viernes, 29 de julio de 2011

Divague Kirchnerista

La Presi, Urtubey y, aplaudiendo, el gobernador de Jujuy.
En el marco del festival itinerante "Te Lloro por un Voto - Temporada 2011", hubo presentaciones a cargo de diferentes grupos de la misma compañia. En Salta, la Presi se tuvo que fumar la presencia del latin lover Urtubey para poder inaugurar una carcel. Como pasa cada vez que se presenta en un lugar sin tener nada armado, divagó. Y como sucede cada vez que está bajoneada y nerviosa, se refugió en ensalzar su figura para ocultar sus inseguridades. A los cuarenta segundos de haber saludado, lo mencionó a "él" -los conté- y divagó entre los derechos humanos de los presos, la cárcel modelo que estaba inaugurando, y hasta tuvo un lapsus de reivindicación para las otras cárceles modelo, inauguradas en 1999, cuando el segundo mandato de Carlos Saúl I de Aniyaco estaba finalizando. Obviamente, no lo nombró, pero no podemos pedir demasiado a quien se pone a hablar de política energética en una inauguración carcelaria en la provincia que mayor tensión mantiene con la Rosada por cuestiones, precisamente, energéticas. Habló de ella, de él, nuevamente de ella y de cuando estuvo presa. Que no haya mencionado las gestiones para su liberación, es porque no venía al caso, mucho menos cuando la que habla de derechos humanos encabeza un gobierno que no tiene ningún tapujo en acusar a cualquiera de haber sido cómplice de la dictadura. 

De este lado de la patria, y para demostrar fidelidad a la costumbre kirchnerista de proyectar en los demás las propias falencias, el diputado Carlos Kunkel quiso dar una manito acusando a Alberto Fernández de haber sido apoderado del "Partido Nazi" durante la dictadura, en alusión al Partido Nacional Constitucionalista. Alberto Fernández, que nació en 1959 y en el 76 todavía bailaba lentos en los asaltos con los brazos estirados, le recordó a Kunkel que el Frente Nacional Constitucionalista también acompaño a Cámpora, a Perón y, en 1983, a Italo Luder.  

Hay que reconocerle a Kunkel la coherencia en mantener las mismas actitudes estúpidas durante cuatro décadas. En 1973, Kunkel llegó a la cámara de diputados integrando el FreJuLi, o sea, en las mismas elecciones en las que el Frente Nacional Constitucionalista acompañó a Perón. Por entonces el frente se llamaba Yrigoyenista y había sido fundado por Alberto Assef, que no sólo acompañó de nombre, sino que integró la nómina de quienes integraron el vuelo del retorno de Perón al país y, más tarde, fue designado por el General al frente de Hidronor. Es más que obvio que Kunkel conserva una línea unidireccional de la historia que lo lleva a decir burradas a consciencia. No lo hace de ignorante, lo hace de estúpido y bocón. Si tuviera un perfil más bajo, nadie se daría cuenta que tiene problemas de irrigación sanguínea. Como Scioli, por ejemplo. Pero no, le gusta hablar. Kunkel tendría que sentirse conforme con haberse ganado un lugar de lujo en la historia del justicialismo: es uno de los pocos que puede presentarse como expulsado del Partido por el mismísimo Perón. 

La Rioja en Campaña. Gentileza Mariano Finkelstein
Otro que compite por el premio al bocón de la temporada 2011 es Aníbal Fernández, aunque ostenta una gran ventaja sobre el resto. En el caso de Aníbal, su problema no es la estupidez sino su calentura, que lo lleva a acusar a los demás de las mismas cosas que él hizo. A raíz de la "carta abierta" que Alberto Fernández publicó en La Nación, el actual Jefe de Gabinete le respondió por el mismo medio y lo hizo al mejor modo kirchnerista: lo acusó de ser empleado de Magneto y le recordó que había trabajado para Cavallo. Lo interesante no es que Aníbal haya sido intendente menemista y funcionario duhaldista para luego cagarse en todos y recuerde a Alberto haber hecho lo mismo. Lo realmente rescatable de la respuesta del bigote mayor es que le recordó al bigote menor que en 2007 el gobierno apoyó a Filmus y no a Telerman y que así les fue. Más allá de que en este último punto el actual Jefe de Gabinete tiene razón, uno ya siente lástima por Filmus. Una lástima similar a la risa culposa que nos genera ver el porrazo de alguien por la calle, pero lástima al fin. Que tres días antes de un balotaje, cuando la Presidenta ya le soltó la mano y cuando una nueva sodomización parece inevitable, que el Jefe de Gabinete reconozca que Filmus es un perdedor por naturaleza, es conmovedor.

Danielito, por su parte, ya no sabe qué hacer o dejar de hacer para captar el voto que no lo acompañó en la primera vuelta. Los afiches, además de hilarantes, dan pena. "No te resignes", "Estás a tiempo de no arrepentirte" y "No Dudes", son muy interesantes, aunque "Votá por mayor seguridad" supera cualquier expectativa. Pero "Votá por un abrazo" se lleva el primer puesto de la lástima. Si bien reconoció publicamente que "fallaron en la comunicación", todavía no entendió que la comunicación les funcionó al pelo y ese fue su mayor problema: que a la gente le quedara bien en claro que representa. Dispuesto a morir de pie o, al menos, en alguna posición no tan escandalosa, hizo todo lo contrario a lo hecho en la primera vuelta: fue a TN más veces que Lilita, tomó distancia de los dichos de Carta Abierta y Fito, y hasta denunció una campaña sucia en su contra. Evidentemente, el enemigo lo tiene adentro. Sólo así se entiende que alguien lo convenza de que es buena idea que hable para cerrar la campaña. 

Entre tanto, Boudou agradece a San Alsogaray no haber sido el elegido para disputar la Ciudad de Buenos Aires, mientras le prende una vela a don Álvaro para que el escándalo de los puticlubs de Zaffaroni no lo salpique a él, siendo que el dueño de discurso progre de la cadena de servicios cariñosos "Sexo al Paso" es su principal asesor, a pesar de ser Ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

Walter Barrionuevo y loca linda.
Por si fuera poco, para finalizar la semana a todo trapo, en Jujuy decidieron jugar en primera. Esto de ver que los únicos reprimidos por el Estado que no reprime son los docentes y los Qom, ya tentaba a cualquiera. Un desalojo un tanto violento y varios golpistas con ganas de cabecear balas estatales, les asegurarían el primer puesto. Si bien el predio había sido usurpado ilegalmente, el gobierno provincial consideró que negociar con los usurpadores es para los maricones de la capital y que otorgarles las tierras sólo lo hace el pecho frío de Scioli. De este modo, el operativo se llevó con la prudencia necesaria del caso: disparos de gases lacrimógenos al sector donde estaban las mujeres con sus hijos, balas de goma y algún que otro plomazo, lo que dio a la represión un tinte que hizo quedar al Coronel Falcón a un pasito de ser reivindicado por su trato no tan humanitario, pero igual de ajustado a derecho que el de las fuerzas de la gobernación encabezada por el kirchnerista -ex interventor de Santiago del Estero en el gobierno de Menem- Walter Barrionuevo. Hay que reconocer que se la buscaron: con la que se lleva Milagro Sala, tranquilamente podrían manguearle alguna que otra casita. 

Nota del Autor: Con Mr. Groncho queremos dejar en claro que en el encuentro mantenido con Alberto Fernández la semana pasada, no tuvimos actitudes desestabilizadoras ni le llenamos la cabeza. Asimismo, consideramos que es menester ratificar que tampoco nos paga Clarín. No cotizamos tan caro. Por una subsecretaría con presupuesto para contratar amigos que nos den el 30 de retorno, agarramos viaje hasta con Alcira Argumedo. 




Viernes. Si votás en Capital, andá, que todavía es gratis. 

miércoles, 27 de julio de 2011

Evita Mentir

La lástima garpa, pero hasta cierto punto. El luto que la Presi nos enchufó en cadena de cadenas, ya no suma ni medio voto en un país que no recuerda ni quienes fueron los cinco presidentes que tuvimos en diciembre de 2001. Cristina, que del peronismo se acuerda sólo antes de las elecciones, pensó un discurso superador y de conciliación para captar diversos sectores del electorado. Pero como nunca pudo -ni le interesó- entender cómo piensa la gente a la hora de votar, hizo todo al revés. 

Un acto que, supuestamente, tenía como objetivo al sector laburante de la sociedad, fue planificado para cortar la avenida 9 de Julio un martes a la tarde. En un evento en el que se buscó captar el voto joven y el peronista, habló del Che Guevara y de Cuba, con lo que espantó a los troskos que no olvidan a un Ferreyra asesinado en manos de una patota sindical, y ahuyentó a los peronistas que no pueden ver un trosko fuera de su ecosistema del centro de estudiantes de alguna facultad. 

Realmente atrasa. Su cosmovisión romántica de un mundo partido en dos en una pugna entre el capitalismo y el comunismo, la pinta de cuerpo entero en una burbuja ideológica que derramó demasiada sangre en un país que -con inflación, desabastecimiento y crisis petrolera internacional- permitía que cualquier hijo de vecino pudiera llevar una vida libre de privaciones gracias a un empleo que cubría sobradamente todas sus necesidades. 

A una mujer que falleció en 1952, la homenajeó del mismo modo que se hizo con el "Che" en Cuba, un país que a poco de encarar la revolución contra Batista, terminó convirtiéndose en todo lo que el gobierno de Perón combatió, incluso en vida de su segunda esposa. Convencer a un peronista hablando del Che es tan improbable como convencer a un trosko hablando de Evita. La Presi habló de las dos cosas. Su predica de peronismo evitista no busca convencer a nadie, sino de convencerse a ella misma para poder demostrar lo que no es. 

Para un peronista, la figura de Evita es un elemento importantísimo dentro del historial, pero no el mayor. Su figura siempre quedará rezagada a lo que fue: una mujer que pudo hacer lo que hizo gracias a un señor de uniforme militar. Su fallecimiento a tan temprana edad nos conmueve y la reivindicamos como una mujer que hizo tantas cosas en tan pocos años que son difíciles de dimensionar. En cambio, los arribistas de siempre, los militantes del evitismo, la imagen de Eva la construyeron con elementos más cercanos al musical de Andrew Lloyd Webber que al rigor histórico. No les interesa la realidad porque les jode. Prefieren vivir en el manto protector de un mito urbano que agarrar un libro o visitar una hemeroteca. Hablan de una Evita tan mítica e intocable que le quitan lo más valioso que un individuo puede tener: su dimensión humana. Tan desvariados andan por la vida que a un tipo cagado de hambre le intentan hablar de la abanderada de los humildes sin darse cuenta que, si contaran todo lo que se hizo desde la Fundación Eva Perón, en vez de un adherente a la causa se ganarían un enemigo. El campo de militancia de estos especímenes no es el barro ni la beneficencia: el campo de lucha es Facebook y sus representantes son Andrea del Boca y Florencia Peña. 

