo tiene- hablando con la lengua dormida: "todo esto forma pargte del compromiso que se vegá palasmado con la regergelección de Cristina". Desde la agrupación opositora "La Marcelo Bonelli" consideran que se trata de una jugada del ex ministro de Educación para marear a Clarín y piden mantener el estado de alerta permanente ante este tipo de actitudes tendientes a la confusión del electorado.


Desde Santa Fe (datos actualizados a las 6,00 hs con el 99,7% escrutado):

Las primarias para elegir los candidatos que se presentarán en las próximas elecciones a Gobernador demostró, también, que todo pasa. El Chivo Rossi, que hasta no hace mucho tiempo no podía salir a comprar puchos sin terminar convertido en tortilla humana, sacó el 15% de los votos totales válidos. El pichón de Binner, en cambio, le sacó media cabeza con un 16,5% del total. El tercer candidato que entró para las próximas elecciones, es Miguel Torres del Sel, con un 13,5%. Yendo al global, el PJ santafecino sacó un 38,4%, mientras que el Socialismo pegó un 36,7%. El PRO, se quedó con el 13,5 que sacó el Midachi.

Lo más llamativo, también, fue el exitazo de la fiesta cívica: fue a votar el 72% de los electores habilitados, a pesar del caracter obligatorio de la votación. Ante este panorama, teniendo en cuenta que no fue a votar un porcentaje de gente que podría dar vuelta cualquier elección, el que se crea ganador para los comicios a Gobernador, tiene un pedo atómico en la cabeza. 

Y quienes quieren proyectar esta elección primaria santafesina como una vidriera de lo que podría llegar a pasar en octubre a nivel nacional, tienen razón. El ausentismo de la gente y el voto indeciso pueden hacer desastres. 

Hay que salir a convencer a la gente de que votar es horrible, pero en nosotros está en que sea distinto. Si le ponemos actitud, hasta podemos pegar onda con alguna minita de la fila femenina mientras esperamos a que el presidente de mesa termine de lastarse un especial de mila. Las troskas son gauchitas, pero si querés ponerla, no te conviene hablar de política. Las radicales son bastante llamativas y se visten muy bien. Sin embargo, aconsejo no entrar en terrenos ideológicos para no tener que recibir una charla adoctrinadora poco libidinosa. Los mejores culos, a mi criterio y con excepciones de otras fuerzas, son los peronistas. Ante la duda existencial de si la muchacha a la que pretendemos festejar es cristinista, ortodoxa o romántica, lo mejor es hablarles de la justicia social sin entrar en terrenos doctrinarios y/o históricos.

Lo que vale es ir a votar, sea por Cristina para aguantarla 4 años más cagándonos a pedos pero con legitimidad, o para que se vaya. Hay que votar porque para eso un montón de cráneos y caudillos se mataron -la mayoría, literalmente- durante 50 años para darnos un sistema democrático y republicano. Hay que votar para que cuando te quejes, puedas decir abiertamente que no los votaste, o que la votaste y te cagó, pero nunca jamás que no hiciste nada para merecer esto.


Dedicado a la primer persona que me habló de Perón en mi vida y que en el día de ayer pasó a una mejor existencia de la que le tocó transitar en este mundo. Sé que, en donde estás, seguro tenés acceso a internet. Para vos todo mi cariño y el mejor de los recuerdos desde esta tristeza que duele menos cuando pienso en mi infancia.


Lunes. A votar que no se acaba el mundo. Me fui a Paraná, pero nos leemos igual. 

viernes, 20 de mayo de 2011

Clamor

Que la política es la búsqueda de la obtención, conservación y ampliación del poder como un fin en sí mismo, es un concepto que nos viene del renacentismo de una Italia profundamente dividida y con más principados que habitantes. En una época en la que no se concebía la posibilidad de que los habitantes eligieran a quién los fuera a cagar por el próximo período de gobierno, era entendible que los poderosos buscaran la forma de sobrevivir a otros poderosos un tanto faltos de sutileza al momento de ocupar un carguito. 

A lo largo de la historia, siempre se han formado cuadros políticos, porque la política existió -mal que les pese a quienes les gusta reescribir los hechos desde una contratapa de diario- incluso sin democracia. En las décadas en las que todos eran del PAN, en Argentina también se generaban cuadros políticos, a pesar de que no hicieran falta para obtener el poder, dado que las elecciones eran más fáciles de digitar que los votos de Bailando por un Sueño. El motivo principal por el que se generaban cuadros, sin dudas, era la necesidad de seguir construyendo un país que los sobreviviera en la finitud del ser humano. Y es que, siendo la oligarquía el signo político dominante en el mundo de fines del siglo XIX, la Argentina ha poseído de las mejores, aunque esto les genere alergia a los que sostienen que Sarmiento era un sorete humano, que hay que sacar a Roca del billete de cien pesos y que se debe luchar por la reintegración de tierras a los pueblos originarios, todo dicho desde la comodidad de un departamento en la Capital, el cual no le entregarían a un Querandí ni aunque se lo cruzaran. 

Muy a pesar de los que vivimos a la política como algo muy nuestro, el sentimiento apasionado por la misma nunca jamás fue generalizado, ni siquiera en los tiempos de los gobernantes que movilizaban multitudes, ni con Yrigoyen, ni con Perón, ni con Alfonsín, ni con Menem, ni con "él", ni con "ella". En los períodos de mayores movilizaciones humanas, la inmensa mayoría no tenía la más pálida idea de la cocina real del poder y al día de hoy siguen sin tenerla. Algunos jugaban a arreglar el mundo desde el ateneo barrial, otros sentían que formaban parte de la Santa Inquisición Peronista desde la Unidad Básica de Ciudad Evita, pero muy pocos la tenían clara más allá de la organización sectorial. Las masas movilizadas en los actos, eran enamorados del lider y de lo que representaba para ellos -una visión distinta y absolutamente subjetiva en cada caso- pero no eran apasionados de las formas de generar poder y darle un fin útil. Dependiendo del caso, les generaba esperanza, respeto, el cariño de quién les dio algo, la representación de un padre bueno, enérgico y generoso. Lo otro, lo méramente político, no importaba, les excedía, no les interesaba. Como botón de muestra, basta con preguntarles a los más viejos por qué son peronistas o radicales: no van a hablar de política, sino que la confundirán con los sentimientos de rechazo o adhesión que les generaron los líderes del momento y las anécdotas de desprestigio o adoración que correspondan al caso. 