A Cristina, en su total desprecio por la historia, la entiendo. Al afirmar que Eva fue la que creó los derechos de los niños, de los trabajadores y de los ancianos, no lo hace de cínica, lo hace de boluda. Más allá de una prédica destructiva del curso histórico en el que Eva fue emperatriz de Argentina, su discurso forma parte de una construcción estúpida que busca santificar a todo ser humano, que magnifica sus lados positivos y niega toda crítica. Así como del Che sólo recuerdan sus preciosos ideales y una primavera que nunca se acabará, también olvidan que ese florecimiento fue abonado con miles de litros de sangre en un gesto tan pacifista como una bomba atómica preventiva.

Eva era la que decía "pongo junto al alma del pueblo, mi propia alma", pero también era la que afirmaba que no iba a alcanzar el alambre de fardo para colgar a los contreras. Así y todo, les resulta más fácil hablar de ella, dado que no dejó un legado político sobre el cual debatir, sino una huella -gigante- en la historia que ha trascendido las fronteras del país. Prefieren hablar de Eva que de Perón, porque nunca lo entendieron, no lo entienden, ni lo entenderán. Porque Perón fue el que llenó de derechos postergados a los trabajadores, pero también fue el que se puso el uniforme de Teniente General y anunció que no iba a descansar hasta exterminar  uno a uno a los psicópatas que atentaban contra el pueblo.

Paso en limpio: tergiversar la historia es eliminar el factor humano, que es lo que, en defintiva, nos hace querer imitar a los grandes hombres de los que nos hablan, si es que resultan de nuestro agrado. Saber que tuvieron infiernos, contradicciones, errores, lo acercan un cachito más a lo que nosotros somos. Conocer sus desaciertos y, asimismo, querer ser como ellos, es el mejor legado que se podría hacer a las futuras generaciones.

Hablar de conciliación y hacer un llamado a la unidad, es un lindo gesto. Hacerlo después de ocho años de fajar docentes mientras se habla de la no represión a la protesta social, suena poco creíble. Decirlo luego de asesinar a indígenas con la utilización del aparato de un Estado que habla de los derechos de los pueblos originarios, parece un chiste. Intentar convencer a alguien de ello luego de perseguir judicial y mediáticamente a posibles contrincantes a los que temen enfrentar en la arena política, hace que nos tomemos para la joda cualquier manifiesto pacifista proveniente de alguna boca oficialista.

Estamos en un país en el que miles de pobres mueren al año por problemas de pobres, sin que el gobierno haga otra cosa que hablar de los logros en materia de inclusión, mientras la cultura del trabajo como instrumento para el ascenso social fue destruida por un gobierno que subsidia sin control, otorga planes sociales sin estrategia y quiere tanto a los pobres que los mantiene así, impolutamente pobres. Es por ello que la idea de la AFA de unificar el Nacional B con la máxima categoría del fútbol, es el mejor ejemplo del espíritu argentino de la última década: No te esfuerces por mejorar, por ganar, por administrar tu economía, por hacer las cosas bien, ni por ser el mejor. En definitiva, tarde o temprano, te darán gratis lo que a otros les costó litros de sudor y galones de lágrimas.  

Que diga que hizo el homenaje en nombre de los millones de trabajadores que recuperaron sus puestos, me tiene sin cuidado, dado que toda intención de tributo se convierte en basura cuando el que busca el reconocimiento es quien homenajea. Que dedique la mitad del discurso a hacer terapia sobre sus inseguridades emocionales y hable de su propia vida, me importa poco y nada. En definitiva, si hay algo a lo que este gobierno ha contribuido como pocos, es al doble discurso entre lo que se dice y lo que se hace, y al crecimiento pavoroso de la ignoracia en cada estrato social, lo que lleva a que la inmensa mayoría de los pobres pasen por la 9 de Julio, levanten la vista y se pregunten "quién será esa señora". 


Miércoles 27 de Julio de 2011. "No conocer la historia, es como haber nacido ayer. Y al que nació ayer, cualquier lider lo convence de cualquier cosa." Howard Zinn

lunes, 25 de julio de 2011

Otra Paliza

El mejor cuadro político de los últimos doscientos años no da pie con bola y ni intenciones tiene. La lógica de provocar al electorado tratándolo de imbécil no da resultados: en Buenos Aires presentaron como alternativa superadora, al mejor rejunte de la gestión de Ibarra. En Santa Fe, no se les ocurrió mejor idea que presentar a Rossi, que en el apogeo del conflicto entre el Gobierno y el Campo, forreó a todo el sector productivo de su provincia. Los socialistas, si bien retienen la gobernación, tampoco tienen demasiado para festejar: del 48,6% con el que ganó en 2007, bajaron al 38,7%.

El gran ganador de las elecciones fue el antiguo corte de boleta, hoy aggiornado a la lista única. El frente Unión Pro Federal presento candidatos en escasos distritos -y perdieron- a diferencia de los otros dos aspirantes a la gobernación que presentaron alternativas en casi todos. Pero los datos hablan por sí solos: En Calchaquí, el Frente para Todos ganó la intendencia con el 57%, aunque Rossi allí sumó 24%, frente al 45% del Midachi. En Cañada de Gómez, el FpT ganó con un aplastante 69,4%. Sin embargo, Rossi se quedó con el 22% y Del Sel con el 42%. Para simplificar, Rossi no pudo igualar los votos locales en ningún distrito. El mensaje fue claro: prefieren que gane un Midachi a darle el voto a quien consideran un traidor funcional.

El caso de Miguel Torres del Sel es tan sorprendente como sencillo de explicar. El "payaso", como definió Vicky Donda, le sopló la nuca a su candidato. El "antikirchnerista menemoide", como calificó Tomás Abraham, les hizo fruncir el upite a los del Frente Progresista. El "candidato vergüenza" como lo llamaron varios, hizo una performance que sorprendió a todos los que siguen creyendo en las encuestas -¿Cuántas veces hay que equivocarse para perder credibilidad?- y durante unas horas preocupó a todos los que lo ningunearon, mientras Reutemann se cagaba de risa en las sombras.

(Foto de Juan José Romero)
Del lado kirchnerista, las reacciones fueron de manual. En 678 -donde en enero habían fustigado a Del Sel por ser "ultramenemista"- hablaron de Carta Abierta y de los bonsais de Aníbal Fernández. Al menos tuvieron el perfil bajo que le faltó a Gabriela Cerruti, quien afirmó que el Midachi es "menemismo al palo" y se olvidó del candidatazo que va por la renovación de su banca de Senador por La Rioja, en la lista de Cristina. Por otra parte, en el entorno de la Presi buscan retomar la iniciativa y ya evalúan solucionar el problema de abastecimiento de gas en Santa Fe: mandarían toda la provisión nacional junta. Si bien la explosiva idea funcionaría a varios niveles e, incluso, eliminaría de plano los planteos de los agrogarcas -y a ellos también- es resistida por un sector más conciliador del gabinete nacional, que prefiere hacer uso del Pacto Federal de 1831 y expulsar a Santa Fe de la Confederación Argentina.

Mientras todos debaten, Rossi no puede digerir el resultado electoral y denuncia una campaña sucia en su contra: "Me enfrentaron con un cómico profesional y yo soy amateur. Eso es jugar sucio, man. Encima me entero que los turros de los encuestadores andaban diciendo que yo soy kirchnerista. No nos dan garantías, loco". Finalmente, trascendió que el derrotado candidato habría llamado a Del Sel para felicitarlo y, de paso cañazo, pedirle en préstamo los tacones, la mini falda y la peluca rubia para poder salir a la calle. 

Para algarabía del campo Nac&Pop, el fin de semana que viene es el balotaje porteño. Cristina ya dejó en banda a Filmus y el payaso barbita empapeló Buenos Aires con consignas tan triunfalistas como "No te resignes, ahora vota Filmus". Los afiches ya no tienen inscripción alguna que vincule al candidato oficialista con el Frente para la Victoria y, en su lugar, pusieron "Buenos Aires para Todos". Claudio Lozano armó quilombo judicial -ese lema es el nombre de su partido- y ahora tienen que cambiarlos. Así están, tan por el piso que hasta Lozano se les anima.

Por si fuera poco, dos semanas después vienen las "Elecciones Primarias". Para el que no sabe de qué se trata esto, paso a explicar:

En las elecciones primarias se eligen candidaturas para cargos públicos electivos nacionales y, al mismo tiempo, la habilitación de partidos para competir por esos cargos. Un partido puede presentar una sola lista o varias y usted, patriota argentino, deberá elegir la de su preferencia. El candidato que saque 1,5% del padrón del distrito en el que se presenta, califica para la elección general del 23 de octubre. No es necesario estar afiliado a un partido -de hecho, son obligatorias para todos, no para los afiliados- y se puede votar por quien quiera. Participan todos los candidatos que pretenden competir en octubre: Candidato que no se presenta en agosto, no puede competir más adelante.

Las precandidaturas son para los cargos de Presidente y Vicepresidente, Diputados Nacionales en todas las provincias y Senadores en Jujuy, Formosa, Provincia de Buenos Aires, Misiones, La Rioja, San Juan, Santa Cruz y Estado Adherente de San Luis. Rigen todas las de la ley: Son obligatorias, votan todos los ciudadanos mayores de 18 y que figuren en el padrón electoral. 

Simplificando un poco: una o más listas de precandidatos de un mismo partido o alianza compiten entre sí, para conformar la candidatura con la que una agrupación política determinada podrá presentarse en las elecciones nacionales. En el caso de los partidos o agrupaciones que lleven un sólo candidato, se presentan también. 

Ejemplo: Alfonsín no compite contra nadie dentro de su sector, Duhalde tampoco, Cristina menos. Estos candidatos van con boleta única y, si usted siente simpatía por alguno de ellos, elige la boleta que los representa y la coloca en el sobre para luego depositarlo en la urna. En el caso de sentir agrado por un partido que presenta dos o más listas distintas, usted elige la que más le gusta y, de ese modo, dirimirá cuales son los candidatos de su partido que lo representarán en las elecciones de octubre. 

¿Se puede cortar boleta? Si, se puede cortar tantas boletas como listas le toquen en su distrito. Si le toca elegir Diputados, Senadores y Presidente, puede meter una lista de partidos diferentes por cada una. ¿Dónde se vota? En el lugar que figure en el padrón actualizado. ¿Sirve para algo? Por ahora, no tiene ningún fin institucional demostrable más que sacarse de encima a los troscos y vecinalistas en algún que otro distrito, dado que la inmensa mayoría de los partidos presentan listas únicas para los principales cargos electivos. 

Este nuevo sistema que busca limpiar las elecciones de partidos pequeños que dividen el voto, podría llegar a jugar en contra -y feo- al kirchnerismo. La temperatura electoral que se vive en los grandes distritos del país, demuestran una polarización ya existente. Ante este panorama, la única funcionalidad cierta que se le puede encontrar a las primarias este año, es que se convertirán en la encuesta de intención de voto más grande que se haya hecho en la historia del país. 

Vayan a votar. Después de ver los últimos resultados electorales ¿Se van a quedar afuera de esta fiesta? Dicen que gana fácil. Dicen que gana caminando. Dicen que ya ganó. Les recomiendo algo: al cuarenta más uno, réstenle diez y el 14 de agosto a la noche me cuentan.

Paranormal. En Olivos crece a pasos agigantados un mito urbano. Cada día que pasa aparecen nuevos testimonios de padres que denuncian que sus infantes no pueden dormir por las noches a causa de un ánima que deambula por los jardines de la Quinta Presidencial. Afirman que el espectro, que fue bautizado como "la llorona de la quinta", emite sollozos mientras putea a un tal Néstor por haberla dejado rodeada de inútiles. Si bien la actividad extrasensorial no es tomada en serio por las autoridades, las mismas no descartan que tenga vinculación con los desabastecimientos de ansiolíticos, antidepresivos y miorrelajantes que se registran en las farmacias de la zona a la noche de cada jornada electoral.


(Foto de la Divagante)


Lunes. Pepeee pepé pe pé, pepeee, pepé pe pé.

viernes, 22 de julio de 2011

Campaña Sucia

Ya estamos a mitad de camino del agotador calendario electoral de este año y las campañas están más divertidas que ver las fotos dudosamente hot choreadas al famoso del día. En el grupete de payasos tristes que rodea a Filmus decidieron redoblar el esfuerzo de la única manera que podían: se pusieron a llorar que el malo de Mauricio hizo campaña sucia por unas llamadas telefónicas que indujeron a votar en contra de Danielito por hablar de cosas como los hechos de corrupción de Rachid, Schoklender y Mamá Hebe. Obviamente, lo que más molestó a Filmus no fue nada de esto, sino que preguntaran si afectaba o no que su padre haya trabajado para Meldorek. Lo que en el mercado de la consultoría se utiliza para definir discursos, descartar o ponderar lo que influya o no en la temperatura del electorado, ellos lo magnificaron y hablaron de campaña sucia. Si, los mismos de los afiches que ridiculizan a Solanas con Pinocho. Si, los mismos que en 2007 repetían una y otra vez que "Mauricio, es Macri". 

Que un kirchnerista venga a denunciar una campaña sucia es sólo comparable a que el Diego diga que los Alemanes jugaron drogados, y hacerlo después de que nos llenaran la canasta. Al menos van mejorando en calidad del delito que proyectan en el otro. En 2008 acusaron a Macri de pinchar teléfonos de funcionarios, cuando el principal sospechoso era parte de la Policía Federal de Aníbal Fernández. Y mientras Néstor se divertía al escuchar las desgrabaciones de opositores, amigos y parientes que le acercaban los muchachos de la SIDE, nadie recordaba el bolonqui que se armó en el Senado cuando a Scioli le pincharon hasta los globos que hacía con el chicle. En 2009, cuando ya habían pasado a mejor vida los microemprendedores de la actividad farmacéutica ilegal que habían aportado a la campaña de Cristina, cuando Capaccioli ya estaba hasta las manos en la Justicia y cuando la causa de la efedrina ya salpicaba hasta a los granaderos de la Rosada, decidieron acusar de narcotraficante a De Narváez. Ahora que quedó demostrado que las encuestas de Artemio tienen algunos números que no se dieron -¿Las hizo en el perfil de Facebook de Filmus, el caradura?- y que todos los demás consultores oficialistas se equivocaron por diez puntitos, el sospechado es otro. 

Si en Constitución la gente juega al Quemado con cascotes para pasar el tiempo por la demora de los trenes, es un complot de Duhalde. Si matan a un militante del Partido Obrero, también. Si falta nafta, es un complot de la corpo mediática que se lleva los camiones cisternas para alimentar la fábrica de cybermilitantes opositores que maneja Magnetto. Si los ADN de los hijos de Noble dan negativo, es porque les cambiaron el código genético. 

Mientras la viuda loca inaugura un radar, acusa a la dirigencia de los noventa de no haber podido hacer lo mismo por los escandalosos intentos de negociados. Aunque nunca se pudo probar nada, lo dice de todos modos. Cuando recuerda a quienes dejaron al país en llamas no sólo está acusando al radicalismo, sino que se está haciendo la otaria con todos los funcionarios de la Alianza que integran este Gobierno. Al utilizar una cadena nacional para señalar a un diario como cómplice de la trata de personas, la Presi se olvida que es Gobierno y no oposición y que la que tiene que dar explicaciones por la oferta de sexo explícito en cada esquina urbana de la patria es, precisamente, ella. Evidentemente, el kirchnerismo entiende que una campaña limpia es echarse Lisoform después de acusar de fachos, golpistas, desestabilizadores, narcotraficantes, cipayos, ladrones y corruptos a todos los demás. 

Están desesperados y se les nota demasiado. Debe ser por ello que, para llenar y rellenar la agenda de la Presi, siguen con la Gira Anunciológica 2011, inaugurando obras ajenas, llamados a licitaciones o inversiones de empresas privadas. Con este cronograma en el que inaugurarían hasta el nuevo menú de morcipán en un puestito de la Costanera Sur, es lógico que Cris diga que no le alcanzan los días del año para todas las obras que tiene que presentar en sociedad. 

Lo que nadie se pregunta es que, si el Congreso no sesiona hace meses, el Poder Judicial está de feria y ella sale de la cama sólo para hablar en cámara ¿Quién gobierna?


Tendiendo Redes:

Cansado de estar alejado de las grandes ligas de la función pública, Alberto Fernández tiene intenciones de presentarle a Cristina un proyecto superador que enderece un poco la anemia de contenido político que demuestra el Ejecutivo Nacional desde que él se alejó. Supone que al Frente Progreconservador Neoliberal Estatista que comanda la Presi, le hace falta una pata peronista y nos vino a buscar a Mr. Groncho y a quien escribe. Hicimos de cuenta que lo escuchábamos, le dijimos que lo íbamos a pensar y lo despedimos con un "dejá, nosotros te llamamos". Es que, justamente nosotros, no laburamos ni para pagar la luz. Sin embargo no descartamos nada: un pequeño Ministerio con unos pequeños gastos reservados y unos pequeños gatos maquillados, tentarían a cualquiera. 

Por lo pronto, nos conformaríamos con algunos contratos que nos permitan seguir con el robo de hacer lo que nos gusta: nada. Todo sea por la unidad nacional, la reconciliación entre los argentinos y la Patria Subsidiada con la que soñaron nuestros hombres de mayo. 

Antes de que nos roben los celulares, vaya nuestro saludo a la monada kirchnerista. 



Viernes. Después de todo ¿Quién quiere trabajar?

miércoles, 20 de julio de 2011

En Extinción

A esta altura, no se si se comportan así de boludos o si ya no tienen ganas de permanecer en el poder y están allanando el camino a cualquier opositor que llegue. Si ayer a la mañana, mientras hacíamos la cola del banco, le preguntábamos a la señora que teníamos delante qué es Skanska, hubiera dudado un rato antes de afirmar que se trata de alguna banda nueva de música rara. Ya nadie se acordaba del asunto. De Vido, que tiene más ganas de irse a la casa que un preso de Sierra Chica, llamó a la prensa y volvió a poner el tema en la agenda de los medios. Al pedo y mal, pero lo hizo, solo, sin presiones ni necesidad. Tan feo le salió que a los pocos minutos lo desmentían desde Tribunales.

Que el titular de la cartera que tuvo bajo su órbita todas y cada una de las obras públicas que se llevaron a cabo en los últimos ocho años intente mostrarse como un tipo honesto, suena a cargada. Que el ex jefe de Jaime se muestre como sobreviviente del vía crucis de la infamia, parece una tomada de pelo. Que el tipo que giraba fondos a la Fundación Madres de Plaza de Mayo, para que construyeran casas más berretas que las maquetas del Cabildo de la Anteojito, haga gestos de ofendido mientras cuenta su versión unilateralmente verídica de las cosas, como exigiendo disculpas públicas y la implementación del día de la honestidad en su nombre, no es otra cosa que una broma de mal gusto.

Para ponerle más onda al rosario de derrotas kirchneristas, la Presi dejó de garpe a Filmus en Capital, a quien no le quedó otra que sacarse fotos con "grandes figuras de la cultura" de la talla de Teresa Parodi y poner afiches con el eslogan "ahora votamos a Filmus" como si tuviéramos que sentir lástima por la sodomización forzada a la que se vio sometido en las últimas elecciones y ahora, sólo para joder, debiéramos votarlo a él.

Ella, por su parte, arrancó el día en la Bolsa de Comercio, donde destinó dos minutos a hablar de números tirados al boleo y el resto a recordarlo a "él", para luego decir que si al regalar pelotas tuvimos "Maradonas y Messis", al entregar netbooks en unos años tendremos muchos Bill Gates, como si en el país nadie tuviera una computadora y en el colegio enseñaran programación de sistemas. Que no haya cientos de profesionales de la cibernética, no se debe a que no existan computadoras en el país, sino a que pasamos la mayor parte del día buscando pornografía, además de usarlas para nuestras tareas profesionales que nada tienen que ver con la computación. Pero es su forma de pensar, bien de barrio, rea, esa que nos cae simpática: si tiene una pelota, es el mejor futbolista de todos los tiempos; si tiene una computadora, es un genio de la informática; si tengo una banda presidencial, soy la mejor estadista que ha visto la luz sobre la faz de la tierra.

Más tarde marchó hacia Santa Fe. El Chivo Rossi fue a mendigar un poco de apoyo y casi termina de trapito acomodando los autos de la comitiva. Si hubiera tenido un poco de imaginación, a 30 pesitos por auto, habría recaudado unos mangos para la campaña. Ella fue a continuar con su política de inauguración religiosa: ya no presenta obras terminadas, sino que anuncia lo que alguna vez, porái, en una de esas, si pinta y la plata no se la fuman, será. Es todo una cuestión de fe. Por ello es que descubrió una placa "que va a significar el doble de producción de  biocombustible", no hoy, algún día, si se da. 

Totalmente desvariada, en menos de treinta segundos mencionó a Eurnekian y se la dio de Luther King devaluada al afirmar: "yo tengo un sueño". Obviamente, como todo lo que toca lo convierte en grasa, el sentimiento altruista del negro yanqui, se convirtió en el sueño de dar valor agregado a los productos, para que la gente se quede en su pueblos y no venga a romper los quinotos al conurbano. Luego, lo de siempre: más números y pedidos para que los que piensan diferente a ella, se dejen de joder y entiendan que es la más mejor. La conciliación le duró menos de la mitad de la oración y citó a Obama para afirmar que el negro tiene más suerte que ella, al contar con un Congreso que le aprueba un techo mayor de endeudamiento. Después, lo de siempre: habló de los rosarinos para afirmar que a ellos les dirán comegatos, pero que la humillada es ella; criticó las políticas de estado de los noventa y les explicó a los productores que lo que ellos creen que son sus problemas, no son tales, aunque no explicó cuáles serían en realidad. 