Hoy por hoy, el panorama no ha variado demasiado en cuanto a movilización de masas se refiere, salvo por una notoria falta en la creación de cuadros que se ha traducido en esta situación extraña que hoy vivimos en la cual la esperanza del oficialismo está en que Cristina se presente, mientras que las luces de los opositores están puestas en tipos de 70 años o en el hijo de un ex Presidente. Nos la damos de demócratas y nos llenamos la boca hablando de quién forma parte de la vieja política y quién de la nueva, mientras que lo único que buscamos como votantes es un patrón que nos arregle los quilombos o, al menos, que sea carismático. La falta de cuadros políticos se debe a las pocas ganas de renovar las cosas en serio, lo cual termina degenerando en que cualquier cacatúa con oratoria de reunión de consorcio, sea la líder de masas del siglo XXI.

La decadencia que nadie quiere reconocer se traduce en la falta de espontaneidad en las convocatorias multitudinarias. Motivos hay varios, entre los que podemos mencionar que ya no tenemos una dictadura militar a nuestras espaldas, que las comunicaciones se han perfeccionado tanto que ya no hace falta ir a la Plaza para verle la cara al mandatario de turno, pero, principalmente, ya no hay enamoramiento. Por más que quieran disfrazarlo llevando a la patria subsidiada y a todos los afiliados a algún gremio alineado al oficialismo, ya no pasa naranja. Del burdo intento de pretender llenar la Plaza de Mayo a fuerza de globos inflables, apenas se puede con un Luna Park o un Teatro Argentino en La Plata. 

El invento del acercamiento espontáneo de las juventudes hacia la militancia de la mano del kirchnerismo forma parte de una de las obras maestras de Néstor, que incluye la construcción del kirchnerismo como doctrina superadora del peronsimo -para lo cual le falta doctrina y mucho Toddy- sumado al negacionismo de la historia del país incluyendo, cuando no, al propio peronismo, del cual rescatan lo que creen que les conviene y desprecian lo que no.

Cuando la primavera kirchnerista -si es que alguna vez existió- comenzaba a menguar a fuerza de inflación y conflictividad social en aumento, convirtieron el verso setentoso en mística militante -¿o acaso alguien recuerda a La Cámpora antes de los quilombos?- y lo que algunos sesudos periodistas definen como la reconciliación de la juventud con la militancia, en realidad fue el resultado final de la habilitación de cargos y caja para los que quisieran poner la caripela. La mediáticamente exitosa militancia kirchnerista, no es otra cosa que un invento de la crisis institucional de mediados de la década pasada, un anticuerpo creado para derivar la atención hacia otro lado y que no se discuta más de política y gestión pública, sino de militancia. Y claro, dio resultado.

Con esto no quiero desprestigiar, ni mucho menos, a los que realmente sienten este proyecto, quienes lloraron por el paso a la inmortalidad de "él" y que hoy sostienen que si la tocan a Cristina se va armar quilombo. Pero la formación de cuadros sigue en clara ausencia, a no ser que crean que darle Aerolíneas Argentinas al hijo de Recalde o entregar parte de la dirección de Canal 7 a los amigos de Larroque sea parte de la escuela de formación política. La mejor prueba de la carencia de esta forma de inventar políticos está en la cadena de idioteces infantiles que plantea Cabandié desde la Legislatura porteña.

El operativo clamor hacia la candidatura de Cristina por parte de la militancia, se debe en gran parte al fanatismo y temor de quedar huérfanos emocionalmente. Para los veteranos, es producto de la falta de cuadros. No se calentaron en buscar y generar uno sólo que no sea impresentable. Si Cristina no se presenta, el último que cierre la puerta. Como punto a favor, les puedo tirar que no es mérito exclusivo de ellos. Alfonsín es el único que mide para la presidencial en las filas de la UCR y a Macri no le quedó otra que bajar a la Ciudad, dado que Pino podría quitarle la trinchera si dejaba compitiendo al carismático Larreta o a Michetti. 

Ocho años de gestión en la que utilizaron como punta de lanza que ellos son los iluminados, que cuentan con el poder absoluto de ser gobernantes porque así lo quiso Dios y, muerto Néstor, no consiguieron un sólo Plan B electoral. Así estamos, con Scioli tratando de quedar bien con Obama y Al Qaeda al mismo tiempo, haciendo un acto con La Cámpora y Estela de Carolotto en La Plata, yendo a TN y reuniéndose con Urtubey, Insfrán y Moyano para manifestar el apoyo incondicional a la Presidente.

Tal vez sea hora de que dejen de lado las obras de teatro en las que actúan como si tuvieran al enemigo norteamericano gestando un golpe de estado en connivencia con las Fuerzas Armadas y empiecen a comportarse como los grandes hombres de la historia argentina han hecho: haciendo lo que había que hacer según las circunstancias y en el momento indicado. Pero claro, para eso hace falta leer muchos libros, visitar hemerotecas y no permitir más que la harina de la historia nos la tamicen Pigna y Feimann. 

Hace unos días charlaba con una entrañable amiga de la UCR -nadie es perfecto, que se le va a hacer- y al mostrarme algunos materiales de formación política quedé estupefacto al notar que reniegan pero no niegan a De La Rúa, ni de la escisión de Frondizi con la UCRI en el 57, ni del estrepitoso final de Alfonsín, ni de la abismal diferencia de los programas de gobierno entre Alvear e Yrigoyen. Quizás en el peronismo debamos empezar a hacer lo mismo, dejar de negar a María Estela, a Menem, a Cámpora o al que no nos guste, aceptarlos, debatir y seguir hacia adelante. Porque si seguimos revolviendo mierda, capaz nos encontramos con que los indultos del menemato fueron propuestos por Firmenich, Unamuno, Cepernic, Galimberti y redactados por Marito Montoto, como cumplimiento de un documento del Peronismo Revolucionario en el que llamaban a la pacificación y reconciliación nacional que incluía a los militares. O, tal vez, veamos que la inmensa mayoría de los atentados de la subversión fueron contra gobiernos constitucionales. O, en una de esas, siguen apareciendo esas fotos que tanto les molesta a los kirchneristas. Nadie puede negar al tío que estuvo preso, al hermano ludópata o al padre alcohólico, dado que forman parte de lo que somos y de lo que queremos ser. Aceptar nuestro ADN nos hace grandes. Pero claro, eso incluiría hacernos cargo del kirchnerismo y no es algo que estemos dispuestos a ceder por el momento. Después de todo, somos peronistas.