Una vez más comparó los números macroeconómicos del país en los últimos ocho años con los del período 2001-2003, lo cual se ha convertido en un ejercicio regular por una sencilla razón: es mucho más fácil compararse con la nada económica de una crisis sin precedentes, que con otros períodos. Al finalizar, habló -una vez más- de "él" para desgracia de Rossi, que se tuvo que bancar que en un discurso nombraran a Binner, a Eurnekian, al intendente de Puerto General San Martín y a un muerto, menos al candidato a Gobernador por el oficialismo. 

El kirchnerismo es una especie en extinción y, entre ellos, el que no lo tiene asumido es porque es un negador patológico. Las puteadas en el debate de Carta Abierta sobre el destino electoral en la Ciudad de Buenos Aires, sólo son comparables con el video del Tano Pasman. Están perdidos, la brújula se les quedó sin imán, el guía que contrataron no está capacitado y el GPS se lo chorearon. Hace rato que bajaron en la intención de voto y ahora están a diez puntos del cuarenta más uno. Sin embargo, a esta altura del partido, no creo siquiera que vayan a remontarlo. 

Nos han hecho creer que somos un país progresista porque votamos impresentables que dicen serlo. Nos han metido en la cabeza que el respeto por los pueblos originarios es una política de estado y no tienen ningún tapujo en compartir actos con gobernadores asesinos de ciudadanos que reclamaban lo que les correspondía.  Nos han refregado en la cara que somos unos idiotas serviles por haberla pasado bien con el uno a uno, mientras ellos la pasan mucho mejor con miles de muertos de hambre acumulados en menos de una década. 

Nos vendieron la militancia comprometida de la década del setenta y los únicos documentos que existen de ellos en aquellos años, son pedidos de ejecución hipotecaria a laburantes agobiados por tasas de interés usurarias. Nos han enchufado la patria de la educación como prioridad y la libre protesta social, cuando utilizaron una y otra vez el poder represivo del Estado para reventarle la cabeza a bastonazos a cuanto docente se atreviera a levantar un dedo para quejarse. Nos han llenado los huevos con la creencia de que a las Madres de la Plaza el pueblo las abraza y terminaron con un escándalo que deja a María Julia como una quinceañera de shopping en comparación con Hebe. 

Nos han boludeado con el armado de operaciones de prensa con la cooperación de Clarín y, cuando la amistad se acabó, Magnetto dejó de ser un gran socio de negocios para convertirse en el embajador de mandinga en Buenos Aires. Nos bombardearon durante semanas con el temita de Papel Prensa y no pudieron probar ni la marca de cigarrillos que fumaba Graiver. Al no resultar, nos taladraron con el derecho a la identidad y utilizaron a las Abuelas de Plaza de Mayo como caballito de batalla para reventar al grupo Clarín y los estudios de ADN les salieron peor que un examen de alcoholemia a Diana Conti. Nos han dicho que había Néstor para rato y el rato duró dos semanas. 

Si nos hicieron creer todo esto y les salió mal ¿Cómo voy a creer que ganan fácil?

Miércoles. Están en extinción.

lunes, 18 de julio de 2011

Debate Marketinero

Cris no emboca una. Luego de sufrir una derrota estrepitosa en Capital, recibir el negativo de todos los cotejos de ADN de los Noble Herrera y enterarse de que se va a recibir de abuela antes que de abogada; la Selección de Fútbol fue eliminada de la Copa América por Uruguay. Pero como en este país nadie presta atención a lo que resulta importante, puede que esta semana se encuentre otro punto de distracción y nos centremos en un debate sin trincheras para intentar saber por qué le dicen "Manguera" al marido de Juanita. 

Fiel al Síndrome de Dispersión de la Atención que nos ha invadido en los últimos años, nos fijamos en pelotudeces antes que en las cuestiones de fondo. Que aparezcan carteles pidiendo "Volvé Diego" al día siguiente de un fracaso futbolístico, ya no sorprende a nadie. En un país donde una mina que arrastra traumas emocionales irresueltos, es considerada una estadista por decir incoherencias en cadena nacional dos veces al mes, es lógico que un inútil bocón sea el mejor técnico que podamos pedir para un conjunto que nos representa a nivel internacional. 

Hablar de fobal no es en vano. Somos un pueblo mayoritariamente apasionado por el deporte del balompié y, por ende, el mismo nos sirve de reflejo. El "se juega como se vive", eslogan utilizado por Canal 7 durante el mundial, es absolutamente cierto: al mejor plantel de los últimos tiempos lo pusimos en manos de un tipo que se cree estratega por hablar mierdas de sus colegas. El problema de esta forma de vivir es que, en algún momento, las cosas salen como tenían que salir -mal- y queda en evidencia la realidad. 

El jueves estuvo Alberto Fernández en TN, donde habló de diversos temas relacionados con el 14% obtenido por la lista del Frente para la Victoria en las últimas elecciones porteñas. Allí, el ex Jefe de Gabinete, acusó al PRO de haber vaciado de contenido político la contienda electoral. Si bien coincido en que repartir globos multicolores en las esquinas no da el perfil de un debate de ideas, y que el uso y abuso de gerundios en gráficas de campaña son irritantes para quienes luchamos contra la extinción de la lengua castellana, también es cierto que el vaciamiento ideológico comenzó mucho antes y no, precisamente, por culpa de Durán Barba.

Por cada funcionario del PRO que habla de resolverle los problemas a los ciudadanos de Buenos Aires (cada vez que se les pregunta por alguna contradicción entre lo que dicen y lo que hacen), hay otro del kirchnerismo que sostiene que sus propias cagadas son fruto de una conspiración de la corpo mediática para desestabilizar al gobierno Nac&Pop. Por cada discurso de Mauri diciendo que todo se le hace más lento porque el Gobierno Nacional le pone palos en la rueda, hay uno de Cristina quejándose de que todo le cuesta el doble porque es mujer y otro de Pino protestando porque nadie quiere combatir el saqueo petrolífero de San Telmo. Mientras que desde el PRO acusan al kirchnerismo de tener actitudes totalitarias, los kirchneristas afirman que Macri es facho, Pino dice que Macri es un neoliberal y el kirchnerismo una traición a la patria, y el Partido Obrero dice que son todos unos nazis.

En la última campaña local, el PRO centró su comunicación en breves spots que mostraban gestión, para luego destinar la mayor parte de la propaganda al "Juntos Venimos Bien". En la vereda de enfrente, donde se quejan de la falta de propuestas, utilizaron el 10% de la campaña para mostrar lo que Macri prometió y no hizo, y el resto se resumió en una manifestación erótica y viril con el lema "Llegan los que Sí Pueden". Ante este panorama, cuesta encontrar quién tiene argumentos políticos y quién no.

Hace tiempo que en el afán de encontrar formas originales para hacer campaña, quienes caminamos por la calle vivimos situaciones que nos hacen dudar de la salud mental de quienes las propusieron. Por increíble que parezca, es obvio que algunas dieron resultado y esto se vio trasladado a la bronca de quienes perdieron, que no tuvieron la mínima intención de ocultarla. Fabricaron un merchandising que incluye pingüinos inflables, confeccionaron remeras del logo del multimedios con el clarín en el ojete, ridiculizaron a Kirchner al crear el Nestornauta, durante el conflicto agropecuario protestaron disfrazados de huevos y en cada acto donde haya un micrófono, hay que tolerar a Johnny Tolengo Boudou, que insiste en mostrar sus dudosas habilidades rockeras. Eso sí, a la hora de la discusión, no tienen problemas en acusar de ridículos a los militantes, candidatos y funcionarios del PRO. 

El debate de ideas dejó de existir hace rato, por aburrido, monotemático y porque a nadie le interesa. Lo que hoy nos pintan como debates televisivos y hasta académicos, no es otra cosa que una sesión de terapia grupal donde los asistentes tratan sus problemas de ego y lloran por la ausencia de quien pica en punta en las encuestas. No existe debate en la imposición de una agenda mediática sobre temas que no son centrales. Por más que inauguren diez Tecnópolis más, no se instalará un debate sobre tecnología, porque mientras de un lado utilizan un Blackberry importado para defender en las redes sociales la política proteccionista del gobierno, desde el otro le recordarán que Ushuahia es un gran Jardín de Infantes donde los trabajadores van a la salita azul a armar los rompecabezas que traen de afuera para venderlos en el mercado interno al mismo precio que el importado. Aunque inunden los discursos hablando de la política desinteresada en materia de derechos humanos, ya no podrán abrir la boca sin que les remarquen que Mamá Hebe verdugueó a los trabajadores despedidos que fueron a pedirle explicaciones por la guita no cobrada. Así insistan en convencernos que el debate de la argentina que viene pasa por acusar a Clarín de mentir, exagerar y conspirar, de ahora en más no faltará el gorila, desestabilizador y golpista con detalles fascistoides que les diga que el único Todo Negativo que existe, es el cotejo de ADN de los hijos de la ex socia económica del kirchnerismo. 

Violencia Racial
Así están las cosas. Mientras algunos hacen alarde de no necesitar debatir políticas para hacer que gobiernan, otros tambalean por haberse sostenido en cortinas de humo que desviaran la atención hacia otro lado y, de paso, les dieran una imagen de compromiso que nunca tuvieron. Primero, se cayó Papel Prensa, luego se descubrió que Hebe no entiende nada sobre el derecho humano al trabajo y la seguridad social, después comprobaron que la desgracia familiar de un hijo de desaparecido no alcanza para compensar su tremenda estupidez política y ahora tienen que lidiar con el fallido tiro de gracia a Clarín. Lejos de acusar recibo de alguno de estos eventos, todo lo pueden justificar. Algunos sueñan con que aparezca Graiver con vida a declarar en la causa de Papel Prensa y, ya que está, informe dónde podemos encontrar a Julio López. Otros, intentan firmar un convenio con Mis Ladrillos para volver a colocar en el mercado las casas de las Madres. Y mientras algunos cráneos piensan en investigar al 86% del electorado que no le puso el votito a Cabandié, ya pudimos escuchar que el temita de los hijos de Herrera de Noble no terminó acá. 

Desde el Gobierno mantuvieron un silencio tal que las opiniones sobre el motivo fueron diversas. Un grupo minoritario de analistas sostiene que no se emitió palabra alguna sobre el tema dado el respeto que tiene la gestión por la búsqueda de la verdad sin revanchismos. Otro sector sostiene que no daba interrumpir el fin de semana para darle bola a estas pelotudeces. Finalmente, la opinión mayoritaria afirma que, en cuanto recuperen el aliento perdido por tanto putear, tendrán algo "demoledor" para decir. 

Quien no quiso quedarse callado y vio en este contratiempo la posibilidad de cautivar a un sector del electorado, fue Daniel Filmus. "Hasta ahora nos comportamos de una manera y nos fue un poco mal", sostuvo el candidatazo del Frente para la Victoria, para luego afirmar que "es hora de probar con técnicas poco ortodoxas". Para mantenerse en esta nueva línea, Danielito hizo algo que en el Cristinómetro arroja el resultado "Me la quiero coser": salió al aire en una radio de Clarín para decir que a Ernestina la prejuzgaron mal, y pidió que cierren la causa cuanto antes. De modo contrario al silencio oficial y a las palabras poco progres de Filmus, otras voces dijeron que todavía falta mucho camino en la investigación por la dudosa adopción de los hijos de Herrera de Noble.  Dentro de poco, puede ser que los nietos no resulten ser tan nietos, y los investigadores empiecen a seguir la pista de que, en realidad, son los padres adoptivos de Ernestina, hijos de algún fusilado en la Semana Trágica. 

Por lo pronto, si esperan un debate sobre cómo combatir las muertes por hambre, los problemas neurológicos generados por la desnutrición, las medidas a adoptar para lograr un sistema capitalista con justicia social, el modelo de país que pretendemos para el futuro y si la empanada lleva o no papa, tendrán que esperar. 

Lunes. La vida es eso que pasa mientras debatís cómo vivirla.

viernes, 15 de julio de 2011

Mitópolis

"Todos se preguntarán por la cámara de fotos que yo tenía, ¿No es cierto? ¿No es cierto que sí, María Laura? ¿Están todos muy intrigados? Esta es la primera cámara digitalizada de una empresa global, como es Kodak, que se fabrica, en la Argentina, más precisamente, en Tierra del Fuego. Así que yo voy a sacar una foto a todos ustedes con esta cámara. Si Dios me ayuda, voy a hacerlo bien. Vamos, sonrían... Ahí estamos"

Para demostrar que es una persona con gran capacidad de previsión, la Presi vanguardista que nos supimos conseguir ya estaba senil desde antes de saber que iba a ser abuela. En un acto en la Casa Rosada, Cris entregó créditos de financiamiento a empresas privadas -como el emporio Bagó- calificando al hecho como "una articulación entre lo público y lo privado". En un futuro no muy lejano, todos seremos estatales. El discurso en sí, no tuvo muchas variaciones a lo que ya venimos escuchando: frases incoherentes, latiguillos reos, guiños a los presentes y el resto destinado en partes iguales a putear a la oposición y a alabar su gesta patriótica de llorar en público por lo que le costó forrarse en guita con la nuestra.

Tan sólo un ratito antes, el monito que le maneja la cuenta de Twitter -sólo un fundamentalista religioso podría tener tanta fe en que una mina que confiesa no saber manejar una cámara digital puede utilizar una red social- había anunciado que Cristina será abuela. Un canto a la vida que da esperanzas a muchos seres humanos: si Máximo pudo ponerla, cualquiera puede. 

Braga Menéndez sostiene que esta noticia es de alto impacto para la imagen positiva de Cristina. Para el vendehumo, a los políticos les conviene mostrarse tal cual son y puso como ejemplo a Scioli, del que todos sabemos vida y obra y aún seguimos sin entender cómo es que sobrevive. El concepto de Braga es interesante, aunque habría que hacer excepciones. A Cristina le convendría dejar de mostrarse como es, porque cada vez que lo ha hecho, ha insultado a los que se le opusieron, ha ninguneado la inteligencia del electorado, le ha faltado el respeto a los que opinan distinto y ha hecho el ridículo tantas veces que cuesta recordar una situación pública que no incluya alguno de estos factores, o todos juntos.

Mostrarse tal cual son, podrá ser beneficioso para desestructurar una imagen almidonada, pero no garantiza nada. Escuchar los chistes que hace Macri o ver como habla y baila, nos remite a intentar saber cómo salió con vida de la Secundaria y no a pensar cuán identificados estamos con su política. Menem siempre expuso su intimidad y fue Presidente una década entera, a pesar de los gatos, la Ferrari, la utilización de la Federal para sacar a Zulema de la Quinta de Olivos y las fotos con la corbata de vincha bailando alrededor de una odalisca. No es la exposición pública de la intimidad lo que nos atrapa de una figura política, sino cuán identificados estamos con ella. 

Como llevaba mucho tiempo sin aparecer por cadena nacional -ocho días- la Presi se mandó una como Dios manda con motivo de la inauguración de Tecnópolis. Arrancó puteando a Macri por no haber permitido que los festejos del bicentenario nacional, popular y federal que se llevó a cabo en la ciudad de Buenos Aires, finalizara con la mentada feria. También lo puteó porque el bloque de consejales del PRO de Vicente López plantearon ridiculeces tales como la falta de habilitación de la obra, entre otras cosas. En una exhibición de lo que ella entiende por sistema republicano, federal y democrático, le solicitó al Jefe de Gobierno porteño que llame a los legisladores comunales de una municipalidad de la provincia de Buenos Aires para que le habiliten la exposición. Lo que no se entendió es por qué le echó la culpa al "diario que no leo porque miento" -sic-si después iba a tomar por cierto tales afirmaciones. Luego de pegarle a Macri unos cinco minutos de corrido, dijo que el gobierno se decidió por Vicente López "porque no le gusta echar culpas a nadie". 

Desmienten que el cohete apunte a Buenos Aires
por cuestiones electorales.
Para demostrar qué tan al tanto se encuentra de la situación política de su espacio a nivel nacional, calificó de "nuestro compañero Daniel Scioli" al mismo Gobernador de la Provincia al que le clavaron dos listas de candidatos que juntan votos para ella, dividiéndole el voto al hombre del jopo de tres rulos. Luego ponderó la actitud del Intendente local, el Japonés García, de quien remarcó que, a pesar de ser radical, es argentino por sobre todas las cosas. A García, también le plantaron una lista paralela. 

Envalentonada por los aplausos del gentío, le agarró el ataque alegre. Así, más contenta que Berlusconi en fiesta de 15, dijo que se congratulaba por ofrecer a los argentinos esta invitación al futuro, para luego clavar el freno de mano y decir que habría querido inaugurarla el año pasado, que fue de tanta alegría y tanta tristeza para ella: "Pero la vida es así. La vida va y viene", como la salud y el amor. Debe ser por eso que lo único que le importa es el dinero. 

Que Argentina organice una feria de tecnología hace suponer que, de un momento a otro, Angola inaugurará la Exposición Internacional de Alimentación Saludable, Japón pondrá en marcha la Feria de la Seguridad Nuclear y la India un Congreso Mundial de Planificación Familiar Responsable. La inauguración de Mitópolis es el mejor resumen que se podría haber hecho sobre el kirchnerismo: la exposición de lo que en la puta vida fueron ni serán, pero que realmente creen que son. Para el éxtasis de quienes tienen que esquivar tres carros cartoneros antes de entrar a la feria de la tecnología, en el lugar podrán disfrutar del moderno Pucará y el Pulqui, con un espacio destinado a la más alta tecnología aérea de latinoamérica: el stand de Brasil. A pesar de la sección destinada al humor del mejor nivel en el área de la tecnología de las Fuerzas Armadas, el gran atractivo de la feria tecnológica argentina es la cápsula con la que sacaron a los 33 mineros chilenos hace un año. 

Algo para ponderar de la muestra es la intención que tienen de explicar algunas incógnitas de la humanidad, tales como "de dónde venimos", "quiénes habitaron antes que nosotros esta tierra" o "dónde está la nafta". En el stand "Energía en Movimiento", podremos comprobar que combustible hay, sólo que no se deja atrapar. Como si se tratara de una muestra de una ONG, también existe un sector en el que nos explican cómo recuperar la cuenca del Riachuelo, aunque a esta altura resultaría más barato dejar que termine de solidificarse el accidente acuífero y convertirlo en avenida, con un bajo costo de inversión. 

Un gran acierto es la inclusión de un stand llamado "Plaza de la Memoria" en una feria supuestamente destinada a la tecnología. Era hora que alguien le diera rango de ciencia al curro ideológico del Gobierno. Grandes ausencias: Lamentablemente para el sector negrero y lactante de la teta del Estado, las innovadoras casitas de Mamá Hebe no permanecieron en la expo, así como tampoco se encuentran los científicos astronómicos que elaboran el índice de precios al consumidor del INDEC. Los que sí se encuentran presentes, aunque fuera del predio, son los pujantes creativos capitalistas callejeros, esos que con una franela, una gorrita y un talonario de rifas, consiguen que los automovilisitas que lograron mover el auto con naftalina diluida en alcohol, les entreguen donaciones monetarias a cambio de indicarles cómo estacionar.

Mitópolis durará hasta una semana después de las elecciones primarias. Lamentablemente, los esqueletos de dinosaurio y los maniquíes no votan, pero ya lo solucionarán. 




Viernes. Si les damos clases de economía y desarrollo sustentable al primer mundo ¿Cómo no íbamos a alardear de nuestra tecnología?

miércoles, 13 de julio de 2011

Se Acabó la Buena Onda

"Luchan por los DDHH y nosotros tenemos
dictadores laborales en nuestro trabajo" Sin palabras.
Tenían todo cocinado, pero se olvidaron el horno prendido. Las hordas kirchneristas ya no emanan esa buena onda que nunca tuvieron pero que, al menos, intentaban negar. Mientras que un grupo de trabajadores de las viviendas de Mamá Hebe reclamaban que les paguen sueldos atrasados, aguinaldos e indemnizaciones por despidos injustificados, las filas de la alegría Nac&Pop estaban en otra y no creyeron necesario hacer el aguante a los trabajadores frente al avance de la patronal. La lucha contra el cerdo capitalista explotador de hermanos latinoamericanos descendientes de pueblos originarios no existe en este caso, como tampoco existió en 2008 cuando se denunciaron situaciones precarias de trabajo en las obras de la Fundación. Si no salió en la tapa de Veintitrés, no pasó y ni siquiera importa que la Gendarmería del gobierno que permite la libre protesta social, haya dispersado a los manifestantes. La monada tiene otras preocupaciones más importantes en la cabeza. 

La idea de que el kirchnerismo hizo una excelente elección no fue creíble ni para el Club de Fans de Orlando Barone y la bronca sale disparada convertida en verborragia, con las consecuencias que trae hablar en caliente Al calificar de retrasados mentales a los porteños por no saber votar, la declaración de Aníbal Fernández quedó como un manifiesto pacifista frente al resto de las opiniones que se emitieron. El director de la biblioteca nacional Horacio González, se quejó de la ausencia del voto limosna, al considerar que el electorado porteño tiene una "ideología tacaña y egoísta" para luego agregar que "es muy difícil ser boliviano en la ciudad de Buenos Aires." Por su parte, el groso Ricardo Nepomniaschy Forster -quien como filósofo hace que José Feimann quede a la altura de Aristóteles- afirmó que el caudal del macrismo está estrechamente vinculado con el cualunquismo de la clase pobre italiana de mediados del siglo XX, y vinculó directamente al electorado con el fascismo. Tales afirmaciones hacen suponer que la discriminación tiene copyright de la derecha ideológica y que habría que salir a matar a los negros ignorantes de los barrios pobres, por el mero hecho ser fachos racistas que no merecen vivir en la patria del modelo de la cadena nacional con base en discursos berretas diversificados.