Viernes. Hoy no me lee nadie.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Revoltosa

La sinapsis traiciona. La Presi está en un período de incontinencia verbal que no se condice con un apogeo en sus facultades cognitivas y termina disparando cualquier verdura, lo cual no es ninguna novedad, pero debe estar por romper su propio record. Filmus planeaba llevar adelante un evento en medio de su campaña por una candidatura que todavía no le confirmaron. Reservó la Sala Borges a la vuelta de la Facultad de Económicas y convocó a todo el mundo a las 18,30 horas. Lo cagaron. A esa misma hora apareció Cristina en cadena nacional.

El Patriarca Armenio visitó a Cris. La Presi quedó encantada con el look.
Habría que sugerirles a los asesores de imagen de Cris que la teconología HD le juega en contra, más si aparece a la hora de la merienda. Uno entiende que Cristina se la pasó en batón y pantuflas hasta las 18,00 horas en Olivos y que no hay maquillaje que pueda arreglar eso, pero ya que no piensan desistir del ciclo de cadenas nacionales más frondozo desde los gobiernos de facto, al menos que le busquen alguna forma de hacerlo más ameno. Entre la palidez dérmica y los trajecitos oscuros, el blanco y negro pueden descartarlo. Una toma de lejos sería una buena opción, desde el Cabildo, por ejemplo.

Arrancó diciendo que la regulación de las prepagas es una política de Estado que trasciende a su gestión para luego quejarse de que una ampollita que no sabe qué contiene adentro le cuesta al PAMI 50 mil pesos por unidad, pidiendo explicaciones a los laboratorios. Lo que pasó a continuación es la pesadilla de un congreso de semiólogos. A esta altura, no se si la traductora a lenguaje de señas la interpreta a ella, o es al revés y Cristina dice lo que le entiende en directo. Entre oraciones sin terminar, enunciados carentes de todo sentido y ramificaciones de ideas sin ningún fin, nos paseó durante 26 minutos.

No explicó en que consistía la trazabilidad de medicamentos, ni qué era lo que iba a regular la ley de medicina prepaga. Sólo se limitó a pedir disculpas una y otra vez a las empresas por la nueva ley de control y les recordó que ya tenían el permiso de comprar 2 millones de dólares mensuales en divisas para que hagan lo que quieran. También nos trató un poco de boludos al decirnos que el aumento del 500% en la recaudación de las Obras Sociales se debía al incremento en el poder adquisitivo de los trabajadores trasladado a los aportes y se le escapó una perlita al referir que ningún sector de la economía se ha beneficiado tanto con este modelo como la Patria Financiera. Obviamente, del resto de las cosas, le echó la culpa a las políticas neoliberales de los ´90.

Los chinos confirmaron que ellos tampoco le entienden. Siguen probando.
Al día siguiente, juntó a varios Gobernadores en la Casa Rosada y al resto los dejó en sus provincias sentados frente a una camarita para que aplaudan como lobos marinos en el puerto de Mar del Plata. La idea era anunciar una inversión millonaria en el Belgrano Cargas, pero terminó hablando de cloacas. "Yo me acuerdo que en mi casa, cuando yo era chica, no teníamos cloaca, había pozo ciego y, por lo tanto, había que cuidar todo y cada tanto tenía que venir al camión atmosférico," refirió nuestra primera mandataria, para luego rematar que "era una sensación muy fea." Altas fuentes habrían confirmado que desde allí le quedó la carita de pisar cacona un día de humedad.

En un país en el que 12 millones de personas viven sin cloacas, refregarnos en la cara lo feo de oler la mierda de tu familia una vez al año no será una reparación histórica al nivel del pedido de disculpas del Estado Alemán por los crímenes de la Segunda Guerra Mundial, pero algo es algo. Por eso la Presi le puso esmero y, yendo al tema de los ferrocarriles, le echó la culpa de las demoras en el Sarmiento a los incendios vandálicos, los cuales desaprobó enérgicamente: Cuando yo era chica era revoltosa y jamás se me ocurrió prender fuego el Roca. 

Como la revoltosa ahora se mueve en helicóptero para cubrir las 200 cuadras que separan Olivos de la Rosada, no tiene ningún prurito en afirmar que recuerda cuando fue "a ver los vagones de doble piso recién hechos, con televisión." Podemos entender que lo más cercano que estuvo de un transporte interurbano fue cuando un interno de la 195 le frenó encima en la diagonal 74 de La Plata, pero a cualquiera que haya pasado cerca de una formación del Sarmiento, que la Presi le diga "es cierto que no todavía todos los ferrocarriles están con esas comodidades, pero claro, si vamos quemando los que se van haciendo, va a ser difícil llegar" es como mucho. 

Para la alegría de los presentes, la animadora número uno recordó la inauguración del puerto de Barranqueras, en Chaco, pero no porque se acuerde qué inauguró, sino porque "se olvidaron de cerrar el Tango 01 y me comieron los mosquitos." El barrilete cósmico de la oratoria, prosiguió recordando la "desvastación moral y cultural de Argentina en 2003" y la comparó con esta Argentina actual, donde la moral nunca volvió y la cultura del progreso y el trabajo, cuando intentó levantarse un poco, la derrotamos estoicamente a fuerza de subsidios a la improducción e inflación. De cuáles son las inversiones en el Belgrano Cargas, no habló. De la intención de Urtubey de quedarse con la licitación en Salta, tampoco. De Néstor reprivatizando el Belgrano en 2004, mucho menos. Que sacaron a Moyano del control de parte de la concesión, ni que hablar.

El Hugo de la gente, estuvo casi en simultáneo dando una charla en la Universidad de Palermo, donde dijo que con Cristina está todo bien, que no le tiene miedo a la cárcel, que las persecuciones judiciales lo tienen sin problemas, que la investigación Suiza se la soba, que no puede creer que un ser humano le de a otro un medicamento trucho y que él no tiene nada que ver con todo eso. Tiene razón, él sólo se enriqueció con troqueles falsificados, droguerías de dudosa reputación, la complicidad de la Superintendencia de Salud de la Nación y la protección del Gobierno. Los medicamentos truchos, los entregaban otros.


Tenemos un Plan: 

Desde que a Timerman le cortaron el crédito de la Blackberry, la política de relaciones internacionales Argentina ya no está en manos de Twitter y nadie sabe para dónde disparar. Ante la avanzada del imperialismo aristocrático brasileño, los cráneos de la Rosada decidieron tomar cartas en el asunto y lanzaron el Plan Dilma Corazón, el cual consiste en una galería de Youtube donde aparecen al tope de la lista los tres videos de cuando Dilma vino a reirse de Cristina en enero. ¡A paso de vencedores! ¡Brazuca, go home!  

Donde la joda se está poniendo realmente adrenalínica es en la ciudad de Buenos Aires, donde conviven el proyecto de Pino -choreado un poquito a la plataforma del PRO, otro poquito a la de la UCR y otro poquito a la de Ibarra 2004- con las fiestas levanta-ánimo del macrismo, las charlas somníferas de Filmus, los shows de Stand Up de Boudou y las promotoras de Tomada. 

Ayer, el constitucionalista Barcesat presentó un pedido de impugnación a la candidatura de Macri para la reelección. El abogado que formó parte del Frente Grande, la levantó en pala en los juicios contra el corralito y desde hace años patrocina a las Madres de Plaza de Mayo, amparó su pedido en que el artículo 57 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires impide la designación de cualquier funcionario estando procesado. Convengamos que el artículo es poco preciso y da para el planteo, pero la defensa en caliente los deja peor parados. Marcos Peña dijo que la denuncia "es un intento de proscripción por parte del kirchnerismo" y que el artículo habla de funcionarios públicos y no de cargos electivos. Ritondo sostuvo que si la Constitución Nacional lo habilita para ser Presidente, tranquilamente puede ser Jefe de Gobierno. A ninguno se le ocurrió chusmear el artículo 97 de la misma Constitución y su conexión con el art. 72.

Mientras tanto, los que la vemos totalmente de afuera, nos divertimos mientras nos preguntamos si la política de no confrontar de Macri no estará llegando al extremo de hacerlo quedar como el boludo del curso y por qué todos le tienen tanto cagazo al ex candidato a Presidente si Filmus afirma que el Frente para la Victoria gana en primera vuelta, Solanas dice que gana caminando y Boudou sostiene que es el próximo intendente de Miramar. 



Aclaración:

Dado que parece que no se cansan de mandarme fervorosos saludos y promesas de visitas personales via mail y comentarios no publicados, aflojaré con eso tratar de impresentables a los militantes del Movimiento Nacional Justificador de lo que Venga. Por este motivo es que me limitaré a llamarlos huérfanos patológicos o castrados emocionales. Traigan medialunas. De manteca. Gracias.




Miércoles. Puteame que me gusta.

lunes, 16 de mayo de 2011

Va Con Onda

Nos quedamos dormidos y el tren ya se nos pasó. La militancia oficialista está más viva que nunca y, cuando pensábamos que ya no quedaban cargos para un militante más, Abal Medina Jr. convoca a los jóvenes a copar todos los niveles de cargos en cualquier ámbito del Estado. Lo hizo en La Plata, donde le armaron un acto para pegarle al intendente Pablo Bruera y de paso cañazo, inflar un poquito al candidato Guido Carlotto.  

Lo curioso del asunto fue la organización en manos de distintos sectores de la militancia, como los Negros de Mierda -antes que me denuncien al INADI, sepan que existe un grupete con ese nombre- la JP Jauretche, la Juventud para la Victoria y La Cámpora, pero sólo el sector platense que todavía responde al Cuervo Larroque, dado que ya existe una porción de la agrupación en esa ciudad que no le da ni la hora al Cuervo.

Menemnauta. (newtaringa.com)
A ver si podemos entender el embrollo: La agrupación supuestamente de Juventud, está comandada a nivel nacional por Larroque, de 34 años. En La Plata, los que están en contra de Larroque son liderados por Peralta, de 40 años. Al cuervo lo consideran tan sólo un empleado del Gobierno Nacional mientras que sostienen que, los que responden a Larroque, son aliados del intendente ultramenemista Alak y que "Néstor no creó La Cámpora para que terminen con ese tipo." Cabría aclarar que Alak es Ministro de Justicia de la Nación, pero eso sería tan sólo un detalle a no tener en cuenta.

La dispersión de ideas en la militancia oficialista siempre se vio impregnada de desvaríos e inconsistencias ideológicas. No veo por qué debería darse lo contrario si vemos que se la pasan acusando de neoliberales noventistas, aliancistas o duhaldistas a todo aquel que se oponga al gobierno Nac&Pop mientras son conducidos por gente que surgió de esas filas.

Ellos están en otra, dejando en el curriculum vitae tan sólo lo que les conviene. Nos corren por izquierda, por centro, por derecha, por arriba y por abajo, pidiéndonos que justifiquemos nuestros ataques al "modelo," sin entender que para discutir eso primero tendría que haber un modelo conciso y no esta metódica forma desvestir cien santos para ponerle una bikini a otro y llevarse la diferencia.

Larroque dando un seminario para explicar
que Boudou fue un infiltrado del peronismo
en las filas de Alsogaray.
Muchos de ellos pululan por las redes esgrimiendo excelentes argumentos -refutables con cualquier dato o archivo oficial de este mismo gobierno- otros se definen directamente como "peronistas kirchneristas" y bajo ese manto dogmático, pueden justificar abiertamente que el kirchnerismo es superador al peronismo y que la lucha por el campo popular se da apoyando a un progresistas como Sabatella para la gobernación de la provincia de Buenos Aires y a un neoliberal de la UCeDe como Boudou en la Capital Federal.

Todo está justificado bajo una sola premisa: el humor de la Presidente. De este modo, con Moyano está todo bien y los palos de Cristina fueron mal interpretados. El exhorto de la Justicia de Suiza fue digitado por Hector Magnetto y los afiliados a las obras sociales sindicales que murieron por el negociado de los medicamentos truchos, son desestabilizadores kamikazes que dieron su vida por el desprestigio del líder sindical. Probablemente, cuando Cristina aparezca con una remera que diga "Moyano, chupala", el líder sindical pasará a ser un burócrata financiado por la corpo mediática.