Por si fuera poco, en Página/12 apareció la opinión de Fito Páez que, seguramente, era esperada por todos los apasionados por la política. El análisis sesudo del frondoso compositor enemigo de la afinación vocal se centró en la consideración de cuán gorila es el porteño, para lo cual llegó a afirmar que siente asco por la mitad de los habitantes de la ciudad de Buenos Aires, para beneplácito de sus vecinos del piso que habita en Avenida del Libertador entre Canning y Salguero.

Sinceramente, las declaraciones de un tipo como Páez me importan menos que cuánto rinde la venta de salamín picado grueso en la ruta 5 a la altura de Calamuchita. Fito, para desilusión de ese sector que le da asco y que llenó sus cuentas de SADAIC a fuerza de poder adquisitivo, es otro exponente del Sindicato de Artistas Desesperados (SAD) cuyos afiliados no logran aceptar el hecho de no ser más masivos y, al preguntarse por dónde pasa lo popular, se suman al discurso uniforme y clasista de un gobierno que dice ser lo que no es.

Filmus, por su parte, trabaja contra reloj para dar vuelta el resultado de la primera vuelta y tuvo la brillante idea de dar a conocer su opinión sobre el resultado: el porteño eligió la continuidad porque al país le va bien. Respecto de las declaraciones de las distinguidas figuras del arco intelectual, tuvo tiempo de agradecer las muestras de apoyo recibidas, para luego afirmar que se encargará de responder una por una, personalmente, mano a mano y sin armas.

Entre los contratiempos que aparecieron en la agenda del candidato del Frente para la Victoria, el más importante es, precisamente, el Frente para la Victoria. El desconcierto generado por el triunfo de Macri en la ciudad de Buenos Aires parece contrastar con las expresiones victoriosas manifestadas por Filmus, Tomada y Cabandié. El triunfalismo conformista del "nos fue mejor que en 2007" no se condice mucho con la bronca desatada contra Juancito por dársela de armador y pretender monopolizar la organización de las listas de la ciudad, obteniendo un magro resultado. La indulgente afirmación "hicimos la mejor elección de la historia del FpV" no tiene indicios de tranquilizar a quienes sienten ganas de empalar al Chino Zannini con un tubo de neón por permitir que un muchacho que no sabe hablar ni para preguntar dónde queda el baño se haya hecho cargo del armado legislativo. Por si fuera poco, cual Lázaro recién resucitado y aún envuelto en harapos, apareció Alberto Fernández, quien no tuvo ningún pudor en acusar a La Cámpora y al gobierno nacional por el resultado electoral. El ex Jefe de Gabinete sostuvo que Cristina le chingó al elegir a dedo a Filmus y de conformar listas de obedientes. Ante la evidencia de un Alberto olvidadizo, quien no recuerda que la elección a dedo del entonces obediente Filmus por sobre Telerman garantizó el triunfo de Macri en 2007, no deja de preocupar el estado de la salud mental del fundador del Grupo Calafate.

Sin embargo, para alegría de quienes nos gusta disfrutar de un buen espectáculo humorístico, desde el Frente para la Victoria insisten en que Filmus se presenta al ballotage. El panorama no garpa para el negocio de las apuestas: Gabriela Cerrutti se fue de vacaciones y Anibal Ibarra se enojó porque no lo dejaron subirse al escenario. Para embarrarla aún más, Pino dejó de quejarse de la falta de debate sobre la actividad minera a cielo abierto de Villa del Parque y pidió que Filmus no se presente a la segunda vuelta. Por su parte, Alfonsín quiso hacerse el misterioso e intentó un dibujo de doble sentido al manifestar que dará libertad de elección a los votantes del radicalismo, aunque si él viviera en la ciudad, no votaría por el kirchnerismo.

Mientras todo esto sucedía, desde el Banco Nacional de Datos Genéticos informaban que el cotejo de ADN de los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble dio negativo. Pobre Cristina, ya nadie siente piedad por ella. Así y todo, en el entorno de la Presi desmienten los rumores de desabastecimiento de Prozac, Rivotril, Valium y Mejoralito en la localidad de Olivos, y sostienen que hay iniciativa política para rato. Sin dormirse en los laureles por el excelentísimo resultado obtenido en la Capital, ya se encuentran en plena labor a toda máquina para revertir el resultado en la segunda vuelta. La nueva paliza ya esta garantizada, pero no les queda otra: o sufren la vergüenza de bajarse o les llenan las urnas de votos asquerosos, gorilones, golpistas y cipayos.

Aunque saben que nada es imposible, ya descartaron por costosa la utilización de una lluvia de napalm sobre las calles porteñas. La intención de computar los asistentes a los festejos por el bicentenario se complicó y, lamentablemente, no existe marco legal que permita dar por válida la última encuesta de Artemio. Si bien algunos funcionarios prenden velas a San Néstor para que el efecto Baires no se desparrame por el resto del país, lo cierto es que la bronca respecto de este resultado -que, dicho sea de paso, no es muy distinto al de 2007- radica en un punto en particular: a excepción de Córdoba, donde De La Sota los durmió, el mismo modelo de armado electoral se aplicó en el resto de los distritos para las elecciones que restan en el año, incluyendo listas colectoras y saturación de muchachos obedientes que desplazan a dirigentes convocantes.

Por si fuera poco, trascendió la orden impuesta a Mariotto para que, una vez electo vicegobernador, destroce la hegemonía justicialista de la legislatura de la provincia de Buenos Aires. Ante este panorama, los que sostienen que los barones del conurbano harán lo mismo que en 2009 y no efectuarán esfuerzos para impedir el corte de boletas, se quedan cortos. Los intendentes de los partidos más populosos ya se dan  cátedra sobre como utilizar una tijera, en cómodas clases que incluyen contenidos como "Seguir la línea de Puntos I y II", "El corte de boleta y su vinculación con el éxito sexual" y "Cirugía Electoral, práctica y teoría comparada".

Para dar vuelta la página y ponerle onda al asunto, la Presi tuvo la tarde llena de actividades vitales para el desarrollo del país, como recibir al plantel de Vélez Sarsfield -campeón del torneo Néstor Kirchner- juntarse con 150 intendentes de la provincia de Santa Fe para ver qué les puede ofrecer antes de las elecciones de esa provincia, y lanzar un programa de precios accesibles para la compra de productos lacteos y carne de cerdo. El Plan Carótida Taponada Para Todos, forma parte de una estrategia de varios niveles: si bien Cris sostiene que en Argentina se come mucha carne vacuna y poca carne de cerdo, los supuestos poderes afrodisíacos de la materia porcina mantendría entretenida a la población. En caso de no funcionar, la acumulación de colesterol en las arterias harán lo necesario para que este país tenga menos garcas inconformistas y desagradecidos con el Gobierno. El ejemplo de "él" finalmente dará resultados satisfactorios.

La jornada se puso más interesante cuando disertó en un acto ante el Presidente de la Corte Suprema. "Hoy es un día en el cual me siento muy completa en todo lo que ha sido mi carrera, digamos, como abogada, como constituyente, como legisladora y ahora como Presidenta," afirmó la loca linda, como si fuera a exhibir su título de abogada. El motivo fue la presentación del Digesto Jurídico Argentino, el cual a la Presi le pareció muy importante porque nadie puede memorizar 32 mil leyes, cuando 3200 son una ganga. Luego de exigir que veamos los avances que ha hecho su gobierno, comparándolo con la ley 94 de 1864 que penaba al funcionario que azotara a un ciudadano -no es joda la comparación- comentó que el digesto se divide en 26 capítulos, lo cual la puso contenta por una feliz coincidencia: "el plan por el cual me recibí de abogada, yo y él -sic- eran 26 materias."

La actividad presidencial finalizó con la tradicional cena de camaradería de las Fuerzas Armadas, a las que les dijo que no da comprar armamento, sino que prefiere que produzcan medicamentos e investiguen en el campo científico. Evidentemente, las falencias demostradas en el campo medicinal -y esos contratiempos judiciales que sufren algunos emprendedores del mundo farmacéutico proveedores del Estado- sumado al poderío armamentístico argentino que ya se encuentra a la altura del que detenta el Vaticano, la llevó a meter un dos en uno: en caso de conflicto, nos defenderemos con jeringazos.

De Filmus no habló, de Macri tampoco, de Cabandié mucho menos. Si no se ve, no existe.



Miércoles. A partir de hoy, la dirección del blog es relatodelpresente.com. Si ingresás con el dominio viejo, no pasa naranja y, durante un tiempo, caerás aquí de todos modos.

lunes, 11 de julio de 2011

Otra Vez

Parte de lo vivido ayer, ya lo vi: Filmus piensa que la Capital es progresista y aún no se dio cuenta, la cúpula del kirchnerismo cree que la ciudad de Buenos Aires es un refugio de extraterrestres e insiste en presentar al marciano Filmus, y Macri que vuelve a medirle el aceite. Sin embargo, la sensación de paramnesia respecto de 2007 no es completa, dado que el contexto político del país es absolutamente distinto.

Convengamos que el Frente Para la Victoria no tenía demasiadas opciones: si no iba Boudou con su intención de voto del 5%, largaban a Tomada que no medía. Una vez ungido Filmus como candidato, comenzaron a trabajar en la campaña en la cual pifiaron de entrada. Suponer que alguien va a votar a un candidato para que el Gobierno Nacional vuelva a ubicar la ciudad de Buenos Aires dentro del mapa argentino, es desconocer la forma de votar del porteño, más adepto a las personas que a las ideas y más vinculado a las acciones que a los partidos. Plantear la campaña desde el discurso del militante, fue un error grosero en el cual cayeron varios, además de Filmus. Y es que, si el porteño fuera un electorado netamente político, no tendría tan bajo porcentaje de afiliados a partidos políticos.

Algunos analistas sostienen que es muy difícil convencer a un electorado tan heterogéneo en el que algunos pueden llevar a la bruja, los hijos, las novias de estos y la mucama a vacacionar en Saint Tropez, otros ofician de fakires al intentar subir al subte en hora pico y el resto cuenta las monedas para comprar cigarrillos sueltos. Esta teoría de heterogeneidad escapa a un hecho irrefutable: Macri ganó en todas las comunas de la ciudad. Lo votaron tanto en Recoleta como en Villa Riachuelo, en Belgrano R y en Soldati, en Las Cañitas y en Pompeya, en Nuñez y en Lugano. Los motivos, obviamente, varían en cada zona desde el punto de vista objetivo. En cambio, yendo a la subjetividad, todos las motivaciones se vinculan a un sólo punto: La identificación con algo. La señora de Recoleta podrá sentirse identificada a nivel estrato social y el laburante de La Boca tendrá para agradecer la puesta en valor de alguna parte del barrio, pero ambos coinciden en una cosa: Hubo una frase, un concepto o un hecho que llevó a que se sientan identificados con el candidato ganador. 

He visto con mis propios ojos a candidatos a legisladores del Frente para la Victoria decir que Macri es un facho clasista por darle obras hidráulicas a los ricachones de la zona norte, lo cual demuestra el desprecio que tiene por los pobres. Se lo dijeron a habitantes de Barracas que caminan todos los días por la nueva Avenida de los Patricios. Creo, puntualmente, que el mayor error de la oposición al PRO en la ciudad fue ir a hablar de luchas sociales y redistribución de la riqueza a un tipo que no le importa quien gobierne mientras pueda tomarse un bondi en una parada iluminada y, en cambio, tiene bien en claro que debe sacar cuentas para llegar a fin de mes por cuestiones ajenas a la administración de la ciudad. Al pobre no le interesa que le recuerden que es pobre, sólo le interesa saber qué van a hacer para modificar algún factor de su realidad.

La decisión de Macri de inclinarse por la reelección local obedeció, en parte, a que no se sentía confiado con los números para competir por la presidencia, y otra parte a que tampoco le daban las cuentas para preservar la ciudad. Si bien, en un principio, pensó en Rodríguez Larreta, suponer que desde el kirchnerismo impulsarían a Filmus, hizo prever que el pelado tendría una lucha épica por ganar en el terreno de quién es el candidato menos carismático y con mayor cara graciosa. Consciente de que es preferible conservar una trinchera que arriesgarlo todo, fue por la reelección local. 

La jornada arrancó como Dios manda: viejos que hacen cola desde las siete de la matina para votar, autoridades de mesa ausentes, votantes que se quieren pegar un tiro en la entrepierna al quedar abrochados el resto del día, fuerzas de seguridad que forrean gratuitamente a los electores y fiscales de mesa que tratan mal a todos por las dudas. La novedad de tener mesas mixtas fue bien recibida por el INADI, no así por los votantes. Ellas que se quejaron de la falta de caballerosidad de los hombres, mientras ellos querían pasar a mejor vida cuando les tocaba una cola con tres señoras que se conocían del barrio. Contrariamente a lo que uno podría suponer, no se registraron lágrimas de emoción entre los votantes al poder elegir autoridades comunales por primera vez.

Desde temprano Filmus recibió ofrendas florales y propuestas de
misas de exequias.
En un último intento por justificar la que se lleva por vender humo, Artemio se hizo el pícaro una vez más y violó la veda electoral con su pronóstico: Macri 43,9%, contra Filmus 31,2%. Le pifió un dígito -el decimal- y los 10 puntos de distancia se convirtieron en 20, con lo cual el candidato del PRO quedó al borde de zafar del ballotage. Y así fue como, a las 21,00 horas, se conocieron los primeros datos, lo que llevó a que los seguidores de Macri empezaran a festejar en Costa Salguero. No fue idéntica la repercusión en el bunker de Filmus y, a medida que pasaban las horas, algunos esperaban la llegada de alguna que otra corona a nombre de "tus amigos". Todos afirmaron que, hasta no tener una tendencia irreversible, nadie hablaría. La primera en aparecer fue la Giudici, pero a nadie le importó. Luego llegó el turno de Carrió, a quien tuvieron que practicarle masajes para reacomodarle la mandíbula, con lo que demostró que prefiere que gane Silvia Süller antes que el kirchnerismo. El tercero en dar la cara fue Pino, que demoró su aparición porque estaba durmiendo una siestita -no es joda- y enseguida se puso a hablar de minería, industria naval, políticas petroleras y, cuando desde abajo le pedían que vuelva al nicho, agradeció a la muchachada que lo acompañó en este lograzo. 

Sinceramente ¿Había necesidad?
Mientras en 678 hacían conjeturas sobre los 20 puntos de Macri que en octubre votarían por Cristina, Barone decía que nadie había ganado porque todavía no pasó el ballotage, y Filmus denunciaba haber ganado en una mesa de Versalles, el actual Jefe de Gobierno salió a festejar con su audiencia, acompañado de Larreta, Bergman, Vidal, Marcos Peña y Miguel Torres del Sel. Su discurso de conciliación contrastó claramente con su expresión de satisfacción sexual y, para vergüenza de propios y ajenos, terminó sacudiéndose a 220 en algo que él presume de ser un baile.

Para calmar la ansiedad de la otra vereda, antes que apareciera Filmus habló Garré. La Ministra del Plan Cinturón Sur llevó tranquilidad a las filas kirchneristas al afirmar "quizás los que no nos votaron en la primera, nos voten en la segunda, puede ser ¿No? Quién sabe".  Al mismo tiempo, desde la Quinta de Olivos evaluaban la posibilidad de modificar el eslogan "Aquí también la Nación Crece" por un corregido y vengativo "Acá la Nación no crece ni Mierda"

Mientras Randazzo preguntaba si daba para hacer la gran Fabiana Ríos e ir a festejar el triunfo K de Macri, Filmus quiso demostrar cuánto aprendió de "él" y dio la cara cuando la diferencia ya lo sepultaba debajo de los 28 puntos. Su discurso estuvo a la altura: no perdieron sino que hicieron la mejor elección de la historia del Frente para la Victoria en la ciudad de Buenos Aires. Con la cara de terrier sarnoso a la que nos tiene acostumbrados, el candidato kirchnerista dio un discurso sobre la historia de la ciudad de Buenos Aires, recordó la lucha de las Madres y agradeció a Cristina por el resultado obtenido. Si lo hubiera asesorado Durán Barba, no podría haber espantado tantos indecisos. Finalizó pidiendo el voto a los electores que no optaron por Macri, a los que votaron en blanco, a los que impugnaron, a los que no fueron a votar y a los que tienen doble personalidad. Al mismo tiempo que Filmus daba su discurso, Julio Piumato anunció desde su cuenta de twitter el resultado final -47,1 a 27,8- a lo que agregó un escueto "sin palabras," para luego remarcar que la mayoría de los militantes que fiscalizaron las mesas los puso la CGT. Para finalizar, el sindicalista de los judiciales le preguntó públicamente a Hernán Brienza si cuando dijo que la diferencia era de 10 a 8 puntos, no habrá querido decir 18. A esta altura, si Filmus insiste en presentarse al ballotage, más que muestra de civismo hace suponer que es un goloso, vicioso y ninfómano.

Mientras en la Rosada evalúan matar dos pájaros de un tiro y entregar la ciudad de Buenos Aires en permuta por las Islas Malvinas, algunos empiezan a preocuparse por una lectura que nadie se atrevió a hacer: Cabandié, ícono de La Cámpora, emblema del progresismo de derechos humanos de autor y sinónimo de la juventud kirchnerista, sacó la mitad de los votos de Filmus. Si bien los politólogos se debaten en denominar al fenómeno como corte de boleta correctivo, corte antisalame o corte escarmiento, lo cierto es que el sistema de colectoras no sumó nada al plan electoral y destrozó la bancada del Frente para la Victoria en la Legislatura Porteña. Algunos candidatos que hasta hace no mucho tiempo jugaban en las filas del PJ, se sumaron al PRO y ganaron en sus comunas.

Peligrosamente para los planes de Cristina, esta misma técnica la aplicó en todos los distritos electorales del país, incluso en la provincia de Buenos Aires, al imponer como candidato a Vicegobernador a Gabriel Mariotto -un tipo tan impresentable que hace que Scioli quede a la altura de Charles De Gaulle- y al sacar de las listas a históricos dirigentes de todas las secciones electorales, para colocar en sus lugares a pibes que estaban a los toques en Facebook hace no menos de dos años. Si a ello le añadimos el detalle de que en la provincia también habilitaron colectoras y recordamos el comportamiento del electorado que en 2009 fue a votar con tijeras, gillette y tramontinas, se podría asegurar que el Chino Zannini será un bocho en encontrar los huecos para destrozar toda lógica del derecho administrativo, pero como armador político tiene menos culo que River.

Oído por ahí: Filmus, perdiste contra un tipo que hizo el ridículo cantando Queen, que baila como manequí en terremoto y casi se muere asfixiado con un bigote de utilería. Contra eso perdiste, Filmus.





Lunes. Vi votar a un señor de 92 años. Es más que lógico: Las generaciones que siguieron, no tenemos idea lo que vale vivir en democracia.

viernes, 8 de julio de 2011

Olvidadiza

La obra teatral "Monólogos de la Viuda Alegre" llevó su gira a Parque Patricios. En el Complejo Médico Policial Churruca-Visca, hubo 30 artistas en escena, con la presencia de los animadores de velorios Daniel Filmus, el galán de barrio Cabandié, el teenager Boudou y hasta la transformista Nilda Garré. Ante el delirio de los fans, que pasaron sus vidas tratando de facho y "bigote" a todo aquel que tuviera algún familiar que alguna vez haya utilizado un uniforme, la primera figura Cristina Fernández tomó el micrófono, bebió agua, y comenzó su show.

Nos contó de la historia del nombre del complejo médico, aduciendo a que se llama así gracias al aporte de la hija de Bartolomé Churruca y del señor Visca, que tenía una lechería frente al Departamento de Policía. Sorprendidísima, habló de la historia de la sanidad policial y de la "inversión privada" para la construcción del nosocomio, lo cual le pareció genial y divino. Obviamente, entre la historia que le pasaron para leer a la tarde, se olvidaron de mencionarle algunos detalles. El fundador de la División Sanidad de la actual Policía Federal, fue el Coronel Ramón Falcón, cuyo nombre denominaba a la escuela de cadetes hasta que a Nilda le pareció una buena medida para combatir la inseguridad la eliminación del mismo. Tampoco mencionó que la donación de los terrenos fue hecha en el gobierno de Agustín Justo, que el inicio de la construcción del Churruca se dio en la gestión de Ortiz y que fue inaugurado por el presidente de facto Ramírez. Mucho menos se le ocurrió mencionar que el edificio Visca fue inaugurado en el gobierno de Videla, pero no se puede pedir mucho a una mina que considera que una donación altruista, sin fines de lucro, es una inversión privada.

Lo lindo es que utilizó el ejemplo de los "inversores" para dar inicio a la descripción de su maravillosa obra de reacondicionamiento y compra de equipos para el complejo. Por un momento se me paralizó el corazón, imaginando que iba a donar al menos cinco carteras para comprar un tomógrafo, pero me volvió el alma al cuerpo cuando me di cuenta que toda su benevolencia es con plata del Estado. Para demostrar que la obra que anunció no tiene nada que ver con fin electoral alguno, informó que se pondrá en marcha recién dentro de 150 días, o sea, el lunes 12 de diciembre de 2011, primer día hábil del futuro gobierno. 