De Julio López no hablan, de Mariano Ferreyra, tampoco y de Luciano Arruga, mucho menos. El desmantelamiento de la mafia de la Federal es un triunfazo del Gobierno. Sin embargo, de los 7 años y 6 meses que permaneció bajo el control de Aníbal Fernández, mejor no opinar. Si a Aníbal le hubieran dado eject en vez de freezarlo el último verano, hoy estarían hablando de su pasado menemista y sus vínculos con el duhaldismo. 

A este sector de la sociedad le encanta hurgar en el pasado de todos menos de los oficialistas, quienes durmieron en una cámara criogénica desde 1976 hasta 2003. Asimismo, poseen una memoria declarativa muy rudimentaria (evidentemente, el hipocampo cerebral no les funca bien) y les cuesta recordar dónde se encontraba hace unos años cada una de las figuras que hoy admiran y defienden. Critican las privatizaciones de los ´90 y festejan la reestatización de Aerolíneas Argentinas. A YPF sólo la nombran cuando tienen que ir a comprar puchos de noche al AM/PM, los lobbies de las telefónicas para ingresar en el mercado televisivo nunca existió y Néstor firmó la fusión Cablevisión-Multicanal con una pistola en la cabeza. 

Tienen una facultad innata para calificar políticamente a cualquier interlocutor sin conocerle siquiera la cara. Para ellos sólo existe una clase de ciudadanos: los que son kirchneristas. La sociedad la dividen con un fibrón en el que ponen de un lado a los que votan a Cristina y, en el otro, a los que no. Y así, mientras desprecian a la mayoría del electorado que no la votaría jamás, sostienen que "Cristina gobierna para quien la voto", al mismo tiempo que exigen respeto por la Presidente de todos y todas los argentinos y argentinas.

Así andan por la vida, apostando todo el factor emocional sin pensar en el mañana, con el riesgo de que no alcancen los terapeutas de la Patria si en diciembre se acaba la joda.

Y ya que hablamos de militancia, hace un par de días que varios me vienen bombardeando por el temita del crecimiento de las villas. Algunos lo hacen desde los comentarios, otros lo hacen vía mail. Yo entiendo que podrá dolerles tener que ver la realidad con otros ojos, pero si abandonaran de vez en cuanto las charlas de café y salieran a caminar, quizás comprenderían mejor las cosas. Es más sencillo diagramar la revoución socialista para los próximos 10 años desde el bar Homero Manzi de San Juan y Boedo, en el buffet de alguna facultad o en el 36 Billares de Avenida de Mayo, bien cerquita del campamento que tenían los Qom. Es más fácil, mucho más fácil que salir a recorrer la calle o, cuanto menos, leer de vez en cuando alguna estadística. 

De 2002 a 2007, la villa 1-11-14 cuadruplicó su cantidad de habitantes, ganándole la guerra del boom de la construcción a la villa 31 que sólo duplicó su gente, aunque han conseguido varios laureles arquitectónicos gracias a esos edificios de 6 pisos sostenidos sobre dos columnas. Si este dato no les agrada, el Instituto de Censos y Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires sostiene que la población en los distintos asentamientos porteños creció un 25% sólo entre 2008 y 2009, aplicando una clara política de desprestigio al Modelo de Distribución de la Riqueza. Como el golpismo no se detiene en la construcción de trincheras, la CIA debe haber financiado el crecimiento de los asentamientos en la ciudad de La Plata y sus alrededores, donde el aumento de la población en situación precaria fue del 60% sólo en 2009. A todo esto, en la Provincia de Buenos Aires se realizó un relevamiento paralelo a nivel gubernamental hace algunos años que arrojó como resultado que los asentamientos en el conurbano bonaerense crecieron un 57% en 5 años y que viven 2 millones de personas repartidas en mil villas. Obviamente, este dato ya no sirve, dado que el estudio es de hace 4 años.

Como todos estos datos probablemente serán desprestigiados, cabe aclarar que el querido y emblemático INDEC se encontró con que las villas de la Ciudad de Buenos Aires crecieron un 50% en la última década, pero que si les suman los residentes en casas tomadas, la cifra trepa a un incómodo 98%. A todo esto, distintas Organizaciones No Gubernamentales y analistas del propio INDEC sostienen que el último censo nacional se vio viciado por el temor de los censistas a ingresar a las villas y que, al número final, habría que sumarle un 30%. 

Puedo entender que los militantes se hayan sentido conmovidos cuando la Presi dijo que el boom del crecimiento impactó en las villas dado que ahora hay más viviendas de material y menos de cartón, pero confiarle la realidad a una mina que sólo se baja del helicóptero para repartir cheques, ir de la Rosada a Olivos o dirigirse a Aeroparque es, cuanto menos, infantil. Claro que se condice con el espíritu negacionista de sus adeptos, que sólo ven la colorida villa 31 cuando salen en micro de Retiro o bordean la Cildañez cuando se dirigen a Ezeiza o se ponen cascos en la autopista para atravezar Berisso cuando van a quemar los cartuchos a la costa.

Para mayor ilustración, les dejo un post del año pasado del amigacho Occam en su blog Corral de Lobos, en el que habla del Modelo de Crecimiento con Intrusión.





Lunes. Aman tanto a los pobres que los conservan así, casi intactos y en constante crecimiento. Crecimiento demográfico, claro está. 

viernes, 13 de mayo de 2011

En Retirada (*)

La onda era levantarle el ánimo a la viuda, pero se pasaron de rosca. Al borde de la sobredosis, la Presi fue la oradora central de la 59ª presentación del Velorio de Néstor. Arrancó diciendo que todo el sabalaje subsidiado de la asistencia le recordaba a “él”, para luego despacharse con afirmaciones memorables en contra de cualquier dogma peronista, comenzando con que en el municipio de José C. Paz “no se inauguraban viviendas del Estado desde el año ´45, con Eva Perón”.

Una de dos, o todavía no se enteró que Evita no fue ni funcionaria, o todavía le duele el culo por ese Perón que no puede justificar y que en su vida pudo entender. Quizás corresponda una tercera opción, la que dice que no agarró ni el Manual Kaplusz de Quinto y por eso no se enteró que en el 45, Perón era Ministro y Eva recién se convertía en su esposa.

También se hizo eco de la festichola de los jubilados de los ´90 que, según ella, ya no se quejan gracias a los aumentos otorgados. Lo cierto es que, aunque ella quisiera que la gente deje de cobrar la Asignación Universal por Hijo cuando ya está por jubilarse, esos viejos de los 90 ya están muertos. Y como de Olivos a la Rosada va en helicóptero, no se enteró que en la esquina del Congreso, los jubilados nunca dejaron de protestar, como tampoco se enteró que la Justicia ya no sabe qué hacer para que el ANSeS actualice las jubilaciones como corresponde y pague antes que los ancianos pasen a la órbita funeraria.

La siguiente patada en la ingle al mundo peruca fue cuando muy suelta de cuerpo y al borde del orgasmo verbal manifestó que ella y su compañero, han hecho “más que nadie en la historia para terminar con la explotación de los trabajadores.” Por si fuera poco, trató a los sindicalistas de extorsionadores y les pidió que se comporten un poco mejor, dado que el Gobierno ya les dio demasiado.

Y acá hago un paréntesis.

Si bien Moyano nunca me cayó del todo bien, hace años que lo desprecio con la fuerza que se merece un traidor. Sin embargo, en esta, Cristina le esta chingando feo. Si este modelo de subsidios con base en matriz prebendaría diversificada que convirtió al país en esa Villa Grande con la que San Martín soñó se sostuvo más de 15 días, es gracias a la banca de Moyano y sus impresentables. Mal que le pese a la progresía y al ala buena onda del oficialismo –prensa incluida- si no fuera por Moyano, Néstor y ella duraban en el gobierno menos que Flor de la V en el ginecólogo. En este sentido, Néstor siempre fue más vivo que Cristina –lo cual no es mucho mérito- y trató de mantener con Moyano la sociedad criminal lo más aceitada posible, propio de quien necesita construirse en la gestión el poder que no obtuvo en las urnas. Cristina se confió y pensó que, como Reina Sol, ella es Presidente porque así lo quiso Dios –de hecho, más de una vez lo dijo- sin darse cuenta que ese 30% del padrón electoral que obtuvo en 2007, en gran medida se debió al socio impresentable, morocho, gordo, sucio y mal hablado. Ese mismo que no tiene ningún problema en mostrarle quién la tiene más grande y que si, en algún momento tiene que dejar el poder, lo hará porque lo movieron los sindicalistas y no porque a Cristina no le guste su forma de manejarse.

Moyano recibe de Cristina el mismo trato que reciben los demás amigos y testaferros del finado Néstor. Ella, como si fuera Diane Keaton haciendo de esposa de Al Pacino en El Padrino, se horroriza de las juntas del marido, mientras la pasa bomba con la guita, los trajecitos sastre de 50 lucas y ese sillón de Rivadavia, sin pensar jamás como obtuvo todo aquello que hoy disfruta.

Por eso me resulta gracioso cuando la escucho predicar lo que no sucede, y no porque yo crea que miente. Ella no miente, ella está convencida de lo que dice. Mentiroso era “él” que predicaba el amor y la libertad de manifestación, mientras reprimía con gases lacrimógenos y mandaba a enjuiciar a los opositores. Ella, totalmente aislada en sus conflictos de ego y traumas infantiles no resueltos, realmente cree que todo lo que dice es cierto.

Hace seis meses que venimos hablando del factor humano como superador a las presiones de los laderos. Cristina está pisando los 60, ni ella sabe cuánta guita tiene y sus hijos le rompen las tarlipes para que tire la toalla. Cuando dice que no se muere por volver a ser Presidente, muchos bajaron la persiana mental y nadie se hizo eco del resto de la declaración. Y que nadie quería escuchar “yo ya di todo lo que tenía que dar”, ni mucho menos cuando afirma que ella y su familia han puesto mucho, han dado mucho y han entregado mucho.

Si bien no entiende mucho de números y la única que más o menos le gusta de las funciones presidenciales es hablar gansadas por televisión, es más que notorio que se infló los ovarios de este país lleno de negros inconformistas, golpistas que reclaman lo que creen justo y desestabilizadores que le hacen el juego a la derecha muriéndose de hambre o reclamando un cacho de pan duro.

Si hay algo que nunca entendió es que ser Presidente no es un accesorio de vestir ni una oportunidad para mostrar todos los diseños pedorros que tiene en su placard, como tampoco comprendió nunca que los laburantes no tenemos porqué hacerle de terapeutas cotidianos gratuitamente. Se queja de todos, la clase media que le banca los impuestos, los empresarios que le dibujan las paritarias y los sindicalistas que le controlan a la plebe. Lástima que no alcanza a entender que todos tenemos un negocio, algunos más lícitos que otros, y que nadie hace caridad con su trabajo.

De los que estaban en el palco, se les frunció a todos menos a dos. Daniel Scioli y Guillote Moreno. Danielito sigue soñando con poder ir a trabajar sin tener que prender el GPS para ubicarse como hace cada día en La Plata. Eso, sumado a que no queda negocio por realizar en la Provincia, lo tienta más que una grande de provolone en daditos. Guillote, en cambio, ya sabe que lo suyo no va más.

Y no es el único que lo sabe. Por eso ya dio la orden a los asesores y personal de gabinete de la Secretaría de Comercio Interior –esos que no son ni Planta Permanente ni contratados rasos, llegan con el funcionario y se van con el funcionario- para que se vayan buscando otros destinos a la brevedad.

En un principio pensaba que le estaban pidiendo pista al bigotudo más agresivo desde que el Tano Pernía se retiró del fútbol con el mero motivo de oxigenar. Lo curioso del asunto es que, al intentar corroborar, me informaron que no es la única dependencia de Nación en la que están con los clasificados bajo el brazo. Si es por un cambio de gabinete generalizado o porque la que está pidiendo pista es ella, serán conclusiones que sacaremos más adelante.




Viernes. Levanto apuestas.