En un claro desconocimiento, la burra que nos vendieron como gran oradora, dijo que las obras son para toda la familia policial, y no para las altas jerarquías en perjuicio de la tropa de suboficiales. Cualquiera que quiera interiorizarse sobre como funciona el Churruca, no tiene más que hacer lo que hizo este servidor: levantar el teléfono, llamar al conmutador del Hospital y preguntar dónde se atiende la esposa del Cabo Gómez por un tratamiento de conducto, para luego preguntar dónde le practican el mismo procedimiento odontólogico al Comisario Pérez. La respuesta, claro está, es la misma.

Como el tema policial no daba para más, tiró rapidito los números de la inversión y pasó a algo más divertido: pegarle a la Prensa. Nos informó que a la mañana le habían llevado una copia de la disposición de un Juez que recaratulaba el incendio del ferrocarril Sarmiento de mayo pasado, calificándolo como Asociación Ilícita. Para la delicia de los oyentes, se quejó de que gran parte de la prensa había mentido para defender sus intereses económicos, afirmando que el incendio había sido espontáneo por la bronca de los pasajeros ante el mal servicio prestado.

Ante este panorama, y dado que algunos me tratan de poco objetivo, parcial, desestabilizador, gorila, golpista y fan de Pablito Ruiz, cabe hacer un pequeño ejercicio, quizás innecesario, pero no por ello menos divertido.

Estoy de acuerdo con que le den pelota al hospital policial ¿Por qué estaría en contra? Ahora, convertir algo que tendría que ser habitual, correcto y normal en un acto político para que la trastornada se sienta alabada, querida y más cerca del Olimpo, me genera un poco de escozor alérgico. Quizás porque soy de esos que no creen que haya que felicitar a quien hace lo que corresponde, lo que se le pidió y por lo que le están pagando. Otro poco porque miro el calendario y veo que ya se nos está yendo el 2011 y ellos llevan 8 años en el poder, más que suficiente para dejar de echarle la culpa a gobiernos pretéritos por cosas que ellos tampoco han hecho. Resumiendo: no están reconstruyendo Haití después del terremoto y con tres latas de conserva en el Banco Central. Están administrando la república exportadora de la soja a 490 dólares desde 2003.

Que el incendio de los trenes del Sarmiento hayan sido actos de vandalismo premeditado, no habilita a la Presi a decir que "ahora hay inconvenientes para el transporte cuando los trenes de ultísima generación que habíamos comprado podrían permitir que la gente viaje bien". Mucho menos cuando se ha comprado con la nuestra material ferroviario que no es otra cosa que chatarra, comprada como chatarra a un país que lo sacó de circulación por chatarra. Cualquiera que se tome el Roca, a la altura de Gerli podrá ver algunas de las modernísimas unidades adquiridas por el grosso de Jaime en la módica suma de 25 millones, para que terminen de descomponerse al aire libre, decorando el paisaje ferroviario. Decir que si la gente no viaja bien, es por culpa de un incendio ferroviario, es reirse en la cara de los usuarios de cualquier ferrocarril urbano. El Mitre, si no descarrila, choca. En el San Martín no está bueno viajar en el furgón para no terminar como mecánico forzado debajo de la locomotora de otra formación. Para viajar en el Belgrano Norte, conviene consultar con una vidente a ver qué onda con los horarios del día. En el Sarmiento se viaja tan poco que un pasajero tose y otros tres se caen por la ventana. En el bendito Roca, es mejor subir con una mochila de oxígeno y un calzón de lata para no morir violado y asfixiado, sin importar el orden de los factores. Y mejor no hablo del Belgrano Sur, más cercano a un circuito de turismo aventura que a un medio de transporte público.

Cuando Cristina dijo "les puedo asegurar que he sido rebelde y que he sido revoltosa, pero nunca se me ocurrió prenderles fuego porque me dejaron media hora y ustedes saben que nadie prende fuego nada porque tarde media hora o una hora" me sentí totalmente de acuerdo. Nadie tiene ganas de prender fuego un tren por media hora de demora. El problema es cuando el tren no llega a horario, cancelan servicios "por problemas técnicos," si tocó uno de ultísima generación con aire acondicionado hay que ponerse un piloto porque no sólo no enfría sino que larga duchas de agua -¿será un servicio al pasajero?- si se viaja en invierno, hay que colocarse un diario en el pecho para no morir de una pulmonía; las mujeres deben tomar pastillas anticonceptivas para viajar en horario pico, se llega tarde o no se llega a destino y pasa todos los días de la semana, todas las semanas del mes, todos los meses del año y desde hace ya demasiado tiempo. 

Claro, si se viaja en helicóptero desde la Rosada hasta Olivos, es más que factible la percepción de una viaje de obreros de viaje al trabajo en tren, felices y sentados mientras cantan a coro Do Re Mi de la Novicia Rebelde 



Elecciones Porteñas 2011:

Este domingo se llevan a cabo los comicios para elegir el Jefe de Gobierno para el período 2011-2015, siendo que también se vota por primera vez para elegir autoridades comunales. Para quien no tiene la más pálida idea de que se trata el tema de las comunas -7 de cada 10 porteños- les informo que es una idea que tuvo el cráneo de Roy Cortina para burocratizar aún más el sistema de administración porteño. La idea es así: se divide la Ciudad en 15 comunas que se reparten geográficamente los 48 barrios reconocidos por ley. Cada Comuna tendrá una Junta Comunal compuesta de siete integrantes, percibiendo cada uno de ellos el 60% de lo que cobra un Legislador Porteño, o sea, 6 luquitas mensuales. La elección de estos entes destinados, entre otras cosas, a la administración de las obras de menor importancia, el mantenimiento de los espacios verdes que se encuentran en su jurisdicción y la redacción de sus propios anteproyectos presupuestarios para que los apruebe la Legislatura, se efectúa en el mismo sobre en el que se deposita la lista de Jefe de Gobierno y de Legisladores. 

Confusión
Siendo que son pocos los que tienen conocimiento sobre el tema -y mucho menos los que le dan pelota- es probable que esta primera elección comunal, atada a la general, perjudique en gran medida a los partidos chicos, que son quienes más laburo comunal han llevado a cabo. Es probable que la composición de cada comuna quede vinculada al resultado general y, siendo que las Comuna son de jurisdicción única, será bastante entretenido ver cómo se llevan los vecinos del PRO con los del kirchnerismo y demás partidos en una reunión barrial. Sin embargo, es dable destacar que esto configura una posibilidad única de meter funcionarios con participación para los candidatos con menos intención de voto.

En cuanto a la elección del Jefe de Gobierno, el panorama es más divertido: El aumento del costo de vida y el acceso a la vivienda son las principales preocupaciones que tienen en cuenta los argentinos en su evaluación del Gobierno Nacional. En cambio, a nivel local, el porteño, aunque tiene las mismas inquietudes, diferencia claramente qué es competencia de la Nación y qué pertenece a la órbita administrativa de la ciudad de Buenos Aires.. La mitad de los habitantes de la Capital cree que la ciudad continuará mejorando y el  65% cree que la actual gestión sabe cómo resolver los problema, al tiempo que consideran que necesita de más tiempo para llevarlo a cabo, dato que no es para nada menor. 

Cuando desde el Gobierno Nacional encararon para el lado de la inseguridad, con la creencia de que alcanzaba con llenar de policias, prefectos y genadarmes la zona sur, no tuvieron en cuenta un pequeño detalle: Si bien 6 de cada 10 porteños considera que el mayor problema de la Ciudad es la inseguridad, casualmente es la misma cantidad de gente que sostiene que la Federal debería dejar de estar en manos de la Nación y pasar a la órbita local. 

Cuando todos los candidatos fundamentaron sus ataques a la actual gestión desde el punto de vista de la educación pública, demostraron que les faltó caminar la calle: Sólo 1 de cada 10 habitantes porteños la considera una prioridad. Si hay algo de lo que sí se quejan la mayoría de los habitantes -y que sólo fue levantado en campaña por López Murphy y Jorge Telerman- es de las altas tarifas a pagar en concepto de alumbrado, barrido y limpieza, cuando Macri había prometido no aumentarlas y ya clavó tres incrementos en una gestión. 

En la actualidad, las diversas encuestas de intención de voto para las elecciones de este domingo, vaticinan la inevitabilidad de una segunda vuelta de la que participarían Macri y Filmus, aunque también dan por sentado que el actual Jefe de Gobierno renovaría su cargo por otro período. Sin embargo, teniendo en cuenta que a una semana de las elecciones pasó de estar a un par de puntitos del 40% a quebrar esa barrera, las apuestas para este domingo pasan por si gana o no en primera vuelta. 

Si bien el Estatuto de la Ciudad de Buenos Aires sostiene que, para escapar al ballotage, un candidato tiene que sacar el 50+1, también es necesario tener en cuenta todos los factores detallados en los párrafos anteriores y el detalle de que Macri tiene un 52% de imagen positiva, siendo que el 38% no lo votaría. En relación a las encuestas propiamente dichas, en caso de darle la derecha a las que sostienen que la diferencia entre Macri y Filmus es inferior a los 10 puntos, el ballotage sería una película de suspenso. Si, en cambio, las válidas resultan ser las que dan una diferencia superior a los 10 puntos entre el candidato del PRO y el del Frente para la Victoria, el panorama cambia, haciéndose cada vez más irreversible a medida que se estira la distancia entre ellos en la primera ronda. El detalle de que los indecisos constituyen, también, el 10% del padrón, hace que todo sea más entretenido aún. 

La cantidad de candidatos a Jefe de Gobierno que se presentan este domingo empujaron un poco a Filmus, dado que -sacando contadísimas excepciones- la mayoría le resta caudal a Macri, el cual volvería a él en una segunda vuelta. Basta con ver el discurso unánime de desprecio hacia la gestión Nacional y el trato de delegado a Filmus, mientras que a Macri le endilgan cuestiones de gestión, sacando a la copada de Bregman que se quedó en la III internacional. 

La intención de nacionalizar la elección no es un invento de la oposición, sino del propio kirchnerismo que ha fundado la campaña de Filmus en la integración de la Ciudad al proyecto nacional. Erróneo o no, si bien la imagen positiva de Cristina en la ciudad de Buenos Aires pasa los 40 puntos, la intención de voto hacia ella en la misma ciudad, no supera el 30%. Así como algunos sienten simpatía por el Bambino Veira pero no dejaría a sus hijos al cuidado del ex jugador, algunos diferencian la simpatía personal de una intención de voto. Filmus no escapa a esta lógica, sumando un lastre aún mayor: el paso por la gestión de Ibarra.



Viernes. Si sos porteño, no seas incivilizado y este domingo andá a votar. Si sos del conurbano, este sábado no pretendas salir de joda por Baires porque no vas a encontrar a nadie. Si la ves de afuera, comprá facturas, cargá el termo y sentate a disfrutar un espectáculo único.