(*) Esta entrada fue escrita el viernes a las 2 de la madrugada. Por cuestiones de Blogger (voló por los aires durante 50 horas) no fue posible publicar. También se borraron los comentarios y no volverán a publicarse por errores del sistema. Lo que pase de hoy en adelante, solo Mr. Google lo sabe. 

miércoles, 11 de mayo de 2011

No Pasa Nada

Como ultimamente la Presi no cumple con el rol que le fue asignado (hablar, llorar, mover micrófonos) prefiriendo sacarle várices a las patas de la cama en El Calafate, los funcionarios hacen lo que pueden. Mientras ella estaba abrazada a un pote de Chimbote con Prozac, Randazzo volvió a llevar a los pocos Qom que quedaron en Baires a que vean qué lindo que es estar bajo techo. Esta vez entendió que no podía manguearle café al Cacique y pidió que le tenga el saco de Etiqueta Negra.

En la mesa estaban el impresentable de Claudio Morgado y Nora Cortiñas, quien no dudó en acercarse a pesar de las injurias que recibió de parte de Randazzo un par de días antes. "Fui mal interpretado", refirió el Ministro del Interior visiblemente ofuscado, para luego aclarar que "yo nunca dije que Norita dijera canalladas, sólo afirmé que es una vieja de mierda, metiche y rompepelotas."

Por su parte, Claudio Morgado justificó el salario de los últimos tres años argumentando que la conflictividad se va a sostener mientras los pueblos originarios sigan reclamando sus derechos. Ante la sorpresa por las declaraciones notoriamente desafortunadas, algunos especialistas sostienen que el láser del implante capilar fue demasiado potente y le quemó gran parte del cerebro, mientras que otro sector de la comunidad científica prefirieron definirlo con un escueto "pelotudo nuclear."

Van por más. Después de la foto de Mauri con un niña de
Ciudad Oculta en 2007, en el PRO redoblan la apuesta.
 
Mientras todo esto pasaba, la Ciudad de Buenos Aires se convertía en un show de varieté al mejor estilo parisino, pero con menos glamour. Mauricio confirmó sus intenciones de competir por la reelección en la Ciudad, ante un público que no sabía si llorar por la ilusión de la presidencial perdida o por la triste demostración de dotes de baile que Macri insiste en seguir ofreciendo a su público. En la otra vereda, los tres chiflados kirchneristas realizaron un acto conjunto para demostrar que no se odian y que sin importar a quién elija Cristina para perder en la ciudad, los que queden afuera se comprometen a estropearles el futuro.

Cual meretrices en quilombo de arrabal, Bodou, Filmus y Tomada pretenden demostrar un acto de madurez cívica, mientras esperan que la Presi designe a dedo quién es el menos impresentable de los tres. Es una tarea complicada y no quisiera estar en el lugar de Cristina. Mientras Tomada demuestra mayor solidez frente al desprestigio -no habla y no lo reconocen ni los hijos- Boudou le pone garra declarando que le daría vergüenza ser militante de un partido como el PRO. Mientras Tomada casi se atraganta con el agua por la ocurrencia del ex militante de Alsogaray, un asistente despertaba a Filmus, quien afirmó que Macri no pudo mejorar la calidad de vida de los porteños.

En el día de ayer Filmus le puso la tapa a los agoreros de la tristeza que piensan que no se puede causar más gracia y salió a defender la toma del colegio Carlos Pellegrini, afirmando que el reclamo de los chicos se ajusta a la Constitución Nacional y que mientras él fue ministro de Educación, no hubo tomas. El actual ministro, Sileoni, lo contradijo diciendo que la escuela debe ser gobernada por los directivos y no por una asamblea de alumnos, al tiempo que le agradeció a Daniel Filmus la manito que le dio con el tema. Para demostrar que no hay renconres, también le envió un afectuoso saludo a la madre, la hermana, la tía y la abuela de Danielito.

Entre tantas muestras de cariño, la dopada apareció en público para demostrar que esta vez sí encontró el blister. Los periodistas fueron convocados para el anunció del descubrimiento de un pozo petrolífero. Como el hallazgo apenas alcanza para aumentar un 6% las reservas de la nación y la Presi no tiene ganas de volver a maquillarse el resto de la semana, aprovechó las cámaras para decir todos los numeritos posibles y zafar hasta el finde.

Luego de exhibir una muestra de petróleo a la que calificó de "frasquito de análisis", pusieron en pantalla a cinco ganadores del Modelo de Distribución del Subsidio, quienes serían posibles adjudicatarios de una de las 250 viviendas que se construyeron en Pilar, al que la Presi ubicó en el mapa como "Municipio de la Ciudad de Buenos Aires." A juzgar por las edades de los pequeños infantes en cámara y la fecha de inicio de la adjudicación (2004-2005), suponemos que la madre de los chicos es la hija y/o nieta de quienes se inscribieron hace siete años en el megaplan que inauguraría 420 mil viviendas y que sólo lleva ejecutadas el 25%. Los que tuvieron la suerte de que el Municipio ponga algo de guita encima para hacer una vivienda presentable, zafaron. Al resto, les entregarán junto con la llave de la casa, un casco y un traje de neoprene para sobrellevar algunos pequeños detalles de construcción como hongos, humedad y desprendimiento de mampostería.

Después le pegó la onda Zen y habló de la armonía como fin a alcanzar por el ser humano desde el inicio de la humanidad, para luego tratarnos de boludos por ponerle trabas al proyecto. Como la cosa pintaba aburrida y los de la UIA no paraban de jugar al solitario con los celulares, sorprendió con una gambeta de magia oral: No es que sea ingenua, no soy Heidi, ni lo quiero ser, tampoco tengo edad para serlo, tampoco hay ningún abuelo como para que pueda decir que es el abuelo de Heidi, o sea, no hay Heidis ni abuelos. ¡Barrilete Cósmico! 

Para finalizar, comparó a los gremialistas que bloquean las petroleras -de Moyano- con los golpistas del campo por querer desestabilizarla con bloqueos, aunque resultó curioso su concepto de sindicalismo, que según sus propias palabras, no tendría que protestar si ya hay trabajo.

A nivel internacional, Cuba se cansó de no ser noticia desde que se cayó la Unión Soviética. La Revolución ya no es lo que era. Ahora les permiten comprar y vender automóviles. ¿Qué sigue? ¿Poder decir lo que se piensa sin terminar en cana? Lo que no quedó claro es si los negros que empujan los carros irán incluidos en el formulario 08, o no. Los Castro ya entendieron que el sueño de la Revolución Permanente con el que soñó Trotsky, no es tan redituable. Sobre todo desde que no les entra un billete más en las arcas, un poco por falta de verde, otro poco por falta de espacio. Puede ser que dentro de algún tiempo, esa raza tan extraña que tenemos en Argentina de progresistas que defienden la tiranía castrista, pueda recibir a los cubanos y les explique que están equivocados y que es mejor cagarse de hambre, opinar con una bota militar en la cabeza, prostituirse para parar la olla, pero tener una medicina aceptable y la soberanía absoluta.

Nosotros, entre tanto, le ponemos onda, pero no pasa nada. No nos queda ni la adrenalina de viajar en Subte en medio de una pandemia por la gripe A y todavía nos preguntamos qué hacer con todos los frasquitos de repelente de mosquitos que compramos por la paranoia del dengue. Nada que nos emocione, como a los Romanos, que están paranoicos porque un tano predijo que habría un terremoto hoy. Tendremos que conformarnos con esto, a la espera del primer escándalo de Bailando por un Sueño. 




Miércoles. No pasa nada.

lunes, 9 de mayo de 2011

Quien Tiene la Culpa

Un Floppy distendido y sin reloj celebra el acuerdo
como "un triunfo en la lucha de clases, en la cual está
claro que ganamos por paliza"
 
Un día el Gobierno entendió que alguien tiene la culpa del desprestigio al que se ven vilmente sometidos por gran parte de la población. Randazzo sostuvo que el problema eran esos indios inconformistas, presuntamente financiados por la CIA, que andaban de acampe en la 9 de Julio. Los hizo juntar orina cuatro meses hasta que le armaron una reunión que no fue del todo productiva. Cada vez que le pedía un café al que estaba a la izquierda le tenían que recordar que era el cacique de la comunidad. 

Les prometió que iba a pensar la mejor forma de solucionar el conflicto y cumplió con una oferta que los Qom no pudieron rechazar. Así es que los muchachos de la rama Violentos Pacifistas de La Cámpora fueron a pedir a los formoseños que se retiren sin hacer quilombo y, a cambio, conservarían las pocas piezas dentales que tienen.

Hay que coincidir en que los Qom están en otra. Ellos se piensan que pueden reclamar que les devuelvan dos mil hectáreas que les expropió el compañerazo Insfran y encima pedir que les den una conexión de agua potable. Totalmente desubicados, no comprendieron que los servicios sanitarios de primera necesidad sólo les son entregados a los marginales, los indocumentados y los que llenan los actos del oficialismo, que el respeto por los derechos de los pueblos originarios es  para los que no rompen las pelotas y se dedican a vender sus artesanías en la terminal de micros de Neuquén o de Purmamarca y que, si existe una escala evolutiva de quienes son pasibles de acceder a una vivienda, el argentino nativo y sometido a derecho todavía camina en cuatro patas. 

Encima la hicieron mal. Eso de acampar en el bulevar de la 9 de Julio sin intenciones de quedarse a vivir descoloca al funcionario más avispado. No se puede negociar con quien no quiere la escritura de la avenida y ni siquiera se interesa en un billetín para irse. En esta banco al Gobierno Nacional. Es complicado entenderse con bárbaros que defienden sus legítimos intereses. Hay que actuar y hacerlo rápido. En este sentido, Randazzo les pidió que levanten el campamento el lunes, pero para darles una mano, les mandó la Gendarmería el viernes.

Los tobas no entendían nada. Viviendo en la frontera, hace décadas que no ven un gendarme ni en figuritas. Con el apoyo de los muchachos de La Cámpora, fueron subidos a los micros y los despacharon hacia Formosa sin siquiera algo para morfar, ni un sánguche de mila, un chori que haya sobrado del acto de Filmus, nada. Como para que vayan ambientándose nuevamente a la vida en el Noreste de la patria. 

Mientras tanto, los cerebros vírgenes de la militancia kirchnerista no tuvieron mayores problemas respecto a esta nueva y patriótica medida en defensa del conservadurismo feudal y pasaron a otro tema. Ahora celebran el triunfazo de Gioja frente a Gioja en la consulta popular para habilitar una segunda reelección del actual Gobernador. A este acto de perpetuación en el poder, Cristina lo calificó de "fiesta democrática" y no es para menos, si hasta los muertos votaron y la policía provincial se ofreció voluntariamente al traslado y custodia de las urnas.  

Entre tanta algarabía cívica, las usinas del librepensamiento Nac&Pop ya van preparando el terreno para el año electoral y su impacto en los medios. Al Nunca Menos en el entretiempo de cada partido de la AFA y el anuncio del recambio de dos lamparitas en la plaza central de Grand Bourg mientras Marcelo Araujo se confunde a Almeyda con Abelairas, se sumaría una política de desarme hacia el enemigo encarnado en la figura de Marcelo Tinelli. 

Tomasito Funcionario 2011. La incapacidad intelectual
y la fragilidad emocional patológica, lo convierten en un
gran cuadro para el kirchnerismo.
La idea es sencilla y consiste en que cada canal deje de basar su programación en la resaca que deja Showmatch, ante la previsible posibilidad de que el creativo de Bolívar repita una vez más las parodias políticas habituales en cada período de elecciones. Uno es consciente que estamos en manos de analfabetos en cualquier área y que si Amado Boudou es ministro de Economía, el hijo de Guido Süller tranquilamente podría ser Jefe de Gabinete, pero nadie se pone las pilas con nada. 

A esta altura del siglo XXI me resulta inconcebible que no exista en la Secretaría de Medios algún profesional idóneo que les avise que la gente ve lo que se le canta ver. Si fuera tan fácil convencer al otro sólo con lo que se dice, Luis Zamora no habría tenido que salir a vender libros, Carrió sería emperatriz, Néstor estaría a punto de ser canonizado y la rubia del secundario habría entendido que nadie la iba a hacer tan feliz como uno.  

Así y todo, saludo con alegría que nos bajen las dosis de paco televisivo que nos infringe Marcelo Hugo en simultáneo por los cinco canales de aire y tres de cable. No vaya a ser cosa que nos distraigamos de lo que realmente importa, como el Plan Milanesas para Todos, la mejora en la seguridad de los ciudadanos gracias al cambio de nombre de la escuela de cadetes, el Festival Paka-Paka y el kilo de papas a un pesito en el Mercado Central.




Lunes. Si el Gobierno quiere destinellizar la tele, que largue ya un canal porno gratuito y digital que suplante la ingesta compulsiva de culos en el horario de la cena